Washington and CIA Productions presenta: "Un Disco Rayado Más"

Una amiga me hizo llegar copias de las tres y media primeras páginas del libro "La Masacre de Trelew" antes de darlo como regalo a un amigo. Aquí en Venezuela no lo venden, pero sí en Argentina. El próposito de lo que leerán a continuación es para demostrar que los gobiernos de turno de EEUU, sea republicano ó demócrata, aplican desde hace décadas, las mismas estrategias comunicacionales desestabilizadoas, una y otra vez, a todo pais dónde se encuentren sus rapaces y depredadores intereses. El ex agente de la CIA, Philippe Agee, ha denunciado en varias ocasiones cómo la Casablanca desde siempre, compra a periodistas, programas y canales de TV y radio para sus propósitos golpistas, desestabilizadores y coloniales. Los hechos de ésta masacre sucedieron a principios de la década de los 70. El contenido les parecerá muy familiar, pues nosotros los venezolanos, lo hemos vivido en los últimos años. Programas como los del Matacuras, grado 33, Granielito, Homero y otros, son producidos y manejados por la CIA. El libreto a seguir de estos "programas golpistas" de TV ó radio es de la producción ejecutiva de "Casablanca and CIA Studios". Pero, el problema que ahora enfrentan estos imperialistas es que todos los discos de multiuso golpistas se les rallaron, ya son inútiles. El mejor ejemplo es que a pesar del daño que nos han hecho en los últimos años, aquí en Venezuela, sus estrategias desestabilizadoras han fracasado.

La Masacre de Trelew, Imperialismo: Crimen y Mentiras
Ediciones Bárbara (sin autor)

"Poco se sabe de la matanza de Trelew. La prensa burguesa se ha encargado de silenciar uno de los más horrendos asesinatos políticos cometido por gobierno alguno en America Latina. Crimen y Mentiras: armas cotidianas del imperialismo en guerras contra los pueblos.
El documento que presentamos en este libro fue tomado de un folleto mimeografiado de circulación clandestina que recoge testimonios y declaraciones hechos públicos en un foro sobre los derechos humanos que tuvo lugar en Buenos Aires después de la masacre. En el se muestra de manera inequívoca la verdadera naturaleza de los hechos acaecidos en la prisión argentina; evidenciando el carácter feroz y sanguinario de la dictadura de Lanusse.
Pero es importante señalar que esta masacre, por horrible y "especial" que sea, no es un hecho aislado. Constituye un episodio mas de una escalada represiva a nivel continental destinada a frenar el creciente auge del movimiento popular en America Latina. Y el término CONTINENTAL tiene aquí un sentido preciso: con una sincronía que anonada el mapa latinoamericano se mancha a cada instante de sangre de revolucionarios, de pueblos.
Brasil, Argentina, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Rep. Dominicana, Haití, México, Guatemala, Nicaragua, Venezuela....¿Cuál de estos nombres (y la lista no está completa) no evoca en el lector menos prevenido las sinonimia del horror y de la muerte? Desde las dictaduras tradicionales hasta ese nuevo y bastardo rostro del imperialismo que son las democracias representativas un común denominador: el crimen político (cárceles, torturas, persecuciones, escuadrones de la muerte, asesinatos) para impedir que la justicia venga algun día a redimir esta tierra.
Lo que varía en este uniforme imperio de la muerte son sólo las caretas de los asesinos. El despota secular y el demócrata sibilino e ilustrado. La máscara más eficaz para cada momento, para cada etapa. En el fondo un solo designio: Doblegar la voluntad popular; asegurar la vida del imperio y de los lacayos que medran a su sombra: matar la vida.
Tampoco debemos pensar que esta inmunda floración represiva es la acción casual de las diversas oligarquías nacionales desesperadas antes del asedio popular. Es más que eso. Como en todo también en el crimen esas opligarquías son dependendientes, testaferros del imperio. Y el Imperio las entrena para matar y amordazar pueblos. ¿Queda alguna duda de la existencia de una organización continental policial-militar para ejercer la represión bajo la égida de los Estados Unidos? Ni sus ejecutores lo ocultan ya.
Hay también la mentira. La manipulación de las conciencias para adormecerlas y esclavizarlas. Las armas de la guerra ideológica.
El imperialismo norteamericano, dentro de sus estrategias de dominación, asigna a la Gran Prensa una función ideológica definida: mantener en estado de DESINFORMACION a la grandes masa populares, a la inmensa mayoría explotada del continenete. ¿Y cómo se explica esto si es nuestros paises , según la SIP, existe libertad de prensa, libertad de información, la censura está en retirada? ¿Acaso no existen suficientes diarios, revistas, estaciones de Radio y TV, para mantener informado al pueblo?.
De nada sirve el desarrollo de los medios de comunicación de masas si toda la información que recibimos a través de esos medios ha sido convenientemente "tratada", "depurada", finamente manipulada en función de los intereses de las clases dominantes y los grandes monopolios yanquis.
Basta decir, como ejemplo, que casi el 80 por ciento de la información internacional es suministrada por las agencias norteamericanas de noticias (AP y UPI), información que tergiversa y distorsiona toda la realidad política, económica y social de la America Latina y el mundo. Por otra parte, para la prensa burguesa la noticia es una mercancía, y el negocio periodístico, en consecuencia, debe ser rentable. Atada al anuncio comercial para mantener la "rentabilidad" del negocio, no hace falta la censura para que la prensa sepa lo que debe decir y lo que debe callar. Los intereses de la colectividad se convierten en los intereses de la burguesia anunciadora. ¿Se puede concebir entonces algo más podrido, más detestable, más reaccionario que el papel que desempeña la Gran Prensa en America Latina?
Como si eso no bastara, cisnismo de cinismos, el Departamento de Estado de USA y la OEA, han creado la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) para que "supervise" la vigencia de la libertad de prensa en todo el continente. En su última reunión en Chile, la SIP ha condenado nuevamente al gobierno revolucionario cubano. ¡A Cuba, el único país de América donde la prensa realmente obedece a los intereses populares, donde cada día se denuncia el despojo, el hambre, la miseria que han implantado los monopolios yanquis en toda Latinoamérica!
Pueden los empresarios de la prensa de Brasil, Bolivia, Colombia, Nicaragua, Guatemala,Haití, Rep. Dominicana, Venezuela, hablar de la libertad de información? ¿Lo puede hacer la prensa argentina, una de las más corrompidas de todo el continente, que oculta y justifica (complice al fin) los crímenes de la dictadura de Lanusse?
Poder enorme de los poderosos. Frente a él no queda otro camino que hacer despertar en todo su vigor el poder mil veces mayor de los pueblos. El Che Guevara habló siempre de una sola lucha continental para enfrentar un enemigo único poderoso, monolítico. La historia a cada paso le ha dado la razón".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2819 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad