El abandono de la OEA

Este artículo lo teníamos redactado desde el día en que el canciller Arreaza asistió a una reunión de ministros de relaciones exteriores en la OEA. Sin embargo, no lo habíamos podido enviar a aporrea para su publicación, debido a que los apagones provocados por el terrorismo me dañó la computadora, y debido, también, a que ese mismo terrorismo de la oposición destrozó los cables de CANTV, y desde entonces esta Urb. Urdaneta ha permanecido durante in año sin teléfono y sin internet, es decir, completamente incomunicada.

El tremendo error de haber anunciado nuestro retiro de la OEA está demostrado por el hecho de que todavía, a pesar de ese anuncio, continuamos asistiendo a las sesiones del organismo. Tal actitud resulta absolutamente incongruente, porque si se consideró que eso era lo que más le convenía a Venezuela, y todas las decisiones relacionadas con nuestro país deben estar inspiradas en sus mejores intereses, entonces resulta, francamente incomprensible que estemos haciendo todo lo contrario de lo que más nos conviene; es decir, que lo lógico, de acuerdo con ese anuncio, sería que nos abstuviéramos de continuar asistiendo a ese organismo, y sin embargo continuaremos haciendo…¡por qué? Porque es necesario aclarar algunas cosas, se nos podría responder. No obstante, ¿qué sucedería si una vez fuera de la OEA se nos presenta la misma necesidad de aclarar algunas cosas y algo más?.

Si se pensó que por no pertenecer al organismo multilateral ésto iba a dejar de ser utilizado para agredirnos, para promover y aclarar cualquier aventura hostil contra nosotros, pues se incurrió en una falsa ilusión, porque el gang que gobierna la nación del norte no va a dejar de hacerlo. Ya que sin importar el número de sus integrantes, siempre tratará de darle visor de legalidad a cualquier intervención militar o de cualquier otro tipo que se emprenda contra nuestro país. Y no va ser porque llamemos ministerio de colonias a la OEA lo que los va a detener, como pareciera se estaría pensando.

Pero lo verdaderamente inexplicable de esa ingenua decisión, poco pensada, sin duda, es que además de renunciar a una tribuna que nos permite dar a conocer al mundo nuestra verdad y nuestras razones. Nos priva simultáneamente también de la posibilidad contraatacar al enemigo en su propio y nauseabundo terreno; de desenmascarar las grotescas patrañas e inmundas mentiras que los mismos, por encargo bien pagado del amo y en flagrante violación de las normas y postulados consagrados en la carta fundacional del organismo, de ese grupo de gobiernos asalariados, lanzan como una lección bien aprendida, contra Venezuela y sus legítimas autoridades.

Pero, además, el error queda más al descubierto, se hace más patente, en virtud de unas declaraciones emitidas por un alto funcionario del Dpto. de Estado, quien dijo que Venezuela debía ser expulsada de la OEA. ¿Por qué hizo esa solicitud ese vocero del gobierno norteamericano? Sencillamente, porque Venezuela fuera de la OEA es lo que más le conviene a los Estados Unidos. ¿Por qué? Porque así nuestro país quedaría excluido del sistema interamericano, es decir, completamente aislado y, por consiguiente, convertido poco menos que en un Paria contra el cual cualquier acción punitiva que se emprendiera en su contra estaría plenamente justificada.

Y es que, además, esa salida de la OEA no representa, al parecer al menos, que sepamos, no se ha dicho nada en este sentido ninguna ventaja, ninguna utilidad para el país. Y entonces, ¿Cuál sería el objetivo de esa renuncia, qué se buscaba con ella? ¿Cuál la causa que nos obliga a abandonar ese organismo y dejarlo completamente en manos del enemigo? ¡Por qué dejarles a éstos el campo libre para que nos ataquen y si es posible para que nos destruyan como nación libre, independiente y soberana? Todavía no se nos ha dicho nada al respecto.

Sin embargo, aún no es tarde, afortunadamente; todavía hay tiempo para reconsiderar una decisión producto a todas luces de la improvisación y el apresuramiento, y que lejos d consultar los auténticos intereses del país, lo que busca es satisfacer viejos rencores, rencores que aunque explicables, nada tienen que ver con lo que más le conviene al país en relación con la OEA.

Nota: Pérez Pirela:

En su programa televisivo de la semana pasada, este señor hizo algunas afirmaciones que no se corresponden con la verdad. Por ejemplo, afirmó en una clara alusión a Corpoelec, que Maracaibo vive permanentemente en penumbras, al punto de que sus habitantes no han podido ver el mundial de futbol. Y no es que no haya habido apagones, los ha habido, pero no al grado de mantener la ciudad permanentemente a oscuras, como se desprende de lo irresponsablemente dicho por P.P. ¿Qué se están efectuando unos trabajos para aumentar la generación de electricidad a fin de ajustarla a una demanda en constante crecimiento. Algo que como es fácil de comprender, no puede hacerse, por el peligro que eso significa para los trabajadores, con el sistema eléctrico en pleno funcionamiento.

Sin embargo, hay que aclarar. Y eso es lo que no hace P.P, que esos cortes eléctricos no son los únicos que se están produciendo. Se están produciendo otras interrupciones del servicio provocados por la oposición a los que extrañamente, que yo sepa, P.P no se ha referido. Y estos sabotajes si es verdad que son realmente dañinos. Pues, además de ocasionar las mayores molestias e incomodidades a la población, han causado enormes daños a la infraestructura eléctrica. Entre esos daños, que recuerde, está el corte del cable sublacustre, el que, desplazándose por el fondo del lago, trae el fluido eléctrico desde la Costa Oriental hasta esta ciudad. Y créanme, no se trata de un simple y vulgar alambre. Se trata de un conductor de último voltaje, importado de Japón a un precio tan elevado como la electricidad que conduce. En relación con esta avería, vale la pena destacar que pese a las complejidades, técnicas de este cable, que constituyen un desafío a la inteligencia, fue sin embargo reparado por los ingenieros de Corpoelec. A raíz de este hecho criminal, Maracaibo estuvo sumido en la oscuridad durante diecisiete horas seguidas. Pero ahí no termina todo, pues no se había terminado de subsanar este percance, es cuando la emprendieron contra un enorme transformador que, por sus desmesuradas dimensiones y su peso, hubo que trasladarlo desde Valencia a Maracaibo en barco, porque debido a estas descomunales características, era imposible hacer ese traslado por tierra. A causa de este costoso sabotaje nos tuvimos que calar más de siete horas sin electricidad. Y así hemos estado, porque cuando los terroristas nos dañan los cables eléctricos, entonces incendian alguna subestación, o sino destruyen los transformadores. Esta es la verdad de lo que está sucediendo en el Zulia en relación con el problema eléctrico. Por lo que Pérez Pirela, lo que debía hacer antes de ponerse a difundir, sin beneficio de inventario algunas noticias, en constatar la veracidad de las mismas, y no dedicarse a hacerle el juego a los enemigos del país.

2° Creemos que el masivo y generalizado baño de sangre que el gobierno colombiano, la oligarquía y el inefable Alvaro Uribe, a través de sus bandas de paramilitares y de narcotraficantes, están provocando en el país vecino, debe ser objeto del más contundente y clamoroso repudio por parte de quienes tienen un escrupuloso respeto por la vida humana. En este sentido, pienso que el gobierno nacional, a través de su ministerio de comunicaciones, debía emplazar a organismos como la Comisión y Corte Interamericana de Derechos Humanos y WONGS como Amnistía Internacional, a Human Watch Right, y otros de pomposos nombres, pero inútiles en la defensa de los derechos humanos cuando éstos son violados por títeres del imperio, a que se definan en relación con crímenes sólo comparables con los cometidos por los regímenes más oprobiosos y criminales que hayan existido, como el de Pal Pot, por ejemplo. Igualmente, creo necesario, también, convocar con carácter de urgencia una reunión extraordinaria de la OEA, a fin de considerar la grave situación que en materia de derechos humanos se está viviendo en el país neo-granadino: Tan grave es esa situación, que apenas si existe un metro cuadrado de ese territorio que no esté sembrado de cadáveres de personas liquidadas extrasudialmente. Allí han corrido torrenciales ríos de sangre, por lo que es irreleidible, como mínimo, una acción de esta naturaleza.

Nota: Ayer por la noche me visitaron Remigia, Roberto y José. Lo hicieron para decirme que si volvería a escribir en aporrea, dijera que no hay pagos más irregulares que los correspondientes a la misión "Hogares de la Patria". Que cada día los retrasan más; que empezaron pagando los últimos de cada mes; que después los días cinco, y ya hoy es diez de julio y ni siquiera les han enviado lo que ellos llaman " la aplicación".

Y en cuanto a la rectora del CNE, Dra. Tibisay Lucena, le recuerdo una vez más que algunas personas de esta ciudad de Maracaibo, que trabajaron en las elecciones para gobernadores, alcaldes y presidente de la república, aún no han recibido el pago que se les prometió ¿Cuántas veces más tendremos que referirnos a esta situación para que el reclamo sea tomado en cuenta? Y si es que algún día lo hacen.

No estamos para experimentos ni mucho menos para correr riesgos. El modelo económico que más se ajusta a las necesidades de nuestro país en estos momentos es el libre mercado. De lo contrario, esta situación que estamos viviendo en estos momentos, lamentablemente se prolongará quién sabe hasta cuándo. Po lo que la amenaza contra la democracia será también un riesgo permanente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 581 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a266856.htmlCd0NV CAC = Y co = US