EEUU, ExxonMobil y Guyana

Conforma una trilogía simbiótica en la cual EEUU, parte interesadísima, busca asegurarse su materia prima en virtud de la merma mundial de diésel y su costo, así como de la recesión en la que podría caer recurrentemente, a juzgar por los altibajos que ahora mismo impactan a su economía, pese a los esfuerzos denodados de la FDI en virtud de la caída mundial del dólar, efecto inevitable por la desdolarización, que aúpa ahora mismo, el grupo Brics, recién reformulado.

Y, es así cómo, a través de su vocero, Brian Nichols, subsecretario de Estado de los EUA para Asuntos del Hemisferio Occidental, asevera taxativamente, que”EEUU apoya el derecho de Guyana a desarrollar (aprovechar) recursos en cualquier parte de su territorio”. En efecto, nos resulta inaudito que un funcionario de tal categoría obvie la vigencia del Acuerdo de Ginebra, signado por ambas naciones el 17/2/1966, yerre tan ingenuamente (¿?), o, quizá mister Nichols se beneficie de un cohecho. Elude o ignora exprofeso, que desde 2015 Guyana y su contratista ilícita ExxonMobil, extrae crudo del bloque Stabroek, contiguo a las aguas de la “Zona en Reclamación”, cuenca Guyana-Sirinam, donde hay reservas jugosas probadas por el Servicio Geológico de su país (USGS, siglas en inglés), equivalentes a unos 12800 mbp.

Asimismo, Venezuela abogará irrecusablemente, por sus derechos evidentes sobre el territorio Esequibo, mediante argumentos histórico-jurídicos ante una aberración tan insolente e inadmisible. Pues, Guyana ocupa fácticamente, un espacio territorial nuestro sobre unos 160000km cuadrados, que, como estado unitario, ha subdividido en unas diez regiones administrativas, por donde acomete diversos proyectos de infraestructura, que bajo ningún concepto podrían indemnizarle, en caso de que el fallo de la CIJ resulte, como debería ocurrir, favorable a Venezuela. Uno de esos títulos sobre nuestra soberanía en el Esequibo es la Ley Fundamental de la Unión de los Pueblos de Colombia (1821) donde se resalta al uti possidetis juris, como esencia de nuestra territorialidad y soberanía.Y, luego, el Tratado de Límites y Navegación fluvial con el imperio del Brasil, 1859 (artículo tercero), y el decreto por el cual el Libertador anexiona previamente, a la provincia de Guayana incluido el Esequibo en territorio venezolano 15/10/(1817).

Isaimar@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 957 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas