La Tecla Fértil

USA manipula a una juventud socialista

El campo diplomático viene dominando algunas fuerzas políticas que colocan al hombre en una guerra encubierta constante, que, todo parece un juego de aficionados con su respectivo espejismo, existe una realidad entre los trajes finos y buenos modales y las declaraciones de guerra de algunos directores ante el imperio. Ellos, saben que es una rotación de cargos y lo interesante es cada obscenidad desatada para especificar un campo de acción y, que el pueblo ahogue en saliva esos cócteles jugosos que se desata en sonrisas obligantes en la clase trabajadora, quienes ven como se les denigra, le hacen esconder su miseria, como degradación ética. Hemos sido tomados por los yuppies socialistas que con sus cuentas bancarias suculentas niegan su existencia y les exigen a las comunidades que voten por ellos y lo apoyen, sin visitar las zonas populares y campamentos.

Los acontecimientos históricos vienen devastados por el neoliberalismo y de la manera más bestial nos golpea sin trabas, pero, son normas impuestas por los militares y los jóvenes capitalistas de la revolución que emergieron por la vía democrática a la revolución y quedarse invisibles al lado de una maraña mediática de trampas que pretenden ahogar lo histórico entre anestesias en unas largas colas por papel higiénico y detergentes, menos alimentos. Es el nuevo camuflaje para cambiar el paisaje y reivindicar el pensamiento funcionalista de las estructuras mentales alemanas, tras un aliento de buscar frenar a otros buitres internos que buscan dañar de una sola vez, con el Legado de Chávez y la transformación del Estado.

Los hechos son muchos. Son tantos que exceden las fuerzas y las capacidades de los historiadores actuales. Son tantos los hechos y tantos los dichos que las posibilidades de investigación, registro y sistematización (por mencionar algunas) abruman por su cantidad tanto como por su diversidad y su complejidad. Quienes enseñamos Historia, así como quienes la investigan y la escriben, ven ante sí un período rico en oportunidades para sacudirse las viejas trabas burocráticas y rutinarias que atraparon a la Historia en una red ideológica de inoperancias y traiciones de todo tipo. Está a la vista una oportunidad histórica, de movilizar a la Historia como ciencia para que sirva puntualmente a las tareas del presente y del futuro que nos exigen memoria viva, claridad de contenidos y precisión de acciones en los lugares y tiempos correctos. Es decir al lado de los que luchan por un mundo mejor. Esa es la Historia.

El imperialismo. Desde USA, viene incrementando su presupuesto y negocios militares para acelerar sus fuerzas diplomáticas y crear líneas de seguridad de una manera más sofisticada y ponerle una dirección explicita a su mayor objetivo: América Latina. Ataca directamente la conciencia de los pueblos con miedos, zozobras y terrores vía maas media y las colas en los mercados.

Es la idea central de esta nueva generación de militares jóvenes (25- 45 años) que utilizan la diplomacia para manipular al pueblo y con la ayuda de psiquiatras piensan que unificar su conducta a la perfección de Skinner y Watson conlleva a mantenerse en el Poder Popular.

El Capitalismo, tiene sus formas de guerra renovada, como la llamada Guerra Híbrida que hoy, se aplica en Venezuela, bajo la táctica de un campo diplomático definido y donde la burguesía los manipula, jamás necesitarán de ejércitos regulares porque imponen sus formas de gobierno, tienen amigos en las embajadas, en el imperio y sus aliados. Es una guerra no lineal.

Esa idea de "Patria" que venden no es la de Chávez, entre la televisión venezolana (púlpito de la oligarquía socialista) y la burocracia demagógica parida a punta de fraudes, es una pachanga ideológica vestida de americanismo para la "reconciliación" de clases. Dicen, ardorosamente, que "todos somos venezolanos", "todos somos hermanos", "todos somos patriotas" (mientras reine la explotación y el saqueo. Claro). Nos mantienen, aún en colas No vamos a quedarnos callados. Exigimos contraloría Social.

Andreas, el piloto al final se dio cuenta de su propio engaño, manipulado por los franceses, alemanes y norteamericanos, jamás pensó que venía de una humilde comarca, lo enfermaron y se convirtieron en traidor de sus ideales, el consumismo desaforado se lo llevó, pero con inocentes. Es lo que quiere Estados Unidos de muchos venezolanos que viven del dólar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 803 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a205407.htmlCd0NV CAC = Y co = US