La tabla Salarial y la revolución "socialista-obrerista"

Esta "revolución", definitivamente perdió la capacidad de sorprender hasta al más ingenuo de los humanos. Aunque la vida te da sorpresa, ya en la Venezuela "socialista", se agotaron todas. No queda nada de nada. El "socialismo" protagónico no sorprende a nadie.

Ya ni sorprende ver a "socialistas" y "revolucionarios" muy seguros que la revolución avanza y cuando no lo hace tan rápidamente como se cree que va, es porque siempre en algunas circunstancias, el imperialismo se le atraviesa y la "revolución" debe dedicar tiempo, esfuerzo y recurso en combatirlo.

Ya debemos aguantar sólo un poquito. La Ley Antibloqueo nos garantiza las soluciones definitivas y esta dramática situación será cosa del pasado. Es cosa de esperar un poquito más. Mientras esperamos por ese milagro que nos ofrece la Ley Antibloqueo, la "revolución" aprieta la tuerca un pelito más con la nueva, revolucionaria y "socialista" tabla salarial. Esta tabla, es el tablazo que nos mete el obrero mayor, mientras la solución definitiva con la ley Antibloqueo llega. La tabla en cuestión, es como un cubito de esos que se usan para darle sabor al sancocho. Esta tabla le pone sabor amargo a la vida, pero es un sabor y se agradece.

Lo salarial, quedó bien concentrado y a través de ella, es posible ver todo lo democrático, protagónico, "socialista" que tiene esta revolución. Fue una tabla salarial construida a través de un gran esfuerzo de consenso y participación obrera y democrática, que es muy consecuente con el robo a conquistas laborales logradas por los trabajadores en Venezuela.

A partir del 01 de noviembre, los venezolanos y venezolanas tenemos una nueva tabla salarial, que nos permite observar, cómo se le da un machetazo al salario y lo colocan un poquito más grande nominalmente, pero más chiquito realmente. Sin sorpresa. No hay que esperar porque la fuerza de trabajadores revolucionarios con este Willy Rangel a la cabeza den una opinión, porque ya esto viene con opinión y todo incorporado. Ya, desde este 01 de noviembre comenzamos a disfrutar de esta nueva tabla salarial.

En la IV y para ver la incongruencia y curiosas contradicciones de la vida, la familia tenía un hijo y la prima por hijo, daba por lo menos para un pote de leche mensual. No era nada, pero el pote de leche garantizado estimulaba la paridera. Con esta tabla, los hijos que vienen no tienen el derecho a un pote ni a un potecito porque 400 gramos de leche en polvo cuesta -creo- como 600 mil y la prima por hijo es tanta plata, que llega exactamente a los 300 mil.

Si uno hurga, se encuentra con la otra ironía y contradicción de la vida. Maduro y el imperialismo, tienen el salario arruinado. Me cuenta el papa político del curita de Barcelona, que el primer trancazo al salario vino con la primera tabla aprobada por Maduro, luego los capitalistas con la especulación y la inflación, luego Trump con las sanciones y este cuarto trancazo, lo ejecuta revolucionariamente, el obrero mayor y un hombre, que para muchos es socialista porque a los 12 años militaba en la Liga Socialista, pero no se dan cuenta, que con la primera tabla y esta otra tabla salarial, le ha metido sendo tablazo los trabajadores venezolanos, que supuestamente, era la razón de ser de un militante de la liga en aquello tiempos. Un Socialismo que le pega así tan mal a los trabajadores, será otra cosa, pero no Socialismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3515 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: