Como hundir al imperio de EEUU y a nuestra perversa oligarquía

PRIMERO: CÓMO HUNDIR AL IMPERIO DE EEUUAA.

Quizás a muchos les parezca una proposición simplista, pero los grandes inventos, o se han logrado buscando otra cosa, o han estado al frente de nuestras narices y no las hemos visto: Bueno, mi único temor, al no ser economista es el de decir alguna barbaridad, pero hasta para enfrentarlas hay que tener coraje, o pudiera suceder que tal barbaridad abra los ojos de quienes puedan lograr este objetivo, de hundir al imperio de EEUUAA por esta vía.

Todos sabemos que el imperio requiere, aproximadamente, de unos veinte millones de barriles de petróleo al día para cubrir sus necesidades domésticas, de que sus reservas están prácticamente agotadas, de que las fuentes mundiales se agotan día a día, lo que ha obligado al imperio a recurrir a un método de producir petróleo, poco ortodoxo y muy dañino para la humanidad como lo es el fraking, que consiste en fracturar la corteza terrestre y con la ayuda de químicos, altamente, contaminantes extraer el petróleo y el gas que se encuentra dentro de estas rocas. Este sistema, aparte de contaminar otro recurso fundamental para la vida como lo son las fuentes de agua, su extracción es sumamente costosa; y, aquí vemos que la brutalidad gringa no tiene límites, ya que por un lado recurren a esta técnica para bajar los precios del crudo convencional y hundir a los grandes productores de petróleo; tales como Rusia Irán y Venezuela, gastando gran parte de su presupuesto que ya ni poseen; están por otro lado hipotecando algo tan vital para la vida de sus hijos y nietro como lo es el recurso agua, ya que con este método han contaminado su agua haciéndola no apta para el consumo humano, para muestra un botón, ya en el Estado de California el agua se está agotando a un ritmo acelerado y se calcula que en diez años no habrá una gota de agua en uno de los Estados más poblados del “home land” del imperio.

Ahora bien, si el imperio consume unos veinte millones de barriles diarios, solo para su uso doméstico, no para enfrentar una guerra, porque en ese caso requerirán de hacerse con otras fuentes fundamentales de este rubro, y, si les queda cerca y es además la fuente de reservas más importante del planeta, como lo es Venezuela, entonces no le queda otro camino que invadirla y robarle su petróleo, por eso debemos prepararnos porque ese día está cerca-OJO-. Pero, volviendo al caso que nos ocupa, si el imperio gasta esa cantidad de petróleo al día y solo produce trece millones de barriles/día, a través del fraking, entonces tiene un déficit de, aproximadamente, siete millones de barriles/día, lo que coloca a ese País en un atolladero sin salida, porque, por un lado no tiene los recursos monetarios para mantener un gasto excesivo para el fraking y, por otro lado requiere de ese monto de barriles al día, que solo lo puede obtener con ese costoso método, para solo poder sobrevivir. Ahora bien, aquí viene la bomba, que tal si, de alguna manera, logramos que ese monto deficitario de siete millones de barriles/día le sea negado al imperio, no solo se hunde, sino que se hunde en cuestión de horas. Ahora, aquí viene la pregunta obligada, cómo lograr esto, si conseguimos que tan solo le sea negado un porcentaje de tres a cinco millones de barriles/día, sería suficiente. Venezuela les exporta un monto cercano a un millón y medio por día, el resto no es difícil conseguirlo, ya que día a día los productores de este “comodity” han sufrido los ataques y desprecios del imperio, lo importante es concertar y lograr este acuerdo lo antes posible, para quitarnos esa pesadilla imperial de encima.

SEGUNDO, COMO HUNDIR A NUESTRA PERVERSA OLIGARQUÍA.

Voy a comenzar esta segunda proposición con una pregunta: ¿De dónde provienen los Dólares, que la oligarquía utiliza para importar los bienes de consumo, de alimentos, de medicinas y demás comodities?; salen, nada más y nada menos que del Estado Venezolano, fundamentalmente de PDVSA.; entonces, por qué el estado tiene que darle esos Dólares a una oligarquía que nos explota con precios más allá de la nubes, que esconde dichos bienes; y, lo que es peor, los “bachaquea” hacia Colombia para venderlos a un precio mucho más alto, a costa del hambre y la falta de medicamentos indispensables para la salud del venezolano. Hay muchos ejemplos, pero aquí voy a poner solo uno, se trata del medicamento Euthyrox, que es un medicamento para las personas que sufren de la tiroides; ahora bien, este producto está regulado en el País al precio de seis Bolívares con cincuenta céntimos y lo revenden aquí mismo a dos mil Bolívares la caja de veinticinco tabletas; pero en Colombia vale, algo así como ciento cincuenta Dólares la misma caja; ellos no les importa que puedan morir o acrecentar sus males cientos de miles de venezolanos.

El Estado debe centralizar la importación de estos bienes fundamentales y los que no lo son, y de esa manera, se ahorra el robo constante de divisas, que según algunas cifras, este robo va por más de sesenta mil millones de Dólares; Pero, esta proposición quedaría incompleta si no implementamos su segunda parte, que es, también, negarle a la oligarquía la comercialización y venta de los productos importados y los nacionales; un solo ejemplo, cómo es posible que un Kilogramo de papas, que es un producto nacional, cueste en los abastos y supermercados de la oligarquía ciento diecisiete Bolívares, cuando al campesino que los siembra y corre el riesgo de que no llueva y puede perder su cosecha solo le pagan una miseria. Ahora bien, esto se logra creando un número grande pedevales, mercales y bicentenarios, en todo el País; y, así se evitaría que desaparecieran de los anaqueles estos productos, que los acaparen o los “bachaqueen”, hacia Colombia, Guyana y alguna islas cercanas; o que, realicen, descaradamente, el juego político de esconder productos y luego regar la voz de que llegaron para que las personas, en forma desesperada, salgan a hacer grandes colas para obtenerlos, con la finalidad, aviesa, de que el pueblo se enerve y deje de apoyar a su Gobierno. Aquí puedo poner otro ejemplo: Si en vez del Estado realizar la importación de los productos Haier, esta la hiciera la oligarquía, cuánto costaría, por ejemplo un televisor de treinta y dos pulgadas, cuyo precio de Mi Casa Bien Equipada es de cinco mil quinientos cuarenta y ocho Bolívares; cuando un televisor de solo veinticuatro pulgadas cuesta en los mercados de la oligarquía, si es que se encuentran, unos veinte mil Bolívares, Este es un buen ejemplo de que el Estado debe comercializar y vender todo lo importado y todo lo nacional. Ni un solo Dólar más para estos irresponsables explotadores y “hambriadores” de nuestro pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2716 veces.



Braulio Martínez Zerpa

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor