Órganos supra nacionales, chantaje y soberanía

Culminada la reciente reunión del ALBA que fuera convocada en la ciudad de Barquisimeto y no obstante los éxitos alcanzados, tenemos que decir que los esfuerzos independentistas no culminan pues dada la clara influencia Norteamericana en la Región, ellos buscará la manera de escamotear (por medio de sus proconsulado o cualesquiera entes en los que ellos mantengan capacidad de influir o mejor dicho, “chantajear”), a los gobiernos de los Pueblos hermanos. De allí que el esfuerzo ineluctable pasa por consolidar una estructura político económico militar regional, que frene la oposición gringa hacia nosotros.

NO en balde, utilizando nuestra fuerza moral pero también nuestro músculo financiero derivado del petróleo (ahora más que nunca podemos entender el desespero del Sr. Bush en propulsar la vía del Etanol), el Presidente Chávez indicó a la OEA que si ellos condenaban la no renovación de la concesión del espectro radioeléctrico del canal 2 a RCTV, simplemente nos saldríamos de la OEA; en una clara indicación que no pretendemos ser víctimas una vez más del chantaje de un proconsulado imperial que se pronuncia para unas situaciones y para otras no. Aun el Gobierno Bolivariano aguarda que la OEA emita su opinión respecto del golpe fascista del 11 de abril de 2002.

No se puede permitir que los lacayos del imperio (una oposición totalmente desnacionalizada), pretendan continuar dirimiendo los asuntos internos de la patria en un foro internacional (en este caso la OEA), desde donde se avala y se enaltecen las políticas sucias imperiales inducidas por medio de sus agentes fascistas en cada una de nuestras naciones.

Esa misma situación es indudablemente aplicable a la esfera financiera; por lo que también es válido salirse o reducir al mínimo las relaciones con el FMI o el BM. El Banco del Sur sería un expedito y oportuno sendero Continental.

En el marco de lo anterior, las guerras imperiales que actualmente se libran en el Medio Oriente en contra del Pueblo Palestino; en contra de Irak; en contra de Irán y otros pueblos hermanos, no llevan a confirmar la necesidad en lo geopolítico y geoestratégico de consolidar una política continental y planetaria energética, tanto para emanciparnos como para evitar el colapso ecológico mundial producido fundamentalmente desde el primer mundo con USA a la cabeza. Al respecto, acompañamos al Comandante Dr. Fidel Castro Ruz, quien en días pasados nos proporcionó (por medio de la web), un punto de vista nada desdeñable con relación a la urgencia que sobre esta materia debemos tomar si de verdad deseamos garantizar el futuro de las próximas generaciones.


En cuanto a la guerra en el Golfo, el último sondeo realizado a nivel de la opinión pública norteamericana nos indica que un importante segmento de esa sociedad desea que la administración Bush, fije una pronta fecha para el retiro de las tropas de Tío Sam de “Tierra Santa”, de Irak y que por supuesto no invadan Irán. La verdad es que los EE.UU., no aguantan un segundo Vietnam.

No obstante este escenario interesante por demás, las presiones de la ultra derecha dentro del partido demócrata no cesan en el sentido que por ahora no salgan las tropas invasores y de salir, que por ahora no se fije fecha posible.

En ese sentido, el sector israelí-americano, vinculado a la Casa Blanca, al Congreso norteamericano y a Tel Aviv, hace un fuerte lobby para que ello no ocurra; por lo que Bush, aprovechando esa circunstancia, anunció que vetará la legislación aprobada en el Congreso el cual hoy por hoy está controlado por los demócratas. Ello nos indica sobre la “pelea” que se cierne y las presiones que se producirán en el marco de las negociaciones que ocurran, dado que más del 80% de la población votante afecta al partido demócrata, están de acuerdo con la salida de las tropas invasoras de Irak.

En el marco de lo anterior, el escenario se le complica cada vez más al inquilino de la Casa Blanca por el viraje que se produce hacia la izquierda y centro izquierda en gobiernos (técnicamente aliados), tanto en Europa como en el resto del mundo, inclinándose la balanza hacia una agenda futura contraria a los intereses del sector bélico militar petrolero que gobierna tras bastidores en Washington.

En lo que atañe directamente a nuestro lar, Bush a ordenado se promuevan en este año (segundo semestre tentativamente), reuniones de carácter militar en nuestro Continente, teniendo como pivote de esta ofensiva, a Colombia, Perú, Uruguay, algunos gobiernos de Centro América, y con sus aliados militares “camuflados” (que aun mantienen como cartas bajo la manga), en naciones hermanas como Bolivia, Argentina, Brasil e incluso nuestro país.

A todo evento, lo que se buscaría vía lo militar es por una parte, garantizar que su propuesta neoliberal y de libre comercio (léase ALCA), no se esfume y por la otra, frenar la “avanzada” de la promesa bolivariana tanto en el Continente como en la Región. Para ello, las relaciones bilaterales son cruciales y donde puedan meterse para “pescarán en río revuelto”, lo harán.

Sobre el particular, el problema de los inmigrantes hacia USA y las remesas en dólares que éstos mandan hacia sus respectivos países, será un tema crucial como mecanismo de presión por parte de la administración Bush, a objeto de garantizar se incline la balanza de las negociaciones para su lado; particularmente con los centroamericanos y los caribeños. Esa, es una realidad que deberemos evaluar con frialdad, si de verdad deseamos tener a esos gobiernos y pueblos hermanos de este lado del debate y palucha histórica por la emancipación.

(*) Politólogo e Internacionalista

Magíster en Seguridad y Defensa

monlan2001@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3317 veces.



Manuel José Montañez Lanza (*)


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: