La maldita hipótesis del jefe paramilitar colombiano Uribe, aborta la operación Emmanuel

Está claro a que diablo fue el paramilitar de Álvaro Uribe la tarde del 31 de diciembre Villavicencio, el objetivo era el que la casa blanca le ordeno: SABOTEAR LA OPERACIÒN EMMANUEL.

El gobierno paramilitar colombiano es experto en hacer montajes para engañar al mundo, no es la primera vez que el MONTAJE es parte de la agenda de estos fascistas que gobiernan desde la casa de Nariño. Estos irresponsables se nos presentan con sus caras bien lavadas a decirnos que no habrá entrega porque las FARC-EP no tienen al pequeño Emmanuel por una hipótesis nada comprobable hasta ahora.

Tan solo con saber quienes están detrás de esta novela nos hacen dudar de estos paramilitares, el ministro de defensa colombiano Juan Manuel Santos es un enemigo de la revolución Bolivariana ellos se han caracterizados por los montajes.

En Colombia se recuerda la historia de “EL MARRANO” supuesto temible jefe guerrillero que Uribe extraditó a los Estados Unidos pero que luego desde los Estados Unidos lo regresaron a Colombia porque no era tal jefe guerrillero.

LA HISTORIA QUE URIBE LLEVÓ A VILLAVICENCIO

El jefe paramilitar colombiano Álvaro Uribe y su ministro de defensa Juan Manuel Santos prepararon esta trampa que hoy detiene la operación de liberación, Emmanuel ya no es Emmanuel se llama Juan David Gómez Tapiero y esta viviendo en Bogotá, con esta acción cobarde por ahora logra el objetivo de dinamitar como bien lo dijo el comandante Chávez esta operación humanitaria y deja claro que Uribe solo piensa en soluciones militares.

La intención del gobierno paramilitar de Colombia está clara: bloquear el rescate, ellos prefieren matar a los detenidos en vez de permitir que sean liberados y entregados al comandante Chávez.

En estos momentos no hay posibilidad de movilizar a los 3 detenidos por las FARC-EP cuando el gobierno colombiano tiene 40 mil militares cercando selvas, montañas y las fronteras, está demostrado que Uribe ha movilizado los militares para detener la operación.

Desde un inicio era sospechable la no voluntad que había en la casa de Nariño para el logro de la liberación, primero intentaron poner un plazo de 72 horas, presionaron las delegaciones de Argentina y Brasil con el comisionado Restrepo que pueden correr peligros y no le garantizan la vida, es parte pues de los antecedentes del gobierno paramilitar que siempre apostaron al fracaso de la operación.

Nosotros creemos en las FARC-EP que comunicó al mundo la liberación de los 3 detenidos incluyendo al niño Emmanuel, por lo tanto rechazamos nuevamente la trampa, el montaje y los potes de humo que desde Colombia lanza el presidente paramilitar Álvaro Uribe obedeciendo los mandatos del imperio que desde la casa blanca le ordenaron.

Le pedimos a los familiares de todos los detenidos que tienen las FARC-EP ha seguir creyendo en la liberación y en nuestro comandante como garante de ese proceso y confiar que solo desenmascarando a estos paramilitares se logrará la paz en Colombia.

yormanmonterodiaz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2749 veces.



Yorman Montero Díaz


Visite el perfil de Yorman Montero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: