Sudamérica libre

Evidentemente el rechazo a una ofensiva capitalista no basta. Las mujeres y los hombres libres deben demostrar no solo que pueden asegurar su autonomía, sino también, que tienen capacidad para resolver los problemas que se presentan.

Solo no es el peso y la urgencia por resolver los problemas de las múltiples crisis que abruman la región. El presidente Obama como respuesta a la erosión que afecta las relaciones con América Latina pone en marcha una serie de medidas destructivas de las cuales se hacen eco algunos ex presidentes norteamericanos como Bill Clinton y la comunidad internacional ante el llamado de la canciller Hillary Clinton de que las naciones Sudamericanas no entablen relaciones bilaterales con Irán so pena de duras sanciones comerciales… y militares será.

Ese llamado prepotente por parte de Washington no alienta los grandes cambios que en Sur América el desarrollo económico y una mayor justicia social buscan los gobiernos y los pueblos unidos. Nuestra respuesta a esa hostilidad debe ser:

- Declarar que el actual gobierno de Colombia es incompatible con los cambios en el hemisferio, la expulsión de UNASUR se impone por las bases militares, verdadero freno para una integración continental.

El cambio en la postura de Obama se veía venir. El proceso de modernización social requiere un cambio radical, no solamente en lo económico sino en su proyecto político, vivimos una época revolucionaria y tenemos que actuar en consecuencia, porque en el 2010, debemos esperar esfuerzos sistemáticos por explotar los disturbios y las crisis. Y, será oportuno con coraje y visión internacional hacerles frente de manera que no desestabilicen los procesos, si es posible, favorezcan los intereses de nuestros países. Hasta hoy, solo los camaradas presidentes Chávez y Morales se pronuncian abiertamente contra las declaraciones de Washington.

Estrategia política que adhiere los principios de la independencia nacional y la libertad de sus pueblos, dos verdaderos procesos de la mano de las elecciones, relacionando las fuerzas activas a nuestro alrededor para enfrentar con dignidad al enemigo en múltiples frentes:

Historia del acontecer humano con una ciencia política con mayúscula permitirá agarrar esta situación tumultuaria y proyectarlo en su valor tridimensional del pasado, presente y futuro de Sudamérica. No podemos prescindir ni de la historia ni de la geografía política de Washington en la region.

-Las bases militares norteamericanas en Colombia desatan una carrera por armamento, y en este momento se desarrolla un desequilibrio de medios ofensivos militares con respecto a los norteamericanos en la base naval de Málaga y la aérea de Palanquero.

- La revolución industrial de Venezuela, Bolivia y Ecuador, utiliza un alto porcentaje de ayuda iraní, nación sancionada por la comunidad internacional como apoyo del terrorismo. A no dudarlo, será utilizado como presión política económica antes de sancionar los gobiernos revolucionarios a pedido de EEUU.

-El resurgimiento del proyecto económico para la región con las naciones del ALBA, a través del sucre con el banco del sur, es otro elemento que busca ser frenado en la región.

-Política económica, debe relacionarse con las reservas monetarias internacionales. El sucre debería sustituir al dólar para la transacción comercial con los países miembros del ALBA, asociación que acelerara la diplomacia en una nueva estrategia regional mas aun, cuando solo falta la aprobación del congreso paraguayo para que Venezuela ingrese al MERCOSUR.

-La ciencia y la tecnología, factor imprescindible busca despegar con la ayuda de China y Rusia e Irán, integración tecnológica hace falta desde el MERCOSUR.

- La revolución socialista abrazada por Uruguay, busca una acentuada interdependencia, exige que las naciones cooperen cada vez mas a fin de velar por su propia seguridad y bienestar económico hacia el sur.

-Ya sabemos el resultado de las políticas de Bogota y Washington, en lo referente a la unión bolivariana. Los grandes objetivos golpistas que persigue la militarización de Colombia es la destrucción del gobierno del presidente Chávez y quebrar las relaciones entre los gobiernos y los pueblos así como su interacción.

Si bien en el plano militar nuestras relaciones difieren en cada una con las otras, las dimensiones de nuestra política de unión, los proyectos avanzan, jalonan fuerzas y recursos mas que los desacuerdos, constituyen una historia que se completa y que dará a la causa revolucionaria una nueva fuerza, una nueva columna vertebral siempre y cuando las bases militares de Colombia salgan.

La salida de las bases norteamericanas de Colombia es un símbolo que estamos tratando de crear y es un elemento crucial en la arquitectura de unión; requiere que no exista presencia militar extranjera hostil a nuestros procesos sociales.

Algunos de nuestros países se encuentran en plena marcha hacia el cambio, otros están en los comienzos de su crecimiento, al fin y al cabo cada país como cada pueblo es único para nuestro crecimiento y respeto a nuestra soberanía, común denominador para avanzar como bloque, posición de independencia dentro del escenario mundial.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4359 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI