Manual para Invasores

Una de los tantos tapujos soñadas por la oposición para salir del gobierno, es la excitante: invasión militar. Excentricidad, ni negada ni nunca desmentida. Pensando en ella queremos dar apoyo cívico, proponiendo un Manual para facilitar y animar el trabajo de los jóvenes marines, que deban cumplir esta Fergunsoniana operación.

El objetivo es orientar a los marines la manera de tratar y sobre todo, armonizar con aquellos ciudadanos venezolanos, -qué insensatos, por que sabemos que existen- pudieran pensar en resistirse al democrático fin que esta invasión y posible –bien intencionado- bombardeo persiguen.

El manual debe alertar a los recios paracaidistas para que no se preocupen por la comida, por cuanto aquí, el fast food, hamburger, hot dog, grills y steacks ya son parte de la dieta criolla.

Animarlos sobre como realizar sus contactos con las malinches de aquí, que sin duda alguna, serán sus grandes aliadas y apoyo a la hora de resolver situaciones difíciles. A ellas el acento inglés o el castellano agringado le son poderoso atractivo.

Recomendar que establezcan su centro de operación táctico militar hacia la zona de Chacao y sus alrededores. Recordarles que pisaran un suelo religioso, donde las fiestas litúrgicas son abundantes, y es, además, recurso festivo para ajustar largos fines de semana – acá llamados “puentes”-.

No debe de sorprenderles, verse frente a una cultura machista que se adorna con valores de: orgullo, honor y lealtad, aunque –raro- devotos al acuchillamiento por la espalda. Su líder Capríles, se atreve a asegurarlo.

El manual alecciona: “si van a una reunión social” conviene saludar a cada invitado con un golpecito suave en la barriga, animado con la frase: … “eso, mi pana como esta la cosa” . No tengan pena, de pedir de inmediato su guisquisíto, “aunque sea con soda”. Conviene al ser invitado comer todo, cuanto les sea servido, hasta esas incorrectas, bolitas de carne, embarradas de grasa.

Recomienda el manual que si hacen diligencias ante un organismo publico, entienda que es normal hacer colas, “mas bien largas” que cortas. No extrañarse si el servicio cierra por dos o tres horas al medio día, ante el apremio gástrico que busca solución con una “bala fría”.

El manual enuncia, en su capitulo antropológico y social, en la Pag. 67, que ésta, es una sociedad que siempre estuvo dividida en clase. Su “elite blanca” siempre fue el pico de la pirámide. Era un orden social nacional, que –con poca sensatez- intento transformar este gobierno, y, que los Marines deben cambiar, para que lo económico vuelva a ser el puente de oro del poder. Apuntado en los conceptos criollos, históricos, de “palanca” , “rosca” y “chapeo”, estrategia para rehacer conexión rápida con las instancias del poder, hoy un tanto extraviadas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1066 veces.



Tulio Monsalve


Visite el perfil de Tulio Monsalve para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Tulio Monsalve

Tulio Monsalve

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a194330.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO