Cómo revertir las fases de las guerras imperiales

Me hubiera gustado no haber escrito jamás un artículo como este, pero se trata de la supervivencia de nuestra libertad, de nuestra soberanía, del progreso de esta revolución, que no es otro que el progreso de nuestro amado País; y, en última instancia de la supervivencia de nuestro pueblo eje y motor del nuevo socialismo del siglo XXI. Pero, inútil sería el esfuerzo si no sabemos lo que nos viene y cómo prepararnos para sobrevivir.

PRIMERO: Toda invasión o toda guerra que realiza el Imperio comprende unas fases, que se planifican con anterioridad a la ejecución de la primera fase, de manera que debemos pensar que esta planificación comienza con el despliegue de las fuerzas ofensivas a sus asentamientos previamente seleccionados. Estos asentamientos ya se encuentran seleccionados; vale decir; las siete bases anunciadas; los desplazamientos de estaciones de radares en las cercanías de nuestras fronteras; las dos bases ubicadas en Curazao y Aruba; la activación y desplazamiento de la IV Flota del Imperio; la puesta en práctica de la Guerra de Cuarta Generación a través de los medios de comunicación externos e internos a la orden del Imperio.

NUESTRAS ACCIONES EN ESTA PRIMERA FASE: Las acciones a ser realizadas por nosotros en esta primera fase, DE PREPARACIÓN, serán fundamentalmente de orden político y diplomático, de neutralización de las acciones mediáticas de G de 4ta Gen. del enemigo, revelar ante organismos internacionales las intenciones del Imperio de invadir nuestro territorio y comenzar a realizar acciones de G de 4ta G. en nuestro territorio y hacia el exterior. No se hace un gasto tan grande como activar siete bases, movilización de equipos ultramodernos y de personal en gran cuantía sólo para impresionar o fanfarronear como han dicho algunos supuestos analistas militares, que lo que logran es desorientar a nuestro pueblo, por favor absténganse de dar este tipo de declaraciones y acojan las que ha dado nuestro Presidente, que con el conocimiento que tiene de la situación, nos ha dicho claramente que el Imperio se está preparando para invadirnos.

SEGUNDA FASE: Una vez realizado el despliegue de las fuerzas enemigas y de haberse escogido el día “D”(1), comienza la segunda fase de la invasión, que no es otra que la utilización del poder aéreo imperial en contra del nuestro; vale decir: bombardeo de las pistas de nuestras bases aéreas, de nuestros aviones en tierra, de los tanques de combustible, de las instalaciones de personal, instalaciones de comunicaciones y radares y baterías anti-aéreas. Esto se hace con el fin de lograr un grado de superioridad aérea que permita minimizar las pérdidas de las fuerzas de superficie; o sea, que nuestra aviación no pueda infligir grandes pérdidas de personal y equipo terrestre al enemigo imperial.

NUESTRAS ACCIONES EN ESTA SEGUNDA FASE: Aparte de las acciones militares que ejecutará nuestro poder aéreo, correspondientes a su planificación de guerra aérea y que son de carácter secreto, nuestras Milicias deben estar desplegadas en las cercanías de nuestras bases aéreas, debidamente equipadas con misiles portátiles tierra-aire a fin de destruir los aviones enemigos que ataquen a baja y mediana altura. Ya que no se han adquirido los sistemas de defensa aérea S-300 Rusos, los ataques realizados a gran altura 30.000 a 90.000 pies, lamentablemente no podrán ser minimizados y sus bombas llegarán al blanco; en ese caso se recomienda sacar los aviones y el equipo de apoyo fuera de las bases aéreas y desplegarlos en tramos de nuestras autopistas.

TERCERA FASE: Una vez que se realizan los ataques a nuestro poder aéreo y logrado un grado de superioridad aérea, se realizarán ataques a nuestras fuerzas de superficie; vale decir: ataques a concentraciones de tanques de guerra; a unidades de artillería; unidades de defensa aérea táctica; centros de comunicaciones; buques de superficie y submarinos, tanto en puertos como en alta mar; estaciones de radio y televisión de carácter público; radares; cuarteles y bases navales; y, concentraciones de efectivos militares.

NUESTRAS ACCIONES EN ESTA TERCERA FASE: Aparte de las acciones de nuestras fuerzas terrestres y navales, que se corresponden a su planificación militar secreta, los milicianos y el resto del pueblo en armas debe desplegarse para el cumplimiento de la guerra irregular o mal llamada por los gringos “guerra asimétrica”; acciones tales como la defensa de nuestras estaciones de radio y televisión; la defensa de nuestras fuentes de agua potable, electricidad, gas; tomar las estaciones de gasolina y reservarla para nuestros equipos de bomberos, ambulancias, de defensa civil; Tomar las estaciones de radio y televisión enemigas y traidoras a nuestra Patria y utilizarlas como centros de información para nuestra población combatiente;

CUARTA FASE: Una vez logrado lo anterior o simultáneamente con dichas acciones se ejecutará la cuarta fase, que se corresponde con el ataque a nuestra infraestructura; vale decir, Ataque a nuestros puentes (sobre el Lago, sobre El Orinoco, etc); de nuestras vías férreas, autopistas; a nuestros embalses de agua; tendido de líneas eléctricas de alta tensión; refinerías; puertos de embarque de petróleo; tanqueros de petróleo; tanques de gasolina y petróleo; edificios gubernamentales, sedes de ministerios, Palacio Presidencial, PDVSA; estaciones de gasolina; puestos de mando militares, cuarteles y bases navales; hospitales y centros de salud

NUESTRAS ACCIONES EN ESTA CUARTA FASE: Sin menoscabo de las acciones militares correspondientes a esta fase, debemos: defender nuestras refinerías y tanques de combustible, para lo cual debe nuestra Milicia desplegar sus misiles tierra-aire en las cercanías de estas instalaciones y de nuestros embalses de agua potable; tomar los hospitales y centros de salud, fundamentalmente los de Barrio Adentro; en este sentido, se recomienda la utilización de escuelas, liceos y centros de estudios superiores como hospitales de emergencia para nuestros heridos, deben ser dotados de camas, quirófanos portátiles, medicinas, médicos, enfermeras y protección militar.

QUINTA FASE: Esta fase se corresponde con el bombardeo indiscriminado de ciudades y pueblos mediante la utilización de bombas de fósforo blanco y bombas “cluster” que antes de llegar a la superficie se abren en un gran número de fragmentos. Cabe destacar que el uso de este tipo de armamento está prohibido por los convenios de Ginebra; pero fueron utilizados por el Imperio en Iraq y Afganistán; y, por los israelíes en Gaza, de manera que no sería extraño que lo utilizaran contra nuestro pueblo, recuerden que el Imperio es eminentemente genocida y se cree con el derecho de no respetar convenios ni leyes internacionales como ya lo ha demostrado.

NUESTRAS ACCIONES EN ESTA QUINTA FASE: Se supone que para este momento nuestros poderes aéreo, terrestre y naval ya no existen como tales, sino que se han convertido en combatientes irregulares y por tanto unidos al pueblo combatiente, aquí nuestras acciones serán ofensivas y defensivas. En cuanto a las acciones ofensivas estas serían: ataques con misiles antitanques a sus vehículos blindados, ataques a sus aviones de ala fija o rotativa con misiles portátiles tierra-aire, hostigarlos permanentemente y causarle el mayor número de bajas; atacar sus concentraciones de tropa, sus navíos de guerra, sus bases aéreas, sus hospitales con todas las armas convencionales o improvisadas disponibles. En lo relativo a las acciones defensivas estas comprenderían: poner en buen resguardo a los niños, adolescentes y personas mayores en refugios tales como estaciones del Metro, túneles, sótanos. Mudar los hospitales improvisados a sótanos bien resguardados.

Nota: No utilizar acciones de guerra irregular en despoblado (guerra irregular rural), porque los sensores térmicos de las naves enemigas los detectarían y eliminarían de inmediato; toda acción de guerra irregular debe ser hecha en poblados, mientras más grandes mejor y más difícil de detectar.

Día “D” es el día escogido para la invasión.

*Coronel (R) Aviación y abogado en ejercicio


brauliomartinez@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1495 veces.



Braulio Martínez Zerpa*

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor