El cerco del imperio

Con la reciente creación de una Base Naval en Curazao y una aérea en el Aeropuerto "Hato Rey", por parte del imperio gringo; así como la creación de una Base Aérea en el Aeropuerto "Reina Beatriz" en Aruba, se cierra el circulo sobre Venezuela. Dada la cercanía de estas dos islas a nuestras costas se reduce considerablemente el tiempo de reacción de nuestras unidades de defensa para contrarrestar cualquier ataque a nuestro País.

En Colombia existen ya 24 bases militares controladas por unidades del imperio usano; estas son: Barranca Bermeja, Tres Esquinas, Larrandía, Tolomaida, Puerto Legízamo, Tateyé, Leticia, Araraucara, Mitú, Puerto Inarida, Barranco de Minas, Maranduá, Arauca, TAME, Tumaco, Juanchaco, Iscuandé, Turbo, Coveñas, Cartagena, Riohacha, Maicao, Catatumbo y La Dorada. De estas 24 Bases, las más importantes son Tres Esquinas y Barranca Bermeja, en estas bases se encuentran fuertes unidades aéreas de combate; la primera para apoyar a la Base Aérea de Manta, ubicada en el Aeropuerto Eloy Alfaro de Ecuador, dirigida por el imperio, en cualquier ataque desde el Sur o hacia el Sur; la segunda, dada su cercanía a nuestra frontera, para realizar ataques contra nuestro territorio (Hay fuertes sospechas que el ataque artero sobre territorio ecuatoriano donde murió el dirigente de las FARC Raul Reyes, se efectuó desde estas dos Bases con unidades aéreas del imperio).

Frente a esta situación y dadas las circunstancias de que la administración Bush ha ordenado ya la invasión a Venezuela, que sucederá desde este momento hasta antes de la entrega de su mandato. Y dado que es un objetivo prioritario para el imperio ponerle la mano a nuestros recursos energéticos, para poder enfrentar la crisis de estas sustancias, necesarísimas para su subsistencia. Y dada la peligrosa situación económica por la que cruza dicha administración Bush (Recuerden que una invasión significa para ellos el percutor que reactiva su maquinaria bélica y por tanto su economía). Entonces, frente a este inminente peligro, Venezuela debe realizar acciones urgentes en varios frentes; a saber: En el campo Político y Diplomático: reclamar enérgicamente al gobierno de Holanda el haber permitido la creación de estas bases en Curazao y Aruba, sin antes haberlo consultado con nuestro Gobierno; darle a dicho País un ultimátum para que las cierre en un lapso no mayor de veinte (20) días y haga retirar las unidades militares del imperio en dicho lapso: de lo contrario, Venezuela cerraría la refinería que opera en Curazao y prohibiría todo comercio desde y hacia Venezuela; denegaría a nuestras líneas aéreas llevar o traer pasajeros o carga desde y hacia dichas Islas; negaría todo permiso a ciudadanos venezolanos de hacer turísmo en ellas so pena de ser considerados traidores a la Patría; y, a través de comunicado de nuestra Cancillería se le haría saber al Gobierno de Holanda que dichas instalaciones serán consideradas como objetivos militares.

En el campo militar: Ordenar a todos los militantes del PSUV a formar parte de la Reserva y realizar el correspondiente entrenamiento militar, dotarlos del armamento individual, de visores nocturnos (recuerden por qué se perdieron Las Malvinas), de cohetes tierra-aire y superficie-superficie portátiles, misionarlos y desplegarlos en sus correspondientes emplazamientos. Adquirir, de inmediato, así sean de segunda mano cohetes de corto y mediano alcance que permitan atacar a estas bases aéreas y naval de Curazao y Aruba y cualquier embarcación aérea o naval que se dirija a nuestras costas. Fortificar la Isla de La Orchila, La Isla de Margarita, Los islotes de Los Roques y La Isla de La tortuga. Adquirir un lote de 72 aviones de combate Sukhoi 30 M2, como mínimo, para poder persuadir al imperio y sus cipayos de abstenerse de atacarnos. Adquirir de Rusia el sistema de Defensa Aérea S-300, de los que ya han sido sustituidos por el novísimo equipo S-400 y que por consiguiente están disponibles. Preparar los aviones matrícula venezolana (YV) de nuestras líneas aéreas para el transporte de unidades militares y asimilar a sus pilotos dentro de nuestra Reserva. En el Campo Social: Preparar a nuestra población para la guerra asimétrica, cuanto antes. Ubicar y monitorear a los extremistas y traidores de la oposición y detenerlos al primer indicio de ataque gringo.

¿Cuales serían las señales de que esta invasión está por realizarse?: Aparte de las ya señaladas ut-supra, podríamos indicar las siguientes: Creación de la Cuarta Flota fringa con sede en el Estado de la Florida (Hecho reciente), dotada de portaviones y submarinos nucleares. Movilización de unidades de guerra navales desde la Base de Peral Harbor (Hawuay) hacia Curazao. Intensificación del terrorismo mediático. Intento de colocar a Venezuela como País terrorista. Contacto con gobiernos europeos para concertar una invasión a Venezuela. Impedir que renovemos nuestros equipos militares obsoletos. Hacer ver que estamos en una carrera armamentista. Armar desmesuradamente a Colombia con equipos de última generación. Tratar de desmoralizar nuestras unidades militares con campañas de mentiras y supuestos hechos de corrupción dentro de nuestras filas, atc.etc.

Yo me he aventurado a proponer estas cosas porque siento, como experto en la materia, una gran angustia y de alguna manera quiero alertar a nuestras autoridades y a nuestro pueblo sobre el peligro inminente de una acción armada sobre nuestro País. Sin embargo, estoy seguro que nuestro Gobierno debe tener planes en fase de ejecución para contrarrestarlo.

(*)Cnel. (Av) en retiro y abogado en ejercicio 

brauliojoserafael@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2200 veces.



Braulio Martínez Zerpa (*)

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor