Fracasa el plan imperial de ingerencia electoral: la oposición venezolana está contra la pared...!!!

El Proceso No. 26


En las últimas semanas hemos venido observando una serie de hachos que ponen de manifiesto una realidad crudamente adversa para los sectores que continúan empecinados en “sacar a Chávez” y liquidar el Proceso Revolucionario Bolivariano. Se trata de realidades objetivas, inocultables, que ponen de manifiesto una debilidad irreversible, tanto en los sectores que apoyan a Manuel Rosales como en los involucrados con la candidatura de Benjamín Rausseo. Con respecto al llamado “Er Conde der Guácraro” (sic), observamos como los medios privados lo mantienen bajo una especie de “veto” que lo hace pasar prácticamente desapercibido, mientras tratan desesperadamente de inflar la imagen del carmonafirmante. En lo referente a Manuel Rosales se observa un desmedido afán mediático por darle notoriedad, pero ello no le resuelve el problema de popularidad, sino que más bien tiende a agravarlo dadas sus deficiencias en cuanto a memoria, conocimientos y capacidad de expresión. Este candidato evidencia falta de carisma, de discurso y de liderazgo personal. Claramente se observa la falta de capacidad de convocatoria de Rosales cuando en sus marchas, caravanas y concentraciones la participación es muy escasa, aun cuando la realización de estos eventos suele ser ampliamente publicitada a través de la mayoría de los medios privados opositores, principalmente por Globovisión, RCTV, El Nacional, El Universal, 2001, El Carabobeño, Notitarde y otros de cobertura nacional. La “gran avalancha”, por ejemplo, no pasó de ser una pequeña concentración, aun cuando sus organizadores esperaban una especie de “parto de los montes”

“ LA GRAN AVALANCHA ”, DE ILUSIÓN DE BOBOS A LAPIDARIA REALIDAD. Llamaron, convocaron, clamaron, invitaron, trasladaron, globovizaron, granielizaron, etc., etc., todo en nombre de “la gran avalancha que estaba llamada a ser el parto de los montes”. Pero, oh, qué dolor, no llegaron a tronar las montañas y, en lugar de la tan esperada “avalancha” salió un escurridizo ratón que “se atrevió” a irrumpir con una perorata que parecía rescatada de un baúl abandonado medio siglo atrás en algún antro de la CIA. Se lanzó aquel vociferante ratón en “avalancha” (léase miniderrumbe), con una “atrevida” cruzada anticomunista preñada de insoportable hediondez a macarthismo, betancurismo, pinochetismo, franquismo, fascismo, y hasta a un fétido coctel de Foster Dulles con Reagan, con salpicaduras de Betancourt, Lacerda, Videla, Carmona Estanga y Noboa. También se “atrevió” el vociferante ratón, chuleta a mano, a hablar de una inseguridad que según cree él, “existe sólo en Venezuela y desde hace ocho aaaños, ocho aaaños”, así como también de otros temas “tan realistas” como que “las Misiones son producto de la cuarta república” Finalmente, después de tanto “atrevimiento” del candidato, los asistentes a la “super avalancha” se “atrevieron” a largarse, dejando para la posteridad una montaña de conocidas latas con blancas imágenes de ositos, contorneadas de tarjetas plásticas que exhibían rostros muy parecidos a los de una conocida y “muy popular” secretaria de estado.

EL “GANO Y COBRO” ¿ESTUPIDEZ POLÍTICA O ABIERTA PROVOCACIÓN? El carmonafirmante Rosales, en su verdadera dimensión, no es más que otra simple pieza de la estrategia imperialista estadounidense. La de Manuel Rosales es una candidatura que sólo se explica por la nostalgia de la puntofijista democracia representativa neoliberal, subordinada a las elites sionistas de EEUU, donde muchas de las cabezas prominentes se hacen notar por su escasa formación académica e ideológica y por su bajo nivel intelectual. Sujetos así son útiles porque suelen ser dóciles y sumisos ante los verdaderos dueños del poder y, además, fácilmente manejables por una corte de supuestos “expertos” que diseñan cada uno de sus pasos y los inflan mediáticamente para convertirlos en “superestrellas” políticas asociadas con algún “slogan” publicitario. De éstos slogans existe una “inolvidable” y larga lista, por ejemplo, “el gocho p´al 88” , “Jaime es como tu”, “ese hombre sí camina”, “Luis Herrera arregla esto”, “el cambio va”, “¿con quién estás tu, compañero?” etc., etc., cada uno más vacío que el anterior. Ahora se presenta Manuel Rosales como supuesto “ganador” antes de jugar la partida, con un slogan cuanto más estúpido, vacío y provocador, porque su “gano y cobro” arranca de una muy dudosa premisa, “yo gano”, pero el ganar no depende del carmonafirmante, sino de los electores, electores de ninguna manera controlados por él, por supuesto. Si acaso, puede intentar influir en ellos, pero si nos fijamos en algunos elementos objetivos, Rosales cuenta con poco apoyo de los electores: en las encuestas apenas oscila alrededor de un 30% mientras Chávez no baja del 60%. Sus marchas y concentraciones cuentan con escasa participación, en tanto las de Chávez siempre son multitudinarias, hasta desbordantes. El discurso de Rosales es ambiguo, descalificador a ultranza y sin elementos convincentes, plagado de imprecisiones y hasta ofensivo, como cuando “se atreve” a calificar de “parásitos” a los participantes en las misiones. Además, tiene la mala costumbre de escurrir el bulto cuando le exigen que asuma responsabilidades, como en el caso del presunto desvío de los fondos destinados a pagarle a los trabajadores de la Gobernación del Zulia, denunciado por el Alcalde Giancarlo Di Martino y el Diputado Rodrigo Cabeza. Rosales dice que “gana y cobra”, pero ¿cómo va a cobrar si no es capaz de ganar? Este es un slogan que, aparte de su implícita estupidez, debe ser visto con cuidado, porque posee una subyacente incitación a la violencia, a la agresión, a tratar de cobrar a la brava, gane o no, a montar una guarimba electoral para intentar “sacar a Chávez” como sea, en función de la estrategia imperialista de recolonización de América Latina.

¿QUÉ SE PUEDE ESPERAR DEL IMPERIO CUANDO SABE QUE LA OPOSICIÓN ANTICHAVISTA ESTÁ DERROTADA? Las Elecciones Presidenciales del 3 de diciembre no son unas elecciones comunes y corrientes, no son como aquellas del puntofijismo, cuando podían ganar los adecos o los copeyanos y era “la misma vaina”, aquí se está jugando la decisión de tener una Venezuela libre, soberana, dueña de PDVSA y de todos sus recursos naturales, empresas básicas y servicios públicos, integracionista, con liderazgo continental y mundial, con un sistema socio-económico orientado hacia la justicia social, con un sistema judicial de derecho y de justicia, en contraposición a una caricatura de país, una cuasi colonia o protectorado sumiso a las políticas imperialistas de la Casa Blanca , sometido a la insaciable rapiña de las transnacionales, con PDVSA, las empresas básicas, la electricidad, los servicios, la salud, la educación, la seguridad social, el agua, todo, privatizado, con un leonino TLC firmado y las tierras agrícolas contaminadas con transgénicos. Creemos que ningún venezolano que se respete puede aceptar ver a nuestro país convertido en colonia, que todo venezolano que cuente con algún patriotismo tiene que optar por una Nación libre y soberana, y eso es lo que está en juego. Pero las elites sionistas que controlan la Casa Blanca están empecinadas en apoderarse de Venezuela, para lo cual pretenden aplicar otros planes si les falla la vía electoral y seguramente irán hacia eso al ver que su rosalero caballo de Troya no llega a ninguna parte. Escenarios posibles son los siguientes: 1.- Retiro de Rosales porque “no están dadas las condiciones electorales”, en medio de un cacareo amplificado mediáticamente a nivel nacional e internacional; 2.- Participación de Rosales el 3D y difusión mediática temprana de falsos resultados dándolo como ganador, con fuerte eco internacional y supuesto reconocimiento por parte de gobiernos lacayos, conjuntamente con la perpetración de una guarimba de tipo ucraniano; 3.- Protestas y paros desestabilizadores impulsados sindicaleros adscritos a la CTV ; 4.- Acciones terroristas tales como atentados y colocación de bombas en embajadas y sitios públicos en general, con el fin de amedrentar a la población. Ya lo han hecho en numerosas oportunidades, recordemos los casos del hotel Teleport y las embajadas de España y Colombia; 5.- Campaña mediática internacional de extrema virulencia dirigida a socavar el inmenso prestigio ganado por el Gobierno Bolivariano, tratando de relacionarlo con el terrorismo, trata de personas, narcotráfico, tráfico de armas y muchas otras acciones ilícitas; 6.- Explotación desbordada del anticomunismo como punta de lanza para crear temor en algunos sectores timoratos; 7.- Eventualmente, agresiones armadas directas por parte de paramilitares, mercenarios y traidores a la Patria. Pero , por encima de cualquiera de estos escenarios de agresión contra Venezuela, tiene que ser cada vez más firme la voluntad, la decisión y la acción para cerrarle el paso al imperio y a sus lacayos, así se disfracen de candidatos o de lo que sea, si “se atreven” con otro 11 de abril hay que reventarlos con otro 13 de abril. En Chile y en Ucrania pasaron, en Venezuela y en Bielorrusia salieron trasquilados.

ARRECIAN LAS CAMPAÑAS DESTRUCTIVAS OPOSITORAS CONTRA LAS MISIONES Y LAS OBRAS DE INFRAESTRUCTURA DEL GOBIERNO DEL PRESIDENTE CHÁVEZ. Dicen los capos de la palangrera SIP que “en Venezuela no hay libertad de expresión”, bueno, menos mal que al parecer no la han encontrado, porque con toda la mierda que plumíferos, tinterillos, escribidores, “expertos”, “analistas”, “opinadores” y demás de la ralea sueltan con la jeta, el bolígrafo o el teclado, la tal “falta de libertad de expresión” es bien dudosa. La libertad de expresión en Venezuela es tanta que se puede arremeter sin problemas contra lo que sea. Asco, verdadero asco, producen las inmundas campañas dirigidas a descalificar tanto las Misiones como las grandes obras de infraestructura hechas por el Gobierno Bolivariano. Ahora resulta, según el palangraje desatado, que los ferrocarriles del Tuy Medio, Puerto Cabello-La Encrucijada, San Cristóbal Maturín, Chaguaramas-Cabruta y Calabozo-San Fernando, las nuevas líneas del metro de Caracas, los metros de Los Teques, Valencia y Maracaibo, el segundo puente sobre el Orinoco, las autopistas Antonio José de Sucre y José Antonio Páez, los hospitales Cardiológico Infantil Gilberto Rodríguez Ochoa y Oncológico Cléber Ramírez Torres, los centros diagnósticos, las aldeas universitarias y muchas realizaciones más, “son obras de la cuarta república”……..no joda…!!! Pero la mentira y el palangraje no paran ahí, tenemos a un ex diputado miquilenero y a un “encumbrado” académico y columnista lanzando la temeraria especie de que “ la Misión Robinson no sirvió de nada, porque todavía hay millón y medio de analfabetos” Para ello cometen la torpeza de referirse a unas estadísticas del primer trimestre de 2005, claro, cuando la Misión Robinson apenas estaba en operación y una importante cantidad de alumnos aun no la habían concluido. Esta gente pretende desconocer Informes de la UNESCO que han elogiado y felicitado al Gobierno Bolivariano por los logros alcanzados con la Misión Robinson , pero, claro, lo importante para ellos es desacreditar a Chávez para congraciarse con los amos del valle, como buenos lacayos del imperio. No sería raro que también dijeran que “las Misiones Barrio Adentro, Vuelvan Caras, Ribas y Sucre también vienen de la cuarta república”. Menos mal que ya muy pocos disociados se tragan sus cuentos.

UNA EFEMÉRIDES DE LOS OCTUBRES DEL PUNTOFIJISMO Y LA “ESCUELA DE LAS AMÉRICAS”, UN DOLOROSO RECUERDO DEL GENOCIDIO, LA REPRESIÓN Y EL TERRORISMO, “EN NOMBRE DE LA DEMOCRACIA Y DEL ANTICOMUNISMO”. Eran los tiempos tenebrosos de los gobiernos adecos y copeyanos, cuando se produjo la espantosa Masacre de Cantaura, el 4 de octubre de 1982. Ocurrió bajo el régimen demócrata cristiano de Luis Herrera Campins, una masacre donde un grupo de jóvenes revolucionarios fueron bombardeados inmisericordemente, sin previa exigencia de rendición, desde aviones Bronco y Canberra, y luego los que quedaron vivos fueron rematados por sicarios de la Disip de entonces. Pero en otras tierras también campeaban los genocidas, catorce años antes se había producido la Masacre de Tlatelolco, en México, el 6 de octubre de 1968, cuando más de 300 personas, la mayoría estudiantes, fueron ametrallados en la Plaza de Las Tres Culturas por militares y policías al servicio del gobierno del PRI, encabezado por Gustavo Díaz Ordaz. Fue la Masacre de Barbados, el 6 de octubre de 1976, uno de los más horrendos actos genocidas jamás perpetrados, cuando una gavilla de terroristas comandados por Luis Posada Carriles, hoy protegido de la administración Bush, hizo explotar una bomba en un avión de Cubana de Aviación y asesinó a 73 personas, principalmente deportistas. Ya en nuestra época nos encontramos con el genocidio de Afganistán a partir del 7 de octubre de 2001, cuando una coalición encabezada por los desgobiernos de Bush, Blair y Aznar comenzó su agresión contra el Pueblo afgano lanzando misiles en forma ininterrumpida durante varios días. Otro crimen cometido en este mes fue el asesinato del Che Guevara, perpetrado en Bolivia, 8 de octubre de 1967, cuando esbirros del gobierno militar de René Barrientos Ortuño, siguiendo instrucciones de la CIA , masacraron cobardementen al Che Guevara, prisionero y herido. Rómulo Betancourt ordenó la prisión de todos los militantes del PCV y del MIR el 13 de octubre de 1963, como parte de su política entreguista, antipopular y represiva,.La Masacre de El Amparo, Estado Apure, ocurrió el 29 de octubre de 1988, hacia el final del gobierno de Jaime Lusinchi, cuando elementos del Comando Específico “José Antonio Páez” (CEJAP), dirigidos por Henry López Sisco, asesinaron a mansalva a 14 campesinos porque “suponían” que eran guerrilleros colombianos. Trataron luego de silenciar el abominable crimen, pero trascendió y se hizo público gracias a que dos de los miembros del grupo sobrevivieron. El allanamiento militar de la Universidad Central de Venezuela fue perpetrado el 30 de octubre de 1970 por el régimen demócrata cristiano de Rafael Caldera, con el fin de abortar el Movimiento de Renovación Académica y despojar al Dr. Jesús María Bianco de su cargo de Rector. El presidente copeyano ordenó el ingreso de fuerzas militares con blindados y artillería al recinto de la UCV , en flagrante violación de la autonomía universitaria, luego nombró autoridades fantoches y lo mantuvo ocupado durante más de dos años. A los hechos ya citados se agregan los asesinatos de numerosos revolucionarios perpetrados en octubre, algunos de cuyos nombres referimos a continuación: Alexis Enrique Rivero Muñoz muerto en Caracas por la agentes represivos en 1961; Lídice Álvarez, asesinada en Caracas por la DIGEPOL en 1963, Dora Mercedes González, asesinada por la DIGEPOL en Caracas en 1963, Pompeyo Medina, fusilado en Lara por bandas adecas en 1964; Alfonso Hernández, fusilado en Lara por la DIGEPOL en 1964; Alberto Lovera, su cuerpo flotó en las playas de Lecherías, Anzoátegui, después de ser asesinado por la DIGEPOL en 1965; Arnaldo Rafael Fernández Guerrero, desaparecido por la DIGEPOL en Chivacoa, en 1965; Felipe Malaver, desaparecido por la DIGEPOL en 1965, Andrés Pasquier, desaparecido por la DIGEPOL en Barinas, en 1966, Nelson López, militante del PCV, asesinado por el SIFA en 1967, entre otros. Tan terrible y dolorosa efemérides ha quedado escrita en la historia, como un sangriento testimonio de lo que en mala hora perpetraron criminales sin escrúpulos, la mayoría impunes, algo que no debe volver a ocurrir nunca más. Así fue “la obra de gobierno” que dejó la cuarta república

fkd2030@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5550 veces.



Fernando Key Domínguez


Visite el perfil de Fernando Key Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fernando Key Dominguez

Fernando Key Dominguez

Más artículos de este autor