19 de marzo: Día del trabajador/trabajadora universitaria

Felicitaciones para nuestros y nuestras compatriotas que desde sus espacios de trabajo hacen posible que la actividad administrativa, docente, de investigación y extensión, sea una realidad en nuestras instituciones universitarias; hoy 19 de marzo, por la vía contractual, los trabajadores y trabajadoras de la UCV instituyeron en su Acta Convenio el Día del Empleado Universitario, con el tiempo éste se hizo extensivo al sector obrero, su generalización lo convirtió en lo que hoy celebramos con alegría, el día del trabajador/trabajadora universitaria, a quienes ningún otro gobierno les ha otorgado tantos beneficios como este Gobierno Revolucionario, siendo el más importante de éstos: la ciudadanía universitaria, hoy prevista en la nueva LOE, que les otorga el derecho a ser partícipes de la elección de sus autoridades y de la gestión de las instituciones universitarias, aún secuestradas por las oligarquías profesorales; en su rescate contaremos con la abnegada participación de este importante sector de la comunidad universitaria.

Y como dice nuestro Comandante Presidente, Hugo Chávez: “águila no caza mosca…”, un ex funcionario público, investigado por la Contraloría General de la República por: “ La OPSU , representada por el ciudadano Luis Fuenmayor Toro, (...) en su condición de Director, suscribió dos contratos de Salud con la empresa "Unidad de Servicios GMI, C.A.", el primero de los contratos (...) destinado a la prestación de servicios odontológicos prepagados con vigencia desde el 1ero de Enero hasta el 31 de Diciembre de 2004; y el segundo contrato (...) dirigido a la administración de un fondo de salud para la atención médica del personal empleado y obrero, con vigencia del 1ero de Marzo hasta el 31 de Diciembre de 2004. Por otra parte, el Ministerio de Educación Superior (...) suscribió con la referida empresa... (otro contrato) cuyo objeto y vigencia es exactamente igual al último de los aludidos contratos… En este orden de ideas, es de señalar que el Departamento de Datos Filiatorios de la Dirección de Dactiloscopía y Archivo General, adscrita a la Dirección General de Identificación y Extranjería del Ministerio del Interior y Justicia, (...) informó que el ciudadano Luis Delfín Fuenmayor es el padre de Luis Alejandro Fuenmayor Di Prisco.” (Aviso de la Contraloría General de la República, 7-7-2006, Últimas Noticias), tomado del artículo publicado por Aporrea, en fecha 14-10-2006, titulado: “Fuenmayor Toro: teoría y práctica de la corrupción”, cuyo autor es el compatriota Simón Rodríguez Porras. No teniendo argumentos políticos para refutar verdades, acude al sucio argumento de la descalificación, adeco será usted, escuálido calderista, quinta columna infiltrado en este proceso revolucionario, agilidad a la Contraloría exigimos, la Ley debe ser igual para todas y todos, compatriota Clodosbaldo Russian.

Hablando de falsos universitarios, por estos días desde la UCV surgen algunos hechos que ya, en artículos previos habíamos sugerido que podrían ocurrir, expliquémonos; ante la imposibilidad real de colocarle rejas a las puertas de la Ciudad Universitaria, presumíamos que ocurrirían situaciones que alentarían, internamente, a la comunidad a exigirlas. Bajemos a tierra, si incrementamos en un poblado equis, la actividad de la delincuencia contra los miembros de su comunidad, realizamos acciones de relevancia por su violencia, en fin creamos todo un estado de terror y miedo interno al hampa, es evidente que esa comunidad se va a manifestar a favor de que la encierren entre rejas, más allá, las va a exigir; forma de actuar que, en la vecina Colombia, se conoce con el fatídico nombre de “falsos positivos”. Ya finalizando carnaval, ocurría un hecho similar al ocurrido días atrás, analizábamos las declaraciones posteriores: “El vicerrector académico, Nicolás Bianco, fue un poco más allá…“Una vez más rechazamos la violencia, son 20 meses soportando actos continuos de terrorismo, por eso solicitamos la mayor celeridad para aclarar estos sucesos”. Con respecto a una solución al problema, expresó que con la instalación de las puertas de acceso -que el gobierno municipal y el nacional han desautorizado- disminuirían sustancialmente los hechos vandálicos y la entrada de grupos violentos armados a la universidad” (El Carabobeño, 19/02/2010, Luis Carías), en la misma nota de prensa se expresa la rectora: “La rectora García Arocha dijo que los seis encapuchados que entraron a la casa de estudios durante la noche del miércoles, atentaron directamente contra ella, pues los 17 tiros que dispararon al edificio “fue frente a la ventana de mi oficina, donde se encuentra mi escritorio y el sofá en el que atiendo a todo el mundo”. Al igual que Bianco manifestó que si se contara con las puertas de seguridad, difícilmente los culpables hubiesen salido de la UCV…” (El Carabobeño, 19/02/2010, Luis Carías), como puede apreciarse en esas declaraciones, el argumento es de lo más simple y, a su vez, develador; si las puertas estuviesen instaladas no habría inseguridad al interior de la universidad, no ocurrirían atentados terroristas. Y en esas declaraciones, se le chispotea a la rectora García Márquez, que fueron seis los encapuchados, ¿cómo hacer tal aseveración si no se observan los hechos, si no se está presente en el sitio de los acontecimientos?, las cámaras instaladas en numerosos sitios de la universidad, ¿permiten la observación nocturna?, si se revisan las declaraciones posteriores dadas a los medios de comunicación por esta funcionaria pública, omite este dato, ¿bien asesorada?.

Ahora, nuevamente, ocurren hechos similares, la misma metodología, solo que, a diferencia de las acciones de los día de carnaval, los autores penetraron hasta las oficinas y quemaron bienes públicos, o como informara el ministro Ramírez: “Según las informaciones suministradas al ministro Ramírez por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), “dos personas encapuchadas a bordo de motocicletas amarraron uno de los vigilantes del rectorado, luego se apersonaron otras seis personas más, lanzaron bombas molotov al rectorado y salieron por la puerta de Plaza Venezuela; ese es un problema de inseguridad”.( Aporrea, 17-03-2010). Las primeras declaraciones aportadas a los medios dejan entrever las verdaderas motivaciones de estos hechos, los mismos argumentos previos: "Lo ocurrido esta noche no es violencia. No es discrepancia. Es terrorismo. Nosotros somos académicos. No puede ser que la universidad desde hace año y medio esté sometida, día tras día, a situaciones de este tipo"…Informó que el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas está autorizado a ingresar a la universidad para hacer las investigaciones, por lo que aspiran a que encuentren a los culpables. Aseguró que si las rejas de seguridad hubiesen sido colocadas, estos hechos violentos se hubiesen evitado. (El Universal, 17/03/2010, Elkis Bejarano). Pero, en esta oportunidad, se añade un elemento nuevo en las declaraciones de la rectora García Márquez, el ataque directo al Comandante Presidente, Hugo Chávez, leámosla: “Esto es ya algo insólito, quiero rechazarlo de la manera más contundente y hacer un llamado firme al Ejecutivo Nacional. Presidente de la República asuma su responsabilidad, dele a este país paz…” (Últimas Noticias, 17-03-2010), valga decir, se le dá una connotación político-electoral a los atentados al patrimonio ucevista, patrimonio de todas y todos nosotros. Si la rectora aspira a una diputación a la Asamblea Nacional por qué utiliza la UCV como su plataforma política?, el ministro Edgardo Ramírez le respondió con firmeza revolucionaria, apuntando en la dirección correcta, conocedor como es de la vida interna universitaria, recuérdese que es profesor de esa casa de estudios: “El problema de la violencia interna de la UCV, pasa porque las autoridades restablezcan el orden interno (...) para nadie es un secreto que hay hechos de violencia que se han venido institucionalizando en la UCV y los grupos que apoyan a la rectora se caracterizaron en el pasado por la política de muerte, de las bombas molotov y de generar siempre protestas para que resultara algún estudiante muerto” (Aporrea, 17-03-2010), más fulminante, imposible!!!


henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5119 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a97310.htmlCd0NV CAC = Y co = US