Increpan al ministro Piñate por presunto "abuso patronal"

Denuncian graves atropellos contra trabajador del Ministerio del Trabajo

Al ministro y constituyente Eduardo Piñate le piden que responda sobre presuntos abusos contra trabajador en el propio Ministerio del Trabajo

Al ministro y constituyente Eduardo Piñate le piden que responda sobre presuntos abusos contra trabajador en el propio Ministerio del Trabajo

Credito: AVN

Caracas, 9 de septiembre de 2018.- Corresponsal laboral denuncia que un trabajador fue vejado y agredido física y psicológicamente por parte de dos directivos y supuestos "colectivos" en el propio Ministerio Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo (MPPPST) y que sin ningún procedimiento administrativo ni legal le impiden la entrada al trabajo.

Mucha indignación han sentido los trabajadores del Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo (MPPPST), por las graves violaciones de los derechos humanos y laborales a que ha sido sometido recientemente uno de sus compañeros de trabajo. William Toro, trabajador desde hace 10 años del MinTrabajo, adscrito a la Dirección de Relaciones Públicas, fue acusado, insólitamente, de un "hurto" que nunca ocurrió, con base a esa "sospecha" y sin que medie ninguna investigación ni procedimiento administrativo, le han violentado sus derechos laborales y humanos.

"Hasta con el bate te vamos a dar"

En un documento con el cual recogían firmas de apoyo a su compañero este viernes, los trabajadores señalan que en el mismo lugar donde se guardan los equipos de trabajo que éste usa para sus labores (cámaras, trípodes, etc.), desde hace años estaba también guardado un motor de una nevera de esa oficina que fue declarada fuera de servicio, en una gestión anterior se había asignado ese como el lugar para que estuviese tal bien, por lo cual no había nada secreto, se sabía que eso estaba allí. Sin embargo, alguien de las nuevas autoridades ha considerado eso como fundamento para acusarlo de "hurto", y al negar el trabajador la acusación, comenzó su calvario.

El nuevo director de Seguridad, Luis Moreno, y el nuevo director de Servicios Generales, José Daniel García, llegaron hasta su puesto de trabajo acompañados por otros hombres (no todos tenían identificación como trabajadores de la institución) y lo encararon con la acusación, la cual el trabajador rechazó, a lo que le respondieron: "Si te rebotas hasta con el bate te vamos a dar", todo esto delante de sus compañeros de trabajo.

La agresión siguió esposándolo a la fuerza, sacándolo así hasta la oficina de seguridad, rodeado por unos cinco o seis de estos sujetos, "como si fuera un delincuente o un peligroso terrorista" –cuestionan los trabajadores–. Una vez allí le quitaron el carnet de trabajo y se lo destruyeron, continuaron las agresiones y amenazas ante la negativa del trabajador a aceptar su supuesta culpabilidad en un "hurto" que, además, nunca ocurrió. Después de estos hechos el implemento en cuestión pasó a estar bajo control de la oficina de Servicios Generales, sin embargo, al día siguiente, toda vez que el trabajador reclamara por la acusación y por el trato agresivo que le dieron, volvieron las amenazas por parte de García, el director de esa oficina, y paso seguido, le fue prohibida la entrada al ministerio.

Vejado y despedido sin ningún tipo de investigación ni procedimiento

Un aspecto que denota la gran arbitrariedad que hay detrás de estos hechos es que no ha mediado ningún tipo de procedimiento legal o administrativo. Como señalan los trabajadores en su documento, la presunción de inocencia y el debido proceso (artículo 49 de la CRBV) han sido violentados, así como toda la legislación laboral que señala claramente cuáles son los procedimientos de ley para procesar cualquier posible falta de un trabajador.

Incluso, por la vía de los hechos está siendo despedido injustificadamente, al impedirle entrar a su lugar de trabajo.

Sin contar con la serie de agresiones físicas y vejaciones a que fue sometido, lo cual acarrea responsabilidades para quienes las ejercen, como señalan los trabajadores:

"El 46 constitucional establece que ‘Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral’, y taxativamente prescribe en su numeral 4 que: ‘Todo funcionario público o funcionaria pública que, en razón de su cargo, infiera maltratos o sufrimientos físicos o mentales a cualquier persona, o que instigue o tolere este tipo de tratos, será sancionado o sancionada de acuerdo con la ley’".

Los trabajadores quieren que se investigue

¿Por qué no se abre un proceso serio de investigación?, se preguntan los trabajadores. Dicen, "somos los más interesados en que se despeje toda la verdad sobre esto", y paso seguido exigen "que se abra una verdadera investigación sobre el supuesto hecho, una investigación en la que queremos que haya participación de los trabajadores del ministerio".

Mientras esta investigación curse, piden que cese la violación de los derechos del trabajador, "se le deben restituir inmediatamente sus derechos, lo que incluye que cese el hostigamiento para obligarlo a renunciar y que se le permita reincorporarse a su puesto de trabajo".

El propio trabajador acudió a la Fiscalía y al CICPC para que investiguen los hechos, pues, como dice: "no tengo nada que esconder".

Sin ningún basamento legal le impiden entrar a trabajar

Desde el lunes 03 a William Toro se le impide cumplir con sus labores de trabajo, pues una "circular" de la Dirección de Seguridad ordena que no se le permita la entrada al ministerio. ¿En qué se basa tal orden? En nada. Porque no hay ninguna investigación ni procedimiento que haya investigado ni dictaminado algo. Para decirlo sencillo: este trabajador no entra porque a este director no le da la gana.

El trabajador ha acudido todos los días a intentar cumplir con sus labores o conversar con alguna autoridad sobre su caso, pero no ha podido porque se lo impiden personalmente los directores mencionados.

El viernes pasado recibió el apoyo de sus compañeros y compañeras, quienes comenzaron a recoger firmas para dar fe de que él estaba acudiendo al lugar de trabajo, así como para rechazar los atropellos y exigir que se restituyan sus derechos.

¿Qué dice el ministro Eduardo Piñate?

Una pregunta obligada es, ¿qué opina el ministro Eduardo Piñate de todo esto? ¿Es una decisión del ministerio avanzar en semejante atropello y arbitrariedades con los trabajadores? Los directores son puestos por el ministro, por tanto, a menos que se demuestre lo contrario, el ministro (también miembro de la "Asamblea Nacional Constituyente" y de la dirección nacional del PSUV) es responsable de esta actuación "al margen de toda legalidad", como señala el texto de los trabajadores.

¿Qué poder tienen "los colectivos" dentro el Ministerio del Trabajo?

Algo que parece estar detrás de esta situación es un repentino "poder" que han cobrado en el ministerio personas que se identifican a sí mismos como miembros de "los colectivos", personas que han llegado de la mano de la gestión del profesor Piñate. Es el caso precisamente de los dos directivos que son responsables de las agresiones a este trabajador, y de las otras personas que participaron de la misma.

Los trabajadores señalan: "Queremos de parte del Ministro una explicación clara y satisfactoria sobre la presencia en el ministerio de personas sin identificación como trabajadores y que cumplen con estas ‘labores’ hostiles contra los trabajadores. ¿Son trabajadores del ministerio? ¿Cuál es su función? ¿Las funciones de seguridad no les corresponden a los compañeros vigilantes?".

El director de seguridad estaría pasando incluso por encima de cualquier otra instancia del ministerio a la que legalmente le correspondería conocer sobre el asunto y tomar decisiones. Este trabajador (además de ser agredido y vejado) no puede ingresar a trabajar porque este director se atribuye para sí las facultades de juzgarlo y despedirlo por la vía de los hechos. Los trabajadores se preguntan: ¿a cuenta de qué?, ¿qué papel juegan entonces las instancias del ministerio?, ¿quedan de adorno?

Unidad de los trabajadores

Ante esta situación, las distintas expresiones organizativas de los trabajadores se han propuesto defender de manera unida a este trabajador, tanto sindicatos como trabajadores organizados. Aún cuando en otros aspectos de la vida interna del ministerio mantienen diferencias, han coincidido todos en que esta es una causa común ante la cual se deben sumar fuerzas. Por lo cual se proponen trabajar en conjunto para frenar esta injusticia que se comete contra su compañero de trabajo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5800 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N Y ab = '0' /trabajadores/n331177.htmlCd0NV CAC = Y co = US