En el edificio donde funciona la Onapre hay un frasco enterrado

Desde que fue puesto en ejecución el Instructivo Onapre y, luego declarado inexistente por el TSJ para que no fuera impugnado, comenzaron a ocurrir cosas muy extrañas en el edificio donde funciona esa dependencia tan querida por nuestro Gobierno. Por las noches, a partir de las 12, se ven unas misteriosas luces y se oyen como adoloridos lamentos que han causado susto a quienes tuvieron que pasar por ahí a tan altas horas, quienes sintieron que algo indefinido y siniestro acecha en las entrañas de ese edificio. Luces que se encienden y se apagan; ruidos siniestros que parecen murmullos que no llegan a voces, son parte de ese acontecer que comienza en los umbrales de la media noche y que desaparece con las primeras luces del amanecer.

Todos esos relatos coinciden con los correos que me han enviado varios de mis lectores, que saben que soy experto en fenómenos paranormales y quieren saber mi opinión acerca de este cachipeludo asunto. Afirman que el edificio donde funciona la ONAPRE no está tan solo por las noches cuando el músculo duerme y la emoción descansa, cuando el último trabajador la abandona en busca del descanso y del sueño. Me dicen que un extraño dinamismo parece posesionarse de ese lugar como si al amparo de las sombras emergiera una vida oculta durante el día.  Algo muy oscuro se mueve ahí contra la humanidad, seguramente contra los trabajadores públicos; un no se sabe qué vago y hostil emana de ese oscuro sitio donde se diseñó el fraccionamiento de los aguinaldos de los educadores y las tablas salariales que son una condena a los trabajadores a la hambruna, enfermedad y muerte temprana.

Para explicar estos misterios he estado haciendo consultas, algunas poco ortodoxas, para ver que saco de ellas y así poder dar repuesta a mis lectores. Presentaré resúmenes de algunas.

A quien primero consulté fue al profesor en Ciencias Ocultas, Loveo Khonfuso, colega con quien atendí aquel caso de personalidad múltiple que quizá alguien todavía recuerde. Se trató de un joven que oía en su cabeza las voces de María Machado, Leopoldo López, Julio Borges y Juan Guaidó, que lo compelían a pedir que fuéramos invadidos por potencias extranjeras. Este colega, quien también es educador jubilado, sobrevive hoy de los exorcismos que practica por internet a jóvenes desorientados. Fui a visitarlo para que me brindara café ya que no me alcanzó mi salario de educador jubilado y el café de la bolsa clap es imbebible… Y no quiero ni pensar que todavía no he ahorrado para el BORRÓN Y CUENTA NUEVA de Corpoelec. Esta fue su opinión:

"Esas luces extrañas y esos lamentos señalan que en ese lugar se oculta una entidad oscura que es la que decide lo que se diseña en materia laboral para los trabajadores públicos. Se trata de una gran amenaza que ya ha venido asolando al país desde hace algún tiempo. Por eso hay tanta migración, nadie quiere trabajar con salarios que no reivindican el trabajo. Los jóvenes no le ven perspectivas al estudio ni al trabajo y por eso prefieren arriesgarse por trochas y selvas desconocidas plagadas de peligros".

-O sea, profesor, que ¿hay un espíritu malo en ese edificio?

"Ciertamente, y ese espíritu es invocado por el alto Gobierno para que le dicte la política salarial que se aplica a los trabajadores públicos".

¡Ave María Purísima!

Otro de los consultados fue un trabajador de Corpoelec cuya identidad no revelaré por razones obvias, me dio su interpretación de esos fenómenos.

"Es muy probable que esas luces intermitentes se deban a uno de tantos desperfectos que tiene nuestro sistema eléctrico que, como ya se sabe, se debe a la desinversión y falta de manteniendo en ese servicio y no a rayos electromagnéticos que nos lanzan desde el Imperio. Y eso no es todo, aun sin haberse superado las fallas se va a cobrar y a privatizar el servicio; el BORRÓN Y CUENTA nueva es el comienzo, luego viene el agua y el gas y la internet; preparemos las alpargatas porque lo que viene es joropo neoliberal rojo rojito".

También conversé vía internet con la famosa vidente Madame Kalalú.-

"Está bastante evidente, se trata de un caso de brujería que le han hecho a tu Presidente y que le ha hecho aprobar lo que personas de muy mala fe y con recursos económicos diseñaron en contra de los educadores, trabajadores de la salud, de Corpoelec y demás trabajadores públicos; me refiero al Memorandum 2792 y el Instructivo Onapre. Desde hace bastante, desde el 2013, inclusive, Superbigote está siendo manejado por fuerzas oscuras que no son de este mundo y que lo obligaron a aprobar el fraccionamiento de los aguinaldos y a negar mediante el TSJ la existencia del antipopular y antiobrero Instructivo Onapre. Hay un frasco escondido en alguna parte del edificio que contiene una copia de ese instructivo, junto con tierrita de cementerio y un sapo muerto, que es lo que tiene atado el entendimiento del Jefe de Estado. Las luces que varios han visto son mensajes de los Hermanos señalándonos donde está agazapado lo que hace daño a la clase trabajadora. Lo he visto en mi bola de cristal".

¿Y esos lamentos, Madame Kalalú, ¿qué se ve en la bola de cristal?

"Es el dolor de la clase trabajadora por su salario miserable, por el sufrimiento diario al que ha sido destinada por la clase política y élites privilegiadas. Ese lamento es universal y es proyectado en el espacio y el tiempo. Hay mucho dolor …y mucha hambre…".

Seguiré investigando y les informaré.

Oscar Fuenmayor



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1251 veces.



Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero

Licenciado en Educación, mención Matemática y Física, Universidad del Zulia.

 oscar.fmyor@gmail.com

Visite el perfil de Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad