Pildoritas 70 (año VII)

Otra vez Vargas Llosa

Otra vez Vargas Llosa, quien si fuese sólo un gran escritor, que lo es, no habría razón para tener que salir a comentar lo feo que le queda prestarse para venir a este país, en donde supuestamente existe una dictadura tan terrible, que viene como Pedro por su casa, como ha venido y anuncia que vuelve, a despotricar contra el orden establecido por voluntad de la mayoría de los venezolanos.

Buen novelista pero pésimo político que en su país intentó y no pudo ser presidente y pareciera que ello le frustró de tal manera, que no desaprovecha la oportunidad de figurar como lacayo de causas que ya van en retroceso en cada vez más pueblos de este y otros continentes.

Por otro lado le queda muy mal el papel de muleta para lo que le va utilizar la derecha de aquí, en un intento por lograr la atención que ella no puede por su incapacidad, sus métodos, su falta de programa, proyecto y discurso, que le han convertido en la oposición más derrotada del globo, tanto en el frente electoral como en la violencia e intentos de subvertir el orden en no pocas oportunidades para salir siempre con las tablas en la cabeza, igual que otra vez va a salir el invitado de lujo (¿?) que trae la derecha.-

Eso de recurrir a personajes que no tienen en su mente más que la capacidad para contar o inventar historias noveladas de calidad, pero que son analfabetas en la política, como lo ha demostrado el novelista y que además es tan poco el amor que tiene a su patria de origen, para adoptar la de un país europeo como España, es algo que le demerita para venir a echársela de gran cacao y ser vocero de quienes por ningún medio y menos por el de la persuasión con argumentos válidos, ha logrado convencer al pueblo de Bolívar y de Chávez.

Así que esta vez como en otras oportunidades anteriores, este señor lo que viene es a hacer turismo y a seguramente a llevarse una buena tajada de dólares como vocero del imperio en su afán por, de alguna manera, dar a la traste con un gobierno que con su gestión e inclusión de los siempre excluidos, es un ejemplo para el mundo y hace que al capitalismo decadente se le vean cada vez más pronunciadas las costuras de su rechazo a nivel mundial.-


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1430 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: