De espaldas a la clase obrera

En este primero de mayo, la lucha obrera de SIDOR ha puesto sobre el tapete la realidad de la clase obrera venezolana. Realidad que reaparece con toda crudeza, luego de los 8 años de engatusamiento de la ministra María Cristina. No es una afirmación descomedida decir que la Revolución Bolivariana ha estado de espaldas a la clase obrera. La situación de Sidor no es herencia de la Cuarta República cuyo delito consistió en privatizarla hace once años, pero, de ese tiempo, nueve han transcurrido con la Revolución Bolivariana. La “contrata” y “subcontrata” en tercero, cuarto y hasta quinto grado, han ocurrido en los nueve últimos años. Al momento de la privatización había 14 mil obreros en nómina y 3 mil en “contrata” que realizaban trabajos temporales (pintura, reparaciones, jardinería). Esta proporción se invirtió a 4 mil obreros en nómina y más de 10 mil en “contrata”, los cuales no tienen a quien reclamarle salario, prestaciones, seguro social. La represión violenta contra los obreros de Sidor por sus exigencias laborales, siembra la duda en si la nacionalización es por vocación revolucionaria o por la presión obrera.

Es inaceptable que en una Revolución que se proclama socialista, la clase obrera esté dividida. Cuando se descarnan realidades como la de Sidor, la división tiene explicación, mas no justificación. En Venezuela hay una minoría obrera llena de privilegios, con Pdvsa, la gallina de los huevos de oro; mientras la gran mayoría anda realenga. Los únicos sindicatos que funcionan a tiempo completo son los que tienen como patrón el gobierno nacional, administrador de la empresa de todos los venezolanos ¡Qué ganga! Pero ¿Qué ocurre con los patronos de las empresas de la construcción, los patronos de dos millones de conserjes sometidos a esclavitud, los patronos de panaderías, carnicerías, hoteles, moteles, almacenes, que no cumplen con el horario de trabajo ni con el salario mínimo ni con el día de descanso ni con las horas extras? ¿Qué ha hecho el ministerio del Trabajo con los patronos que, para no cumplir con el salario mínimo y demás prestaciones, obligan a sus obreros / as a firmar en blanco el recibo de pago de salario, con horarios de 16 horas y día libre cada 15 días? ¿Y qué decir de los obreros agrícolas sometidos a la explotación del latifundio, la burguesía agraria y la burocracia finquera? ¿Y la explotación del obrero disfrazada de cooperativismo?

La espiral de la inflación y el aumento de salario son una realidad incuestionable. El salario trata de alcanzar la inflación, pero ésta, como dicen en mi pueblo, le juega la “camonina” y no se deja alcanzar. ¿Qué protección tiene el salario frente a esa espiral indetenible? ¿Por qué, luego de 9 años continúa la flexibilización laboral impuesta por el neoliberalismo (Caldera/Petkoff)? ¿Por qué la Asamblea Nacional no legisla la reforma de la Ley del Trabajo ni la Ley de Seguridad Social? Deseamos que el nuevo Ministro del Trabajo, Roberto Hernández, comunista y abogado laboral, ponga a la clase obrera a la vanguardia de la revolución ¡Como debe ser! Es la gran oportunidad. ¡Ministro! la clase obrera está impaciente.

leonmoraria@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1768 veces.



León Moraria

Nativo de Bailadores, Mérida, Venezuela (1936). Ha participado en la lucha social en sus diversas formas: Pionero en la transformación agrícola del Valle de Bailadores y en el rechazo a la explotación minera. Participó en la Guerrilla de La Azulita. Fundó y mantuvo durante trece años el periódico gremialista Rescate. Como secretario ejecutivo de FECCAVEN, organizó la movilización nacional de caficultores que culminó en el estallido social conocido como el ?caracazo?. Periodista de opinión en la prensa regional y nacional. Autor entre otros libros: Estatuas de la infamia, El Fantasma del Valle, Camonina, Creencia y Barbarie, EL TRIANGULO NEGRO, La Revolución Villorra, los poemarios Chao Tierra y Golongías. Librepensador y materialista de formación marxista.

 leonmoraria@gmail.com

Visite el perfil de León Moraria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



León Moraria

León Moraria

Más artículos de este autor