Actos conmemorativos del 1º de mayo 2011

“Los próximos dos años serán cruciales para la Revolución Bolivariana. Así debe asumirlo la militancia y la dirigencia del PSUV y de nuestros aliados. Lo que está en juego es la posibilidad de avanzar en la profundización democrática de la sociedad venezolana para seguir abriendo los caminos hacia el horizonte socialista o retrogradar al pasado del oscurantismo capitalista que impusieron el Imperio y la burguesía al pueblo de Simón Bolívar (…) Un partido desvinculado de las luchas del pueblo y sus demandas, es un partido que ve seriamente limitada su capacidad para servir de instrumento motorizador de la transformación socialista de la sociedad (…) se reconoce como una cuestión de primerísimo orden, a partir de este momento, profundizar y consolidar los vínculos entre el Partido y las masas. Para consolidar estos vínculos, es fundamental que los sectores populares se reconozcan en el Partido, es decir, el Partido no puede ser identificado como una suerte de apéndice del Estado, sino como un instrumento que acompaña al pueblo en sus luchas y en la construcción del Poder Popular. El Partido debe visibilizar y canalizar las crecientes y variadas demandas insatisfechas del pueblo, interpelando junto a él a todas las instituciones y organizaciones públicas o privadas que puedan afectar, negativa o positivamente, el acceso a la satisfacción de las necesidades humanas…”( Líneas Estratégicas de Acción Política, Enero 2011-Diciembre 2012, PSUV).

  Próximo a conmemorarse un nuevo aniversario del día del trabajador/trabajadora, el venidero 1º de mayo, desde el Gobierno Revolucionario el Minpptrass es el ente encargado de organizar los actos correspondientes. Por su lado, cada central sindical ha hecho pronunciamientos públicos de sus posturas, ante lo que debiera ser la revisión y ajuste del Salario Mínimo Nacional, según manda la Constitución Bolivariana. Pero, otras actividades están contempladas para conmemorar tan notable y significativa  fecha. El viernes 29 de abril, se ha propuesto la realización de un acto político-sindical en el Teresa Carreño, que contará con la presencia del Camarada Presidente, Hugo Chávez, quien entregara condecoraciones a camaradas trabajadores y trabajadoras, además del discurso correspondiente en el que se aspira haga los anuncios correspondientes.

  La convocatoria para la programación y planificación de dicho acto, dejó en evidencia, una vez más, la postura sectaria de la camarada María Cristina Iglesias, quien ha dejado entrever que dicho acto sería constituido solo con militantes del Psuv, postura que contradice las premisas que se debaten actualmente en dicha organización política, conocidos como los Lineamientos Estratégicos, propuestos por el Camarada Chávez, quien en su convocatoria a construir el Polo Patriótico ha dejado clara su postura de apertura a todas las corrientes revolucionarias que hacen vida en la Revolución Bolivariana: “Le hago un llamado a todas las corrientes y movimientos. Mientras más críticos, más me gusta. El llamado a todos los sectores de la vida nacional. Sin sectarismos. Vistámonos de humildad. Se lo digo a todos los militantes del partido. El partido no puede tomar la actitud del mandamás. El partido es un sistema abierto reunificador y potenciador.  Aquí hay dos caminos: Este que llevamos (socialismo) o retrogradar y sería una catástrofe que nos lleven al pasado” (AVN, 19-12-2010). Ese espíritu unitario e integrador del Camarada Chávez, parece no ser compartido por algunos/algunas de sus colaboradoras más inmediatas.

  Sin duda, la actividad central de los actos conmemorativos del 1º de mayo, lo han sido y lo serán en esta oportunidad, la marcha de trabajadores/trabajadoras. Si hacemos memoria, durante los primeros años de nuestra Revolución, esa actividad se convertía en una especie de termómetro de dónde estaba la mayoría de la masa trabajadora, con el surgimiento de la Unete, esa comparación se fue disipando, la CTV cada primero de mayo fue dejando en evidencia que los trabajadores/trabajadoras de la Patria no quieren nada con ellos, y su poder de convocatoria se muy minimizado hasta lo que fue el año pasado, en que apenas pudieron movilizar cerca de una centena de militantes de los distintos partidos políticos de la burguesía, hoy organizados alrededor de la MUD.

  Este año, el camarada Fernando Soto Rojas ha anunciado al país y, en especial a los trabajadores y trabajadoras de la Patria, que la marcha de este 1º de Mayo, se convocará con fines electoralistas, valga decir, que el Camarada Hugo Chávez, utilizará dicha marcha para hacer el lanzamiento oficial de su candidatura presidencial para el 2012. Anuncio que, lejos de alegrarnos, nos ha causado es tremenda indignación, habida cuenta la significancia de la fecha para la clase trabajadora, en la que se recuerda los hechos de Chicago en que murieron camaradas trabajadores, en lucha por la jornada de 8 horas. Aunado al hecho, de que este año que precede estas conmemoraciones, ha sido un período de acentuada confrontación interclases, en la que en nuestra Patria hemos avistado muestras de sicariato empresarial, casos como el del camarada Florencio Ríos (UNETE-CTR), Secretario General del Sindicato de GRALACA, el compañero Misael Peña, acribillado a balazos frente a la Galletera TENCUA en Tejerías, Estado Aragua, el de Richard Gallardo de UNETE-Aragua, dan muestras de que el ejercicio de la actividad sindical en nuestra Patria comienza a tener visos de riesgos, tal como ocurre en la hermana república de Colombia.

  Convertir esta fecha, tan especial para el conjunto de la clase trabajadora, en un espectáculo político-electoral sería un grave error por parte de quienes aspiramos que Hugo Chávez Frías reedite su condición de Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, el venidero año.

  En todo caso, si aspiramos que, muy a lo interno del Psuv y del Gobierno Revolucionario, estos días, de comienzo de mayo, se dé un proceso de reflexión profunda sobre el deterioro de las relaciones Gobierno-Trabajadores/Trabajadoras de la Patria. La conflictividad laboral, acentuada éste último año, ha permitido que una parte sustancial del aliado natural de nuestro gobierno revolucionario, hoy se encuentre en filas enemigas, resentido y molesto con quien debiera ser su hermano de clase, su compañero de trinchera. ¡Sin clase trabajadora no habrá Revolución Socialista posible!, eso debe comprenderlo y afianzado a lo interno de las raíces del gobierno que hoy preside el camarada Hugo Chávez y sus ministros y ministras, esa es la única garantía de triunfo posible… 

henryesc@yahoo.es

Caracas, 22 de marzo de 2011



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3205 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a121884.htmlCd0NV CAC = Y co = US