Zapatero a tu Zapato

500 años de opresión y saqueo, no significa nada para estos españoles arrogantes, que vienen a darnos lecciones de economía y de moral, utilizando dosis de soberbia, de miradas censuradoras. 500, años no es nada, para ellos, mucho menos, para estos domesticados del imperio trajeados con uniforme presidencial.
Vergüenza le debería dar a Michel Bachelet, con esa voz de mujer sumisa, pedía, casi rogando al imperio Español, las donaciones para los niños latinoamericanos, y entonces, pregunto, ¿Hasta cuando nos humillamos, y aceptamos esta maldita contradicción, como ley inmutable, el dominio de los poderosos frente a los débiles?
¿Donaciones para que?
Con que moral dan donaciones, exigiéndonos obediencia, si el robo que nos hicieron, el saqueo, las matanzas, están sellados como esas marcas que deja el hierro caliente, aquí, en cada corazón latinoamericano, sellados con dolor, y Chávez tiene razón, eso no se puede callar, quinientos años de historia, nunca se olvidarán, no se pueden borrar, es parte de nuestra esencia latinoamericana.
Crecimos con la marca que nos dejó el imperio y las ganas de ser libres. Triste sería, que no pudiéramos gritar, alzar nuestra voz de protesta, por los nuestros, por los pueblos de hoy, por las raíces, por la vida, por el agua, por los recursos, por lo poco o mucho que nos queda.
La Ignorancia sobre la realidad latinoamericana, es evidente, y es que el rey déspota, Zapatero y su séquito, se les olvida, que nosotros sabemos hacia donde nos dirigimos, somos pueblos con conciencia de pertenencia, conciencia política, ya no nos cazan más, y los que siguen cercados por la codicia del modelo capitalista, ya están despertando. Es la cadena de la dignidad, y esa no voltea para atrás.
Les da malestar que un valiente hombre, con olor a pueblo, color de pueblo, les indique con firmeza, cual es la vía para alcanzar la suma de felicidad posible, tal y como lo expresaba Simón Bolívar. El presidente Chávez, es un hombre con grandeza de espíritu, sin doblegarse, hizo lo que haría nuestro libertador, no menospreciar su propósito, porque el canto revolucionario esta en su sangre, porque el amor a la patria, esta en su sangre, porque la defensa de Venezuela y de los pueblos latinoamericanos, es su pasión.
Cuan cobarde e indigno, es el comportamiento oligarca venezolano y el de sus partidarios, celebrar a un monarca grosero e impertinente y destruir mediante pláticas incoherentes y bufonas por los medios de comunicación terroristas, un comportamiento insigne del presidente Chávez, con un discurso impecable y aleccionador sobre la historia patria venezolana y latinoamericana.

Que tarambana es la burguesía venezolana y sus seguidores, enalteciendo las viejas formas de dominio, que ellos mismos eliminaron, con sus consecuentes revoluciones burguesas en nombre de la libertad económica y política. Defender un rey nombrado por un fascista, como lo fue Franco, rey, que sin duda alguna, al observarle su actuación tan chusca y agresora, denota el grado de intolerancia y descontento que mantiene con nuestro presidente.

Ahora entiendo porque España apoyo, el Golpe de Estado a Chávez, el absolutismo en antagonismo con un modelo socialista que le impediría a él disfrutar de las arcas de su Nación, el rey defiende lo suyo, indudablemente, sus intereses económicos. Ahora entiendo también porque tanto odio hacia los latinoamericanos, la presencia de un Rey les hace creerse conquistadores, seguir viviendo aquel atraso medieval, desfasado con las realidades actuales, atraso, desprovisto de humanismo, cuya fuente fundamental es el amor, la solidaridad y sensibilidad social.

Nuestra conciencia, es cultura, es educación, es amor a nuestras raíces, y protección para lo que tenemos, por lo que nos queda, y es que no deseamos más humillación para los pueblos de América, este despertar de hoy, no acepta subordinación. El conocimiento de la historia, de la matanza que ocasionó España, de la usurpación, no es de odio hacia el pueblo español, lo de nosotros son lecciones para vivir con el corazón abierto a la dignidad y el amor a la patria. No odiamos al pueblo español, pero si repudiamos conductas insolentes hacia nuestros líderes verdaderos, diferentes, a esos gobernantes y políticos de papel, que vuelan por los aires de la opulencia.

Zapatero a tu zapato. El glorioso pueblo venezolano sabe hacia donde se dirige guiado por el presidente Chávez, elegido democráticamente. Nosotros no creemos en reyes que se llevan los tesoros de los pueblos en pompas, mucho menos aliados a fascistas, Nosotros los venezolanos, y los latinoamericanos, creemos en la historia, creemos en un modelo de sociedad con justicia social.

Zapatero a tu zapato, “líder socialista español”. Ustedes creen en un monarca, pues, la mayoría de los venezolanos, creen en Chávez, un líder que vive enamorado de su pueblo. Respeto para nuestro pueblo, exigimos a su señorío, respeto, para nuestra revolución bolivariana, impregnada de amor por los pobres de la patria.
PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE, VENCEREMOS

carmenarelisc@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2661 veces.



Carmen Arelis Contreras M


Visite el perfil de Carmen Arelis Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: