Cuando un verdugo pide a otros que no sean verdugos

Leo sin asombro que el flamante ministro de la cartera del trabajo del gobierno venezolano pide en un informe inicial y a nombre de la republica ante el Comité de Expertos de los Derechos Humanos de Trabajadores Migratorios y sus familiares de la ONU que se respeten los derechos de los trabajadores migrantes venezolanos. No se quienes serán esos expertos pero no hay nadie mas experto en DDHH de migrantes que el migrante mismo y nunca lo consultan o los trabajadores venezolanos que están en Venezuela y tampoco los consultan; solo los joden.

Desconozco el contenido de ese informe pero digo que leí la noticia sin asombrarme pues esta gente nos tiene acostumbrados a exigir a otros,  comportamientos que ellos con frecuencia realizan en detrimento de los trabajadores y mas cuando conocemos la retorica de este ministro, pues no hay que desconocer que el tipo tiene “pico e plata” al hablar, pues él es; como todos ellos, mucha retórica y poco resultado tangible, además está pidiendo al sistema capitalista (o sea a si mismo), que dejen de hacer cosas y comportamientos que mantienen vivo al sistema o sea que dejen de actuar como actúa el gobierno y los privados en Venezuela.

Está pidiendo el ministro a sus pares en el mundo pues todos son capitalistas, que dejen de tratar mal a los trabajadores migrantes que salieron huyendo del país por la crisis que ellos en concurso con otros gobiernos capitalistas y políticos opositores generaron en nuestra patria, que no le hagan esas maldades a esos compatriotas que salieron huyendo por la persecución política o porque los despidieron del sector publico por llevar la contraria a su gobierno.

Francisco, yo conozco dos formas de solucionar esos problemas ocasionados por el sistema capitalista y los dos se pueden solucionar internamente y sin pedir a través de informes en comisiones de la ONU, que seguro llevará polvo en una gaveta pues esos informes solo sirven para eso. El primero es haciendo un verdadero socialismo en nuestra patria y eso en el horizonte a corto y mediano plazo es irreal y a muy largo plazo aún hay mucho por recorrer y aprender, sobre todo en los lideres de izquierda de nuestro país y en la clase trabajadora; el otro es conseguir avances políticos, sociales y económicos dentro de este seudo capitalismo venezolano 

Entonces es en ese segundo escenario donde se debe enfocar la solución mientras vemos si en algún momento se dan las condiciones para que alguna sociedad avance hacia el socialismo. Depende del accionar de ustedes crear las condiciones para que los trabajadores venezolanos que andamos rodando por el mundo y que somos explotados de forma inmisericorde por el sistema capitalista mundial por haber huido de nuestro país, regresemos si las condiciones actuales cambian y eso si se puede lograr en el mediano plazo.

Se puede lograr sentándose a dialogar y a llegar a acuerdos con los mismos actores que lograron joder la vaina, con todos esos actores internos y externos que tienen la llave o las llaves junto con las que ustedes tienen para destrabar un inútil conflicto que hasta ahora solo daña a la clase trabajadora y solo beneficia a ustedes, a la clase política opositora de derecha y a las clases económicas externas e internas.

En vez de sugerir cosas en la ONU que no se van a cumplir, en vez de estar haciendo turismo en Nueva York, malgastando nuestra plata, sugiérale a su jefe o a sus jefes; a la  nomenklatura chavista, que se sienten con quien tengan que sentarse, sean actores nacionales o internacionales, a acordar condiciones políticas, sociales, electorales y económicas que permitan que desarrollemos un sistema societario dentro de este capitalismo que permita el regreso de esos millones de venezolanos que rondamos el mundo como parias y que permita que recuperen sus derechos los millones que aun se mantienen adentro para que no tengan que salir a engrosar las filas de la diáspora.

No se aferren tanto al poder, que el poder envilece cuando no se sabe mandar hermano Francisco y ustedes lo están haciendo muy mal, independientemente de las sanciones internacionales; no existe excusa para hacerlo tan mal y en ese permanente mal hacer les han causado daño a millones de trabajadores y sus familiares. Permitan que se haga política libremente y que, en unas elecciones verdaderamente libres, gane quien la gente escoja y se de un mensaje claro al mundo económico que permita el desarrollo económico, social y político del país para que los trabajadores podamos producir nuestras propias soluciones en permanente dialogo social con los demás actores de la sociedad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 553 veces.



Jorge Alvarez Casañas


Visite el perfil de Jorge Alvarez Casañas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jorge Alvarez Casañas

Jorge Alvarez Casañas

Más artículos de este autor