Está equivocado Presidente Chávez

En política como en medicina, el primer paso hacia la salud es diagnosticar la enfermedad. Uno no se trata el cáncer con baños de vapor, desgraciadamente la enfermedad del cáncer es incómodamente precisa. El militarismo norteamericano es un cáncer que afecta la vida en toda la tierra, y la vida de sus pueblos, afecta la autonomía y soberanía de nuestros gobiernos, usted lo sabe mejor que nadie compañero presidente. Desestabilizando la gestión política y social con las sociedades, asi como el cáncer distorsiona el desarrollo de la célula humana.

Que las FARC, liberen a los secuestrados es un gesto humano que lo caracteriza presidente, para la guerrilla seria una pésima estrategia militar por ahora, liberar a Ingrid Betancourt y a los otros prisioneros de guerra, so pena de quedar inmune al exterminio desde el aire, y sin conseguir su propósito de mas de 60 años, dar una oportunidad al pueblo colombiano de mejorar su nivel de vida, o al menos retirar su estrategia militar con dignidad. Hay muchos actores que deben participar en la mesa de negociaciones por la paz, campesinos, oligarcas, militares, movimientos civiles, sindicalistas, obreros y pueblo por el lado colombiano, por los EEUU, mientras exista el plan Colombia, con seguridad participara el departamento de estado y la secretaria de defensa oponiéndose a todo intento de paz, utilizando la unificación ideológica de los partidos políticos, conservadores y liberales al servicio del imperio y de las oligarquías militares colombianas.

Los gobiernos colombianos, son sostenidos por el narcotráfico, la influencia militar, el poder económico de la oligarquía y desde el Plan Colombia por la narco política y la para política, mientras esto sostenga al gobierno de Uribe, por no haber un partido fuerte, diezmado por las balas asesinas de los paramilitares y de la inteligencia militar, a estos no les interesa la paz, y si las FARC desaparecen, buscaran otra excusa, usted, y si Chávez ya no esta, seria Correa o cualquier otra u otro, siempre que sea excusa. Los norteamericanos buscan el exterminio, igual que antes, de todo foco de revolución, no les interesa otra cosa, que extirpar todo intento o sistema que vaya en contra del modelo capitalista.

Es verdad, ya no se estila la guerrilla para los cambios sociales, eso es desde muchos años atrás, las últimas distan desde principios de los 80 en Nicaragua y el Salvador, pero mientras exista la opresión y la pobreza, nunca dejaran de ser una opción, incluso en una misma revolución. Pero las FARC, tampoco pueden entregarse como carne de cañón, como en el tiempo de la UP, eso es algo que no debemos olvidar, fue, sigue siendo un exterminio contra todo lo que huela a izquierda. Y cualquiera sea el presidente de los estadounidenses, olvídese, que este se acercara a Latinoamérica con respeto. La prepotencia, la imposición, son su carta de presentación, o UD, cree que les gusta la idea de la UNASUR, del ALBA o PETRO CARIBE, y de su indiscutible liderazgo político en la región, con influencia económica energética, para mejorar la vida social de esos pueblos. UD representa para ellos su enemigo, que deben eliminar, no conversar.

América Latina, es un factor de seguridad nacional para el imperio, y una área estratégica, para sostener en el continente su economía de guerra, sin contratiempos de ningún líder de oposición capitalista, la economía de los EEUU, es una economía de GUERRA, con ella sostienen gran parte el sistema económico de los estadounidenses, y eso no va a cambiar, al menos no por ahora presidente Chávez, son proyectos globales que tienen que seguir con usted o sin usted. Por lo tanto la creciente militarización del imperio, es un formidable problema que aleja la paz en Colombia y afecta la eficiencia de los gobiernos Latinos, no se diga de los revolucionarios, sometidos a una constante desestabilización, por medio de una perenne guerra sucia, ejecutada por la CIA, y la NSA, valiéndose de las oligarquías y los traidores comprados por dólares o promesas de cargos, en los nuevos gobiernos que sueñan implantar.

La secretaria de defensa, el departamento de estado, el gobierno, no me refiero al presidente de los EEUU, este señor que acceda al cargo como presidente de los norteamericanos, inmediatamente es secuestrado en sus decisiones administrativas por el “complejo” que son los que manejan los proyectos a escala global, el escudo antimisiles es uno de ellos, los cambios climáticos, la utilización que se esta haciendo de esta amenaza atmosférica, es otro proyecto, para establecer definitivamente un nuevo orden mundial, son una semilla sembrada que se les escapo de las manos, por lo tanto pretenden darle solución, mediante un exterminio masivo “controlado” de un gran porcentaje de la población mundial.

Los Estados Unidos están impulsando desde 1998, en todo el mundo la segunda era nuclear, la primera era término en 1994, cuando Ucrania devolvió el armamento nuclear heredado de la ex URSS. En 1998 en el desierto de Rajas tan, la India realizo 5 pruebas nucleares, tres semanas después hizo lo mismo Pakistán, en ese momento dio inicio la segunda era nuclear, Israel, Pakistán, Sud África, Corea del Sur, esta segunda era nuclear esta destinada a blancos específicos. Cada vez que una nación, posea armas nucleares se incrementa el peligro de guerra con otro estado nuclear. Israel contra el Medio Oriente, Pakistán contra la India, Corea del Sur contra la del norte, y con la ayuda del imperio contra China y Taiwán.

La situación se agrava, con las noticias de que Corea del norte, cuenta con mas plutonio, para fabricar seis armas nucleares mas, fuera de esto la excusa del terrorismo mundial, este es otro proyecto a nivel mundial, y cada vez los EEUU, están más tentados a usar armas nucleares de” bajos kilotones” en naciones hostiles como Venezuela, desencadenando la segunda era nuclear.

Las invasiones a Irak y Afganistán, fue el principio de la excusa en una declaración de guerra a todo el mundo, después del 11 D, de reservarse el derecho de usar armamento atómico sin previo aviso. Presidente Chávez, la cuarta flota persigue uno de esos propósitos, acallar las revoluciones en la región, con las FARC o sin las FARC. Esta organización es la excusa si, no solo para afectar las relaciones políticas de sus vecinos, es un foco que por ahora al plan Colombia no le interesa que desaparezca, porque lo que buscan es sacarlo a usted presidente de su puesto vivo o muerto, con las FARC ese propósito internacionalmente se disimula, hasta consolidar el gobierno de Mccain y la reelección de Uribe, o de un reemplazo títere que continué con los propósitos del imperio en Latinoamérica, impulsar el nuevo liberalismo del siglo XXI, con las fusiones de las multinacionales

El ataque a Ecuador, ya pulso la reacción política de la región, cada uno por su lado. No así la militar, pero se supone que no pase de la solidaridad política y espiritual de las naciones, así que cada país se defienda como pueda de un ataque del imperio, o esperamos que Castro envié tropas para ayudarnos, o Brasil, o Argentina, eso no sucederá presidente y UD lo sabe, lo que si puede pasar es que esa agresión acabe por unir a todos los pueblos en la causa socialista contra el imperio, pero no ocurrirá por ahora, así que lo que cabe es prepararnos como se esta haciendo militarmente pero sin descuidar la parte de desarrollo político- social, y la parte política deja mucho que desear, se están cometiendo muchos errores y otras rectificaciones, que es un enigma para las próximas elecciones de noviembre.

El petróleo, la UNASUR, y UD, son objetivos militares para el imperio, para las oligarquías colombianas y venezolanas especialmente, así como para la Iglesia, por eso la cuarta flota. Si eso ocurriera seria Socialismo o Muerte, camarada presidente.

Hasta la victoria socialista por siempre.

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4459 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad