Están muy creídos los apátridas

Esta oposición, disociada, apátrida, proyanky  y parasitaria; esa que le gritaba por los medios privados al Comandante Eterno “Chávez vete ya”, ha decidido entregarle su alma al diablo o mejor dicho pretenden entregarle al imperio la Patria de Bolívar al imperio; desconociendo o mejor dicho subestiman que, que somos caribes, araucanos, toltecas, que llevamos sangre africana de los cimarrones y somos libertadores de naciones.

Aun así lo que quieren ellos lo hemos combatido en este proceso revolucionario por diferentes vías, valga decir con una educación de inclusión, con las múltiples misiones y con un programa de transformación de la sociedad, moqueteado en la Ley Plan de la Patria.

Los apátridas que quieren la invasión sueñan con volver a  seguir contribuyendo a crear una generación que mastiquen chicles Adams después de comer cada día en Mc Donald´s y Wendy´s. 

     Los que quieren la invasión desean que se construyan un sambil en cada parroquia con ascensores de vidrio para subir y bajar mirando las vidrieras con las ultimas modas de Zara, Dolce & Gabbana, Billabong, Adidas, Ohsho, Gucci, en cada tienda de los multicentros comerciales. 

     Los que quieren la invasión aspiran ver a Walt´s Disney en Miami Beach-Center-Comercial Altamira; espacio natural donde pasar las vacaciones, sin tener que soportar ( dicen ellos) las torturas de CADIVI. 

     Los que aspiran la invasión tienen que seguir construyendo ONG y fundaciones financiadas por sus afines norteamericanos para poder ayudar a los pobres excluidos. Es necesario que existan los excluidos para que vivan tranquilamente estas organizaciones. 

     Si los gringos nos invaden renacerá la esperanza pitiyanqui de celebrar las navidades con el Tío Sam a través de la imagen de San Nicolás con su bolsón de juguetes bélicos para nuestros niños; nos regresaran toda la publicidad de compras decembrinas. 

     Finalmente creo, que si los gringos nos invaden volverán sin ningún tipo de control:

  • Todos los productos polares.
  • Los latifundios.
  • El amor por el sueño americano.
  • Los cines con las mejores películas de Hollywood y sus recetas para triunfar en la vida.
  • El conejo de la suerte será el ministro de educación y Barney el director general de educación inicial, asimismo los 7 fantásticos serán los guardianes de la frontera y la soberanía.  

      Así por fin seremos un país turístico donde abunden las ferias de agosto para el disfrute de una sociedad sin problemas de clases, porque el Neoliberalismo retomado con el proceso de invasión se encargara de matar los sueños de la construcción socialistas.

Los que quieren la invasión, también tienen que saber que los fusiles, las bombas, el fosforo blanco, tienen sello “made in USA”, pero  no tienen dirección de destinatario solo Chavistas. El imperio es fascista y no respeta clase, color  ni sexo. Sigan soñando.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1267 veces.



Bartolo Hernández


Visite el perfil de Bartolo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: