¿Por órdenes expresas de Elliott Abrams: se votará en Venezuela?

Por cumplimiento inaudito sin contagio ninguno y por facultad divina de acuerdo al parecer eclesiástico de la CEV, sin menosprecio a los colectivos -llámense pueblos o naciones- como identidades leales al pensamiento de nuestro jerarca Donald Trump, sembrador de oportunidades heterogéneas dentro del capitalismo racional. He tomado como enviado "único" para Venezuela de la Casa Blanca como meta principal, orientar al pueblo venezolano a que se convierta nuevamente en ser una digna y gran nación americana, tal como lo era antes de Chávez y del dictador actual, usurpador de un poder inexistente que navega contra la corriente de la paz en consumo a nuestro desprecio. Por tal motivo, sin miramiento ninguno, decreto:

Se abre el período de escogencia de candidatos que será uno de ellos, el posible presidente americano de esa nación, pero para ello quedan excluidos de una buena vez, todos los líderes tóxicos que tengan afinidad alguna con el chavismo y con el madurismo desde todo punto de vista racional a nuestros ideales y conformidad:

Se hace necesario conformar entre los partidos democráticos que son tantos en Venezuela amantes del poder, una armonía conciliadora que haga posible que el devenir de esa próxima figura política alcance el estatus que nuestro presidente Trump requiere a su carisma, por lo que de una buena vez, no deben tener cabida líderes viejos pasados de moda de estar siempre aspirando, por lo que, Eduardo Fernández, Claudio Fermín, Ramos Allup, y un largo etcétera de muchos de ellos, incluyendo a Andrés Velásquez y Antonio Ledezma que deben dejar su cansona debilidad de querer ser presidente sin nada a cambio, tal como lo demostró en el pasado Chávez y ahora Maduro.

Entre los que se incluirán con luz verde a nuestro favor estarán: Toda la juventud de AD, Copei, PJ, Voluntad Popular, Patas para que te tengo y, más ninguno sin excepción y nuestro presidente Trump ve con buenos ojos aquellos líderes que son fáciles de bajarse los pantalones en cualquier momento, aunque no sea oportuno, demuestra que hay una corriente nueva en su ser de líderes jóvenes que quieren a los Estados Unidos.

Aunque el presidente Trump no gustarle, Leopoldo López, ni Julio Borges, por el contrario si le gusta y la aclamaría como presidenta es a María Corina, lidereza de todos los tiempos de gustos exquisitos e ideales por demás emocionantes como triturantes de fervientes deseos que no esconden su fin que acabaría de una sin esfuerzo alguno con los chavistas y madurista con una furia de odio que no cabe en su alma y, pudiera ser ella la nueva Guaidó, ahora en decadencia por flojo y hablador.

Y, a mí como enviado para Venezuela, siempre he estado enamorado de algún día tener como presidente a Manuel Rosales por ser un buen filósofo de ideas excepcionales que debería estar en la Universidad de Harvard enseñándonos su apasionado mundo maracucho buscando peras en el horno, pero, Trump ser el capitán de la Casa Blanca y deseos no preñan como dijo el filósofo nuestro.

Las próximas elecciones por conveniencia de nuestro presidente Trump están en veremos y seguimos desarrollando detalles por el bien de ese país que hoy más que nunca necesita de un gran presidente como Trump y, será él el que muy pronto anunciará la fecha de las futuras elecciones venezolanas con toda la potestad que el imperio le da y, el cúmplase está en puerta que, será este mismo año esa gran victoria de La Gran Colombia y, al fin Venezuela libre, metida de lleno en el Grupo de Lima como naciones libres e independientes, aunque la Amazonía arda y Maduro explote.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 840 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a281871.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO