La búsqueda de la paz a destiempo suele ser peligrosa

INTRODUCCIÓN

Mucho se ha hablado de la paz; se dice, por ejemplo, que es sinónimo de: tranquilidad, armonía, calma, reconciliación, sosiego, concordia, serenidad ausencia de conflicto o guerra. Pero la paz, a pesar de parecer un logro final relacionado, exclusivamente, con el conflicto armado; la verdad es que este objetivo, la mayoría de las veces no logrado en su totalidad, está íntimamente ligado a todas las actividades del acontecer nacional e internacional; hasta en el momento de nuestra muerte deseamos que sea en paz. Algunos dicen que esta es una entelequia, que es una utopía, algo parecido a la carrera entre Aquiles y la tortuga, donde este jamás podría alcanzar a la tortuga, que correspondía a la tesis del filósofo griego y presocrático Parménides, expuesta por el filósofo Zenón.

Si partimos que el concepto de paz comprende una ausencia total de conflictos, entonces estamos frente a una utopía; y, si es una ausencia parcial, entonces la tal ansiada paz no existe porque hay presencia de algún conflicto. Siempre que exista una amenaza real, la paz se diluye, y si eliminamos la amenaza, entonces surgirán otras, esa es la esencia de la vida en sociedad, tanto interna como en el concierto de las naciones; por tanto, lo lógico pareciera ser que tendríamos que ir neutralizando las amenazas tan pronto vayan apareciendo estas y se presente la oportunidad.

AMENAZAS A VENEZUELA

Veamos, previamente, cuales son las amenazas contra Venezuela, para luego ver como las cortamos de raíz. No podemos enfrascarnos en un concepto de paz caído del cielo y tomar la aptitud propia del neoliberalismo de “dejar hacer dejar pasar”; no, la paz se fabrica, se planifica, igual que una guerra y se ejecuta de conformidad con dichos planes. Venezuela se enfrenta a varias amenazas: la primera la de una invasión proveniente del imperio yankee a fi de hacerse con nuestros recursos energéticos, que les son vitales para sus planes de dominación del mundo. Ya EEUUAA está señalando que Rusia, China e Irán amenazan su integridad, en consecuencia, se acerca un desenlace entre ellos. Debemos monitorear esta situación, porque su progreso nos achica el tiempo para prepararnos a defender nuestros recursos, de la voracidad imperial como prolegómeno para iniciar sus guerras.

Otra amenaza, que forma parte de la intención anterior, se está manifestando a través de una posición hostil del Gobierno de Guyana, donde se nos está retando a través de una declaración de su Presidente donde nos dice, que no permitirá que recuperemos lo que nos pertenece históricamente como lo es el territorio, situado al Oeste del Rio Esequibo(Esquivo). Esta amenaza viene con una provocación de una transnacional petrolera, que ya ha tenido roces con Venezuela y otros países de la región, por su prepotencia y su sed incansable de enriquecerse a costilla de países con escasas posibilidades defensivas; saqueando sus recursos y destruyendo su ambiente.

Otra amenaza está representada en las siete bases militares de EEUUAA en Colombia, donde poseen armamento moderno y personal entrenado para operarlas. En Colombia está, igualmente, presente el servicio de inteligencia de Israel, El “Mossad” y armamento militar de ese País; como lo son los fusiles con que opera la Fuerza Armada de Colombia, así como sus aviones de combate marca Kafir, sin dejar de considerar el entrenamiento que reciben sus soldados y oficiales por parte de instructores israelíes, así como a sus paramilitares. Ya dije en artículo anterior que el imperio está esperando que se firme la paz entre las FARC-EP y el Gobierno de Colombia, para iniciar la invasión a Venezuela, porque de lo contrario, si atacan a Venezuela con las FARC en disposición de combate, estos llegarían a Bogotá en un santiamén, y sus fuerzas atacantes (gubernamentales) se verían, de inmediato, entre dos fuegos, lo que pondría en peligro el éxito de dicha invasión. Recordemos, que recientemente una representante de EEUUAA. ha dicho que Colombia se estaba preparando para invadir a Venezuela tan pronto se lograra la paz con las FARC. Debemos recordar que tanto EEUUAA como Israel han venido preparando a Colombia para que les haga el trabajo sucio con Venezuela; ahora bien, si Colombia accede a ello se expone a quedar sola en Latinoamérica y El Caribe, a ser repudiada por todos y, sobre todo, a que Venezuela les vuelva a enseñar el camino de la independencia. Aquí debo dejar claro, que no me refiero al pueblo colombiano, que es un pueblo sufrido y menospreciado, me refiero a la oligarquía que controla, por ahora, a ese hermano País.

Otra amenaza, se encuentra plasmada en un Decreto del Gobierno de EEUUAA, donde se nos declara como una amenaza inusual a los intereses de su País, y mientras ese decreto tenga vida, ya que se han negado a derogarlo, existe la posibilidad de actuar contra Venezuela y argumentar que lo hacen fundamentados en una disposición legal.

Otra amenaza la constituyen los más de treinta buques de guerra de EEUUAA apostados en Costa Rica. La Base Aérea de EEUUAA en Palmerola, Honduras, que es la base más grande del imperio en América Latina ha sido, recientemente, ampliada con material bélico y elementos de tropa; además de las bases en Panamá, Curazao y Aruba. Esto nos indica, que no hay país en Latinoamérica que esté presentando tan serias, tan ciertas y tan contundentes amenazas. Aquí cabe preguntarse; ¿está Venezuela preparada para hacer frente a estas amenazas con el debido éxito?, ahí lo dejo, pero si no lo está como así pienso, debemos hacer dos cosas: la Primera, concentrar nuestros recursos económicos y financieros para adquirir el armamento requerido, no podemos fanfarronear frente a tales amenazas, hay que construir una plataforma defensiva capaz de neutralizar estas amenazas, o cuando menos retardarlas hasta que el imperio comience su guerra mundial; de no hacerlo los responsables serán juzgados por la historia. La segunda cosa que hay que hacer es tratar de lograr un pacto defensivo, bien sea con Rusia, con China o con ambos, para que cualquier ataque a Venezuela sea considerado como un ataque a dichas potencias.

LA PAZ A DESTIEMPO

Recordemos aquel aforismo que dice: Si quieres la paz prepárate para la guerra “Si vis pacem, para bellum”, frase del escritor Flavius Renatus, de la época del Emperador Valentiniano II, a finales dell siglo IV, plasmado en su libro De Res Militaris. Esta frase es tan contundente como cierta, y, en ella, la historia nos está diciendo que hagamos uso de ella, que nos preparemos, con prioridad absoluta, para la guerra, que de hecho no la estamos propiciando nosotros sino la ambición imperial que se cree con derecho a tomar lo que se le antoje

Volviendo al título de esta artículo, que dice: “La Búsqueda de la Paz, a Destiempo, Suele Ser Peligrosa”; ahora bien, por qué digo esto, sencillamente, porque teniendo tales amenazas a escasos metros de nuestras fronteras, no podemos aparentar que estamos en una situación normal, aferrándonos a una paz que no puede existir en estas circunstancias, y dejando en un segundo plano el fortalecimiento de nuestra defensa militar, que es lo único que nos puede salvar. Nuestra economía no puede seguir siendo una economía de paz, sino una economía de guerra, y en una economía de guerra se priorizan los recursos para llevarla a feliz puerto.

CONCLUSIÓN

Unión, unión o la anarquía os devorará, palabras sabias de nuestro Libertador Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios; y, esto es lo que debemos hacer todos los venezolanos que amamos nuestra Patria; por tanto, aquellos que dicen ser venezolanos porque nacieron aquí, pero sin títulos para merecerlo, si dicen que están con nuestro Presidente y Comandante en Jefe de la FANB, entonces deben demostrarlo parando, de inmediato, esa guerra económica que han generado contra nuestra Nación, absurda, ilegal e inmoral. No se puede tener un pié en la Patria y otro en la traición.

Independencia y Patria Socialista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1630 veces.



Braulio Martínez Zerpa

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor