Santos infiltra el gobierno de Chávez.

Profundizar el socialismo significa “meter el ojo” como dijo el presidente Chávez a las actividades comerciales de Coca Cola, Pepsi Cola, Nestlé, Parmalat, Johnson & Johnson, Glaxo Smith Kline, Knorro Unilever, con la ley de precios que controla alimentos, higiene personal y del hogar, repuestos automotrices, medicamentos y servicios de salud, es decir el corazón del capitalismo funcionado en Venezuela, “llego la hora de una gran tarea en defensa de la economía” manifestó el presidente Chávez, para controlar la especulación y la inflación elementos que no permitían un mayor cambio financiero en el proceso revolucionario; esto significa una perdida política para Washington en su fin de sacar del poder a Chávez, así, solo le quedaría la vía militar en donde Colombia juega un importante papel con las bases militares estadounidenses.

La política se mueve en arenas movedizas por lo tanto la política no es limpia mas si viene de un hijo de perra como Santos, sus promesas no son garantía de nada, de alguna manera tiene que pagar el TLC, Santos tiene la escuela de Uribe, si no consigue algo a la primera envía pruebas falsas a las Cortes Internacionales involucrando a Venezuela con el terrorismo.

Ser honesto presidente Chávez le ha traído un saco de problemas porque la verdad es variable y porque no basta ser honesto hay que parecerlo y Santos no lo es ni lo parece, ahí esta esa sonrisa burlona cuando usted manifestaba sentirse colombiano y que tenían que ayudarse mutuamente con la verdad ante todo, el aplauso falso y la hipócrita sonrisa delatan a un asesino contumaz infiltrado en UNASUR.

La ciencia política investiga y reflexiona sobre el socialismo del siglo XXI nacido en Venezuela, es tema de análisis la innovación y los experimentos políticos sociales llevados a cabo por Caracas, cambios revolucionarios la ley de arriendo, de precios, las mesas de trabajo, las misiones, los consejos comunales y otros, que falta mucho por pulir es otra cosa, cambios que no gustan a los capitalistas cuyo sistema arrastra crisis tras crisis desde su origen; el socialismo del siglo XXI no solo busca diferenciarse de las fracasadas experiencias socialistas de los siglos XIX y XX sino también enseñar al mundo que otra democracia si es posible; Venezuela ejecuta un experimento de mas de una década lo cual evidencia la adhesión de un importante segmento de la población por su relación directa con las masas que sienten como su situación de vida mejora y acerca un modelo social que rinde sus frutos en la lucha contra la pobreza y la desigualdad.

Se heredo del viejo socialismo la orientación a la planificación centralizada que lleva a Venezuela a un crecimiento económico y social sostenido, sin pausa, permiten obras publicas grandes, enormes, medianas y de todos los tamaños que, fortalecen al ejecutivo y al presidente en la participación electoral y política con el Polo Patriótico para las elecciones del 2012 ante la mirada tonta y sin remedio de la oposición que busca en Uribe, a su nuevo estratega, porque, la revolución moderna se mide justamente en función del desarrollo político-económico y por el mejoramiento de la calidad de vida de su pueblo con derechos y decisiones construidas colectivamente, realidad que esta muy lejos de ser verdad en Colombia y EEUU.

Es en este momento en donde el capitalismo, liberalismo y socialismo se enfrentan buscando eliminar el principio de inequidad que caracteriza al capitalismo, y a un liberalismo cuya expresión de revolución no paso de la proyección de superar la desigualdad, el socialismo, en cambio, proyecta el autogobierno rompiendo con las lógicas verticales, paternalistas, para profundizar los cambios permitiendo el desarrollo, adaptándose, adecuándolas y perfeccionándolas, ahí, entra Santos infiltrando al gobierno de Miraflores, su misión, destruir, misma labor incompleta de Uribe.

La presión desde las alturas de Washington precipito la reanudación de las relaciones entre Colombia y Venezuela. Las elecciones presidenciales se efectuaran tanto en Venezuela y EEUU en el 2012. No se sabe si el modelo socialista será bolivariano o por el contrario, la ansiedad, las amenazas y el acercamiento con la Iglesia por la enfermedad gestara otro modelo distinto del socialismo venezolano adaptado a las nuevas épocas, de momento, las relaciones con Bogotá solo han traído convulsión y caos, las relaciones con el plan Colombia son una apuesta incierta, navegar en las aguas turbias de un país satélite estadounidense solo sirve para que naveguen políticos ligados a la Iglesia, firmemente anclada con el poder imperial.

Vemos como se desmoronan los viejos socialismos ante la presión internacional que trabaja arduamente con ayuda de la ONU sancionando a países amigos de Irán, acusándolos de apoyar el terrorismo y de ser cómplices del narcotráfico se dice, en estos dos segmentos la Colombia de Uribe y la Colombia de Santos suministraron pruebas a las Cortes Internacionales diciendo que Caracas ayudó a los terroristas de las FARC y de ETA para que se reúnan en suelo venezolano, son de manera general las acusaciones que reposan en los Departamentos de Justicia y Estado de EEUU, contra el gobierno del presidente Chávez sin prueba real alguna.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3628 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: