Anzoátegui contra el terrorismo

La multitudinaria concentración realizada en la plaza Alberto Lovera, donde más de seis mil personas asistieron en protesta contra un sector minoritario que insiste en frenar la marcha de la revolución en Anzoátegui, dejó evidenciado no sólo el poder de convocatoria y el liderazgo de Tarek, sino también el profundo rechazo que genera en la comunidad anzoatiguense la conducta de los ejecutores terroristas, los autores intelectuales, y los mercenarios de poca monta que auspician y protegen a través de sus programas a los terroristas, estos últimos son tan despreciables como los anteriores, porque aprovechan la ventana democrática que les brinda el régimen de libertades públicas que existe en nuestro país, y desde sus emisoras promueven el odio, la violencia y los antivalores más horrendos, convirtiendo los espacios de información en repugnantes bodrios, cuyo único objetivo es asesinar moral y psicológicamente a quienes no se arrodillan ante sus pretensiones.

Es inconcebible que desde los espacios de la cadena radial Orbita, conocida por su manifiesto antichavismo, se mantenga una campaña permanente de incitación y protección de actos que atentan contra la paz y la tranquilidad de la región, creando las condiciones para el reconocimiento público del fenómeno terrorista, como un hecho normal y cotidiano en la vida de la región.

Afortunadamente estos sectores desplazados del poder, y derrotados electoral y moralmente por la fuerza de un pueblo digno bajo la conducción de un liderazgo genuino, son una pequeña minoría en el estado, porque el 82% de los anzoatiguenses, además de apoyar las labores del mandatario regional, repudian la conducta fascista de los que aspiran que Anzoátegui retroceda al pantano de la corrupción y la inmundicia para ellos poder montar sus tinglados y hacerse de unas cuatro lochas, desafortunadamente para esta minoría, la conciencia y el valor de un pueblo que derrotó el paro petrolero, que devolvió al Presidente, y que ha dado muestras de heroísmo, permite identificar estas conductas y repudiarlas en la calle con la movilización, porque el terrorismo y el chantaje mediático no pasarán.

(*) Luis Figuera, el autor de este texto es narrador y ensayista, miembro del Comando Táctico Regional (CTR) del Movimiento Quinta República (MVR) en Anzoátegui y director del despacho del gobernador de este estado, Tarek William Saab. El pasado jueves 8 de diciembre fue objeto de un atentado criminal en Puerto La Cruz, de carácter político, que ha sido denunciado por el mandatario de esta región y por el dirigente nacional bolivariano, Willliam Lara, suceso en el cual Figuera salvó su vida sólo por un hecho fortuito.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1637 veces.



Luis Figuera (*)


Visite el perfil de Luis Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: