¡Venezuela se respeta!

¡VENEZUELA SE RESPETA!

El Gobierno venezolano responsable de la construcción de la Venezuela socialista bolivariana y cristiana está obligado, como Jesús, a utilizar la espada para exigir respeto y mantener la paz con nuestra vecina Colombia.

Para nadie es un misterio el deplorable papel que han venido jugando la oligarquía y el gobierno colombiano en el contexto latinoamericano desde tiempos de Simón Bolívar. Apéndices de los amos del gran capital, han desconocido sistemáticamente las necesidades, intereses y derechos de su propio pueblo, han expoliado a sus campesinos e indígenas, han aplastado por la fuerza todo intento libertario, han cedido el territorio de todos los colombianos al narcotráfico y a los perros de la guerra, y se han erigido en la punta de lanza del imperio contra los países progresistas del continente.

En el caso de Venezuela desde hace décadas las elites colombianas han provocado y tratado de capitalizar políticamente distinto tipo de problemas fronterizos y, copiando la estrategia británica contra China, han inducido el consumo de drogas en nuestro país con las consecuentes implicaciones sanitarias y delictivas. A partir del triunfo del Comandante Chávez, han liderado la campaña de desprestigio contra nuestro país, han acogido a venezolanos fugitivos de la justicia, nos han llenado de paramilitares y han aupado toda clase de terrorismo, dejando asomar engañosamente como único agresor visible al Uribismo.

También han logrado convertir la inmigración espontanea de colombianos en una verdadera invasión. En sus artículos La Nueva Gran Colombia I y II el Padre Renaud destaca que, a pesar de que una nación no puede soportar más de 7 % de extranjeros nativos de un país vecino sin sentirse atropellada, la proporción de los colombianos en Venezuela alcanza a un 16 y un 20% en zonas estratégicas y a más de a más 30% de la población total en Petare, con consecuencias negativas para los nacionales.

Estos fenómenos deben ser enfrentados integralmente, como se está haciendo con el narcotráfico y el contrabando, tanto para defender la soberanía del país como para evitar que prosperen sentimientos y enfrentamientos xenofóbicos con los colombianos de buen vivir, producto de la hostilidad permanente de la clase dominante del vecino país hacia Venezuela y los venezolanos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1298 veces.



Mariadela Villanueva

Analista y comunicadora. Socialista y chavista. Firme creyente del poder popular

 mariadelav@gmail.com      @mariadvillanuev

Visite el perfil de Mariadela Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Villanueva

Mariadela Villanueva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /venezuelaexterior/a195593.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO