Aventis

EEUU e Inglaterra, cohesionadas en agresión a Venezuela

Las estructuras políticas hay que vigilarlas y cuidarlas en base a su diferenciación y alta solidaridad, porque, en ella no puede haber desequilibrios debido a que las relaciones existentes se mantengan de una manera constante y los niveles de logro en lo económico y social alcancen una medida satisfactoria. En este caso hay que controlar la configuración del mercado y sus contextos, para que las relaciones económicas puedan establecer sus derechos y evitar la especulación. Ya que los medios de producción pueden traer consecuencias negativas en una relación de banca, comercio y empresas de exportación o navieras.

Sin duda, los empresarios latinos desean tener un dominio patrimonial para maximizar sus posiciones económicas y estar a la expectativa que, mediante un proceso de racionalización en forma relativa crea expectativas en el consumidor y, de allí surgen las posiciones contradictorias.

Se debe recordar que los colonizadores norteños, fundamentales en la historia política norteamericana. Pertenecían a una secta protestante inglesa, cuya austeridad de principios le valió alcanzar el nombre de Puritanos. El Puritanismo, no era solo una secta cristiana, sino que en muchos puntos correspondían con las teorías democráticas y republicanas más radicales, luego esas sectas formaron sus estructuras en base al calvinismo, luteranismo para conformar asambleas de índole espiritual bajo la denominación de Baptistas y metodistas.

Los Pilgrims llegaron a América del Norte procedentes del Reino Unido, (Inglaterra), con sus familias, dispuestos a restaurar comunidades donde pudieran conducirse de manera cónsona a sus principios, libres de presiones externas. De hecho, la Corona inglesa legalizaba lo que ya se tenía dispuesto, todo estaba y esta cohesionado e implementando desde aquellos tiempos históricos y los colonizadores, implementaron leyes inglesas en copia y carbón de la Monarquía.

En consecuencia, los presidentes Barak Obama, George Bush, padre e hijo, y Donald Trump provienen de asambleas cristianas baptistas libres y el presidente Nicolás Maduro Moros debe estar consciente de sus expresiones como cristiano y su relación con las Asambleas Evangélicas a nivel mundial y su inspiración religiosa es forzosa. Las colonias de la Nueva Inglaterra constituían comunidades, sólidamente cohesionadas, formadas por miembros entrenados en el manejo de asuntos colectivos y capacitados en las técnicas productivas.

Cuando tratamos un tema político, debemos ir a lo antropológico y al manejo de los grupos sociales, pero en una estructura económica como lo manejan los socialistas y comunistas, lo toman como un agravante y repentinamente aparece la censura de prensa, no importando que tenga el redactor en ese bloque informativo. Y, de inmediato no aparecen sus artículos. Es que, todavía nos movemos en una sociedad primitiva con algunas desviaciones, donde destaca el preciso consumo de lo profano y pagano.

Los socialistas, obvian que los norteamericanos trabajan sobre la maqueta de un ensamblaje, donde hay que sacarle provecho al plano metafísico- espiritual para llegar al dominio de las masas, a las comunidades, a sus vivencias.

La historia es crítica y debemos formarnos una visión de un país o región con sus significados. La burguesía periférica quiere destruir a la aristocracia y burguesía anclada ya a una realidad histórica y, los nuevos periodistas no quieren entender esto, no es el manejo de la información, es la redacción exacta de lo visto y expresado. El moderador de La Hojilla, un programa muy visto en el canal de gobierno, Mario Silva venia avisando desde diez años atrás sobre lo acontecido hoy.

El hombre- masa es gobernable y obediente, porque, renuncia a pensar por su cuenta y riesgo.

¨¨ Cuando las masas empiezan a comprender que nadie es responsable, caen en la apatía y entonces es fácil modelarlas. La maquinaria social les parece necesaria, invencible, lo mismo que a los hombres primitivos les parecía misterioso la inundación, tempestad y la esterilidad de las tierras¨¨.

La globalización, entendida como la imposición de una civilización placentera con gustos unificados y sustentados en la pobre filosofía del hommes consumens. No es otra cosa que el regreso triunfal de la barbarie, dispuesta a barrer no solo con los símbolos históricos, sino también con la mejor herencia de la cultura occidental, traicionando los fundadores de la modernidad que ponían a la razón al servicio de la libertad, igualdad, justicia,

Globalización y regionalización son dos caras de un mismo fenómeno, pues la agresión de la primera activa los mecanismos de diferenciación cultural, lo que a veces cristalizan, incluso, las respuestas fundamentales.

El cosmopolitismo, nos llevó a las periferias culturales, es decir, dejamos atrás, los valores y procesos ajenos y a menoscabar los propios. Desviando así el principal objeto de la filosofía y antropología que, es indagar en la propia cultura. Es recién, en los albores del siglo XX, cuando se empieza a ver el cosmopolitismo, como algo opuesto a lo nacional o norteamericano- inglés. En este sentido, el modernismo comienza a ser percibido por algunos, como la maduración de una historia. O la maduración de una cultura y civilización que necesita cumplir con su destino y dejarse de mirar en espejos ajenos o de mirar lo propio con lentes ajenos. Pero, la mera implementación del socialismo u otro régimen alternativo no implicará de por si, la restauración del equilibrio social, ecológico y climático.

Se quiere desarrollar América Latina con un proyecto ecocida, apelando a lo salvaje y ya vemos los resultados. Se necesita conciencia política para ver el futuro. Son soluciones a largo alcance.

Hablar de franceses, norteamericanos o ingleses son los mismo y junto a Israel, parte de la misma fe religiosa con un solo pensamiento común.

Kissinger, sabe de esto mucho.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 537 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: