Luchas de clases e ideológica

¿Qué es el imperialismo en el siglo XXI?

Colombia, convertida ampliamente en plataforma militar gringa en la Pacha Mama de América e igualmente Israel como plataforma militar en el Medio Oriente, nos obliga hoy como hechos de praxis a contribuir históricamente, en el marco teórico-práctico, a la construcción de definiciones frescas con respecto a un enemigo común que amenaza a toda la humanidad.

Definición General de Imperialismo

Es un Estado o Gobierno, sustentado en la acumulación privada monopólica y oligopólica, el cual, en su fase superior posee activamente una estructura y un desarrollo nacional y extranacional, con los cuales fija o tiende a establecer: el dominio y control absoluto o parcial, de carácter socioeconómico, cultural, militar, colonial o neocolonial, sobre otros estados y poblaciones, existentes en el planeta.

El imperialismo Yanqui

Es la potencia capitalista hegemónica y racista, denominada Estados Unidos de Norteamérica (USA), ubicada en el Norte de América, la cual, desde el siglo XIX inicia su expansión comprando y despojando de sus territorios a sus propias comunidades indígenas y a los pueblos vecinos, como el de México, Puerto Rico, Cuba y Panamá, bajo el principio de la doctrina de James Monroe “América para los americanos”. También, extiende su accionar hacia otros pueblos, de otros continentes; en “neosantas alianzas” con otras naciones de tradición imperialista, para invadir, saquear, avasallar y aniquilar, en nombre de una falsa Libertad y Democracia burguesa imperial.

La Definición del revolucionario Lenin.

“El Imperialismo, fase superior del capitalismo”.

Esta definición, se expresa hoy manteniendo su esencia, en un nivel altamente evolucionado con respecto a las fuerzas productivas, elevando el contenido y la práctica, en la llamada etapa post moderna mejor conocida como NEOLIBERALISMO.

Esta etapa Post Moderna o Neoliberal, como fase superior del imperialismo, es retomada por el ideólogo y comandante revolucionario, presidente Hugo Chávez Frías, quien clarifica y profundiza su definición ANTIIMPERIALISTA dentro de La Revolución Bolivariana, en la tesis que planteó en el histórico documento sobre La Reforma Constitucional, cuando propone al pueblo de la República Bolivariana de Venezuela, en el Art. 328.- “La Fuerza Armada Bolivariana constituye un cuerpo esencialmente patriótico, popular y antiimperialista, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la nación, preservarla de cualquier ataque externo o interno y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante el estudio, planificación y ejecución de la doctrina militar bolivariana, la aplicación de los principios de la defensa militar integral y la guerra popular de resistencia, la participación permanente en tareas de mantenimiento de la seguridad ciudadana, y la conservación del orden interno, así como la participación activa en planes para el desarrollo económico, social, científico y tecnológico de la nación, de acuerdo con nuestra constitución y la ley”. Y en el Art. 113 cuando expresa “Se prohíben los monopolios” y en el Art. 305 cuando fija su posición ante el territorio y la agricultura “Se prohíbe el latifundio por ser contrario al interés social”. (…)

El marco histórico contextual que ubica las dos definiciones expuestas, entre pasado y presente, nos demuestra en la esencia de las mismas el carácter de continuidad histórica que se mantiene hasta nuestros actuales momentos.

El carácter no dogmático y si abierto a la reflexión continua, nos establece la posibilidad de poder avanzar y resolver las agudas contradicciones de clases antagónicas en la actual crisis sistémica del capitalismo mundial.

¿Cómo se forma el Estado imperial capitalista?

Los Estados imperialistas tienen su forma y contenido originario, en la constitución de grandes concentraciones o acumulaciones de Capital producto de la explotación humana, el cual es controlado por las manos de elites oligárquicas procedentes de los propios estados nacionales y su envestida en acciones transnacionales.

Las concentraciones, al ir aumentando exponencialmente, debido al flujo de ganancias o plusvalía que obtienen en el proceso de intercambio lucrativo capitalista, producen también grandes excedentes de Capital, los cuales son trasladados a otras naciones para incorporarse en operaciones de inversión diversa. Es decir, conforme a los respectivos estudios de mercado y rentabilidad factible lucrativa.

El verdadero capitalista, no tiene patria ni sentimientos en sus actividades. Es esta, la razón por la cual oímos decir al capitalista: negocio es negocio y la amistad es amistad, no deben mezclarse. Pero, no sólo la amistad, cualquier responsabilidad ante el hambre y la miseria u otros problemas humanos y ambientales que generan con la explotación humana y de recursos naturales; como por ejemplo, la contaminación del ambiente, no son sus problemas, esos son problemas que corresponden al Estado y sus gobiernos en donde operan, pero, no de él o ellos como sujetos capitalistas.

El negocio del Estado imperialista.

Su inversión, el imperialismo de hoy, la orienta fundamentalmente en el negocio de la guerra, las drogas, la banca, las telecomunicaciones e Internet y el control de la energía.

La industria de la guerra

Es el mayor de sus negocios ya que el mismo, aparte de rentable negocio, le permite someter a los pueblos en base a una política terrorista de Estado imperial. Ejemplos: Vietnam, Panamá, Palestina, Irak, Colombia y las amenazas a la República Bolivariana de Venezuela y a la Gran Cuba Socialista, etcétera.

Las drogas

Es otro de sus grandes negocios, ya que el mismo se convierte al igual que el de la guerra en un arma política contra los pueblos del mundo y en el más rentable negocio, debido a la evasión de impuestos y el control del personal que labora en tal industria. Además, sirve de arma política imperial, para controlar poblaciones y comunidades, al adormecer sus capacidades contestatarias.

Debemos recordar que los ingleses y los japoneses, utilizaron durante largo tiempo el recurso denigrante de la droga, contra las sociedades de la India y la China en Asia. Fue históricamente a finales de la mitad del siglo XX, cuando los pueblos de Mahatma Gandhi y de Mao Tse-tung lograron su liberación del coloniaje de estos dos imperios y es a partir de ese instante, cuando realmente pudieron iniciar su recuperación humana.

La banca

Controla y promueve el flujo y movimiento de capitales y sus respectivas operaciones.

Desde 1.944 según el acuerdo de Bretton Woods, USA con un monto en reservas entre 79% y 81%, de reservas en oro, consigue el privilegio de emitir divisas convertibles ante un mundo convertido en escombros por la 2º guerra mundial.

Pero, en 1.971 durante el gobierno de Richard Nixon, se eliminó el patrón oro y se mantiene desde ese momento una impresión y emisión ilimitada de divisas, sembrando una gran estafa mundial, la cual es la raíz de la crisis financiera internacional que vivimos hoy.

Las telecomunicaciones e Internet

Además del negocio de punta que representan, le permiten controlar, manipular y distorsionar toda la información y el conocimiento general y especifico de gran parte de aspectos y hechos del mundo.

Le permiten al imperialismo, abrir campañas hacia los países que domina o persigue dominar, diseñando matrices con las cuales logra la disfunción sensorial de los habitantes y llega hasta enloquecer a los mismos.

Las campañas mediáticas que construye llenas de mentiras las dirige el Imperio a todo el orbe, y las mismas en gran parte anteceden sus invasiones, por ejemplo La guerra en Irak; donde se inventaron la existencia de armas de destrucción masiva, lo cual era totalmente falso. Es la base de la llamada guerra de cuarta generación.

El control de la energía

La Base de todo desarrollo en general; hasta hoy, lo ha controlado USA junto a otros imperios capitalistas.

Estados Unidos del Norte de América, utiliza para su propio desarrollo industrial, un 94% de hidrocarburos y un 6% de energía nuclear, usada principalmente, con fines bélicos.

USA, consume entre el 25% y el 27% de la energía proveniente de hidrocarburos que se produce a nivel mundial, teniendo ese país solamente el 5% de la población humana del planeta.

Esta última razón, es una de las causas más importante, de la gran crisis energética que atraviesan Los Estados Unidos de Norteamérica y que hace actualmente tambalear su propia existencia como, Súper Imperio Neocolonial.

Los hidrocarburos y la contaminación

Toda su correspondiente estructura tecnológica, está, en entre dicho. Es requerible, sustituirla por lo contaminante que es la misma.

Siempre se ha negado a firmar cualquier acuerdo que regule la contaminación planetaria, por ejemplo el protocolo de Kioto

Los países capitalistas, de Europa, Asia, África, Oceanía y America, están siendo arrastrados por la grave crisis del imperio estadounidense.



ronaldromero_orion@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11989 veces.



Ronald Romero Peña


Visite el perfil de Ronald Romero Peña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI