Si no morimos por el coronavirus, ni nos mata Trump: ¿nos matará el gobierno colombiano?

Podemos enfermarnos. Podemos sanar. Podemos morir como podemos contraer: la enfermedad del coronavirus las veces que el virus quiera: es lo que han descubierto los coreanos del sur cerca del norte.

Trump quisiera infestarnos más de lo que estamos y, con él Ivan Duque que está infestado de vileza contra los venezolanos en la virulea de su mal, sumiso y oprobioso gobierno.

La presión por la transición de otro gobierno en el país: tiene al coronavirus descuidado por el gobierno de Trump que, hasta su posible reelección está en veremos y, sino se va Nicolás: quedará fuera comiéndose una quimera después de noviembre. Eso no da ni frío ni calor, pues el que vendrá, si no es igual, puede ser peor que por eso se llaman: los Estados Unidos. Y, América para los americanos, ni de vainas.

¿Pero será verdad qué, los gringos "están jodidos, pero contentos" con Trump que es más calamitoso que un trompo enrollado por Guaidó?

Y, hablando de Guaidó: ¿se iría para Santa Marta, porque para Nueva York, no creo? Con esa cuarentena que no lo deja gobernar con Elliot Abrahams que ayuda poco, porque Pompeo: no da para más. Torpe, torpe.

¿Qué sera mejor: el gobierno de transición de Trump o, la junta de gobierno de Rafael Ramírez? Ninguno de los dos. No puede ser, no puede ser. Es decir, ni uno ni el otro, o sea: ni Trump ni Ramírez. ¡Ah caramba! ¿Y entonces?

El tiempo apura y como los pobres serán cada día más, lo que nos espera es una pobre pobreza y, ¿gracias a quién? Buena pregunta Sancho. Mejor come y te callas que el mundo padece de males reconfortantes, así como la curiosidad mató el gato. El que no sufre, padece. Ricos y pobres contad con su muerte y, quién dice, que no. Los dólares del imperio no dan para tanto.

Y, hablando de gatos, qué le pasaría a "El gato de Schrödinger". ¿Salió de la caja: muerto, o vivo, o vivo y muerto a la vez? Meterse con electrones dentro de los principios de mecánica cuántica hay que pensarlo. No le sirve a Trump, ni le sirve a Iván Duque, porque lo de ellos es muerte y destrucción que, así es como ellos gobiernan. ¿Acaso lo duda? ¿Ese no es nuestro mundo? Jamás. Dele un vistazo a la actualidad y, vea como se comporta la miseria humana de tantos gobernantes. ¿Le complace? Entonces, usted no es de este mundo.

Mientras que en Ecuador entierran muertos cada día en cajas de cartón. En Perú la parafernalia de qué hacer con ellos. Es como un cuento para Vargas Lloza. Y por quién ladrarán los perros y, eso qué no es la guerra del fin del mundo.

¿Se acuerda de Nueva York? Ahora sufre de tantos enfermos por el coronavirus y de tanta muerte que conmueve al mundo de tristeza, menos a Trump que no resiste salir de Maduro y, más son los que odian al magnate Trump por lo despreocupado que está que a fuerza de dólares quiere resolver su pandemia. ¿Y la gente, cuenta o no cuenta, pobres como ricos? Al hoyo.

Para tranquilizar tanta angustia junta de pobres como de ricos: pensemos en Nueva York. Pero primero, consultemos si es posible la comparación: ¿En qué se parece Elliot Abrams a Trickster? En Miraflores lo deben saber.

Ahora sí: digásmolo a través de Luis Fragachán con remiendos de estrofas: Me fui para Nueva York / en busca de unos centavos / Por allá se me apareció Trump / como alma que lleva el diablo. Y de tanto correr y después volar del susto: A Nueva York / que atrocidad / no vuelvo más / si es que Trump no se va. Y para finalizar: Todo el que va a Nueva York / coge el coronavirus con las manos/ sino se mete a embustero / que hasta lavando pocetas / dice que es para ganar dinero. Que, la furia del capitalismo la tiene a bandonada a su destino. Ay Nueva York a lo que te ha llevado el gobierno de Trump.

Y, como siempre hay tiempo para quejarnos y sino no nos quejamos, entonces a que atenernos, pero han de saber y, esto no es para reír ni para llorar, sino todo lo contrario, pero el ministro Aristóbulo, les depositó el bono de la semana mayor a todos los educadores de su ministerio, ¿lo digo, Aristóbulo? Pena no me da, ni rabia tampoco, ¿pero Maduro lo sabrá?, ¡ah Aristóbulo! Voy a decir la cantidad, pero no con números para ver que dice Aristóbulo, que fueron: <>. ¡Una guará! Dios te lo pague Aristóbulo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1037 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas