Agenda Zamorana Contra el Imperialismo y el Reformismo

Al pueblo de Venezuela y a los pueblos del mundo: Dos grandes amenazas se ciernen sobre la patria, sobre el pueblo venezolano y su revolución bolivariana: el Imperialismo Norteamericano empeñado en truncar la refundación de la nación, y recuperar para sus intereses nuestro suelo patrio, y el Reformismo, encarnado en una nueva casta política burocrática y corrupta.

Hoy es difícil definir cual es más peligrosa, ya que la segunda es absolutamente funcional a los propósitos del Imperio. Ellas pueden terminar destruyendo la esperanza popular nacida de este hermoso proceso liberador, si el pueblo bolivariano no asume que sólo él, puede salvar la revolución. No hay alternativa, sólo los sectores populares, estudiantes, obreros, campesinos, desempleados, clases medias progresistas, con Bolívar, con Zamora y con el Comandante Chávez, como líder pueden salvar a la Patria, de una nueva derrota histórica.

Hoy, cuando conmemoramos un año más de la muerte del Libertador Simón Bolívar, alma y guía de nuestra luchas, y evocando el ejemplo rebelde de Zamora, símbolo del combate contra la casta burocrática traidora a la Revolución, el FRENTE NACIONAL CAMPESINO EZEQUIEL ZAMORA, conciente de la compleja etapa en la que se encuentra la revolución, se dirige al Pueblo Venezolano, a los excluidos y marginados de siempre, a los sectores progresistas, democráticos, a los intelectuales, artistas, y en fin, a todos aquellos que creen firmemente en una Patria Soberana, Libre e Igualitaria, para fijar posición frente a la actual coyuntura, y sobre todo, para proponer la AGENDA ZAMORANA CONTRA EL IMPERIALISMO Y EL REFORMISMO BUROCRÁTICO.

Con esta plataforma programática, pretendemos encontrarnos y construir una gran alianza nacional. Convocamos a los sectores populares y democráticos con el urgente propósito de luchar por la defensa y profundización del proceso, la construcción del auténtico Socialismo y superar el modelo capitalista.

Una nueva ofensiva sediciosa está en marcha. El Imperio en su lógica perversa nunca aceptará nuestro derecho a ser libres y soberanos. Nos considera parte de su espacio vital, tanto del punto de vista geopolítico, como de sus enormes requerimientos energéticos. En esta nueva ofensiva, busca desestabilizar el país, generando una sensación de inseguridad permanente que mine la moral popular, y por lo tanto el apoyo del pueblo al Comandante Hugo Chávez. Ya lo hicieron en Nicaragua Sandinista y lo han intentado repetidamente en Cuba.

Procuran que el cansancio psicológico, emocional y moral termine por rendir nuestra vocación libertaria. Para ello sostendrán una fuerte ofensiva de guerra psicológica apoyándose fundamentalmente en los medios de comunicaciones privados, tratando de explotar la ineficacia, la ineficiencia e incapacidad de gran parte de los Alcaldes, Gobernadores y funcionarios del gobierno central (reformistas y burócratas) que conciente o inconscientemente socavan las bases de la nueva institucionalidad. Tratarán de hacernos ver que el responsable de esto es el Presidente, que ofrece y ofrece y no cumple. El distanciamiento entre el discurso revolucionario del Presidente y la ejecución práctica del mismo, se ha convertido en una amenaza de enorme envergadura para la Revolución Venezolana. Otras variantes que ejecutarán, son las acciones de grupos paramilitares internos, que mediante el sabotaje a industrias estratégicas, como PDVSA, o el asesinato de dirigentes probos y legítimos, generen la sensación de un conflicto interno en ciernes. El objetivo estratégico de este Plan Contrarrevolucionario es el de siempre, derrotarnos a como dé lugar. Puede ser construyendo condiciones para llegar a un escenario de elecciones presidenciales con un clima tal, que el pueblo agotado vote por otra alternativa distinta a Chávez, como también, desatar una Guerra Civil, o una escalada en la frontera que les permita intervenir a nuestro país tras la fachada de la pacificación. El plan de varias aristas y fases, que contempla seguir insistiendo en nuestro aislamiento internacional. Va dirigida en esa dirección la orden dada a la oposición para retirarse de las elecciones parlamentarias, y la magnificación de la abstención electoral aporta a dejar sentada la sensación de un gobierno ilegítimo, con lo que a mediano plazo pudieran justificar acciones internacionales contra Venezuela, como la trillada “aplicación de la carta democrática” de la OEA hasta el bloqueo económico.

En todo este plan sigue estando más vigente que nunca el asesinato del Presidente, en donde incluso sectores del reformismo burocrático “chavista” pudiera participar.

Alertamos a la FAN y al Comandante Chávez, sobre el fortalecimiento de la penetración paramilitar Colombiana en la frontera de Apure y Táchira, y advertimos que sectores del llamado “chavismo” reformista burocrático, estarían apoyándolos. Estas acciones se inscriben dentro de la misma ofensiva imperialista y procuran tensar las relaciones Colombo- Venezolanas para expandir el Plan Colombia contra Venezuela.

Toda esta estrategia desestabilizadora, se ve favorecida por la corrupción, la incapacidad e incompetencia de gran parte de los funcionarios públicos, que limitan la eficiencia del gobierno, que impiden que la nueva institucionalidad, la nueva estructura social y los ejes del “Nuevo Mapa Estratégico” se hagan realidad. Es así, como boicotean los programas insignia del gobierno. Las Misiones sociales se ven incapacitadas para cumplir con su cometido, la casta reproduce las prácticas adeco-copeyanas de hacer política: la dedocracia, el populismo, la compra de conciencia, el uso de la política y la actividad pública para el enriquecimiento individual. Todo esto sucede ante la mirada complaciente de la elite de los partidos MVR, PODEMOS, PPT que parecen más ocupados en pugnas por el poder político y económico que en dirigir acertadamente la gestión gubernamental.

En ese sentido las elecciones parlamentarias evidenciaron un claro distanciamiento y rechazo tanto a la derecha fascista, como de la nueva elite burocrática reformista, por parte de los más amplios sectores populares. Los argumentos que emiten uno y otro, no explican el fondo del fenómeno abstencionista. La verdad es que el Pueblo no salió a votar, no por que no esté con el proceso revolucionario y con el Comandante Chávez, como dice la derecha lacaya, si no porque no reconoce a gran parte de la dirigencia reformista de los partidos oficiales como su vanguardia, como sus líderes. No salió a votar porque le impusieron los candidatos aún cuando el Presidente había prometido que serían electos por la base. No salió a votar porque los parlamentarios de MVR, PODEMOS y PPT no van a los barrios, no van a los caseríos, están distanciados del Pueblo, son la más viva expresión del burocratismo que tanto cuestiona el Comandante Chávez. El Pueblo no es pendejo, es sabio, el Pueblo sabe que las elites de estos partidos están traicionando la revolución. Porque el que no aplica las directrices emanadas por la conducción estratégica, está traicionando, y que en definitiva no se identifica con los postulados, con los objetivos del Proyecto Político Bolivariano. Sin embargo, reconocemos que entre los diputados electos hay compañeros revolucionarios, valiosos, minoría sí, en los cuales ponemos nuestras esperanzas para que desde la Asamblea Nacional empujen los cambios y se pongan al lado del Pueblo revolucionario.

El FRENTE NACIONAL CAMPESINO EZEQUIEL ZAMORA, quiere deslindar de la nueva casta política corrupta y reformista, y anunciamos que le declaramos la guerra, política e ideológica, que haremos oposición revolucionaria a los sectores que en el MVR, PPT y PODEMOS se enriquecen con la revolución, se burlan del Pueblo y que ante una arremetida del Imperio serán los primeros en negociar.

Para el FNCEZ la guerra al reformismo burocrático, al latifundio, es la guerra a las cúpulas de éstos partidos y a quienes pactan con el enemigo de clase y usurpan el poder al pueblo.

Manifestamos nuestro total apoyo a la Política Internacional del Comandante Chávez, cuyo sentido estratégico es la búsqueda de un Mundo Multipolar, en donde el Imperio norteamericano no haga a sus anchas lo que le de la gana. Esta soberana política expresa profundamente el ideal bolivariano de la unidad de los pueblos, unidad que no puede ser vista sólo desde el plano económico en donde siempre ganan los ricos, sino, la unidad integral de lo Pueblos que apunta a promover un nuevo modelo de sociedad, a la erradicación de la exclusión y del atraso, para lo cual la solidaridad entre los Pueblos es fundamental. Rechazamos las acusaciones de la derecha pro yanqui que con su acostumbrado egoísmo señala que el gobierno esta regalando nuestras riquezas, cuando de lo que se trata es de ayudar solidariamente en un intercambio justo a pueblos hermanos, con recursos que son vitales para su desarrollo.

El Presidente Chávez no regala nuestros recursos, los invierte en una estrategia que es la unidad de los Pueblos. Esta unidad, que ya plasmó el Libertador Simón Bolívar, y que es imprescindible dado el contexto mundial y regional, nos hará más fuertes para luchar contra un enemigo común: el Imperialismo yanqui.

Ante esta doble amenaza es necesario levantar una alternativa popular, que le permita al Pueblo en alianza con sectores patriotas de la FAN y empresarios nacionalistas mantener el rumbo transformador y socialista del proceso.

El FRENTE NACIONAL CAMPESINO EZEQUIEL ZAMORA, organización social revolucionaria, que agrupa amplios sectores de campesinos, se compromete ante el Pueblo Venezolano, a luchar por la materialización de esta agenda, y convocamos a la unidad de toda la Nación para derrotar las pretensiones imperiales de hacernos neo-colonia y para expulsar del proceso a los traidores reformista y corruptos.

1. LUCHAR POR LA CONSTRUCCION DEL SOCIALISMO. Para ello es fundamental que la propiedad social se haga hegemónica aunque prevalezca la propiedad privada y mixta. Se hace necesario entonces luchar porque la política del Estado dirigida a este propósito se fortalezca y se haga eficiente. Esto pasa por supera el estado burocrático y corrupto y acelerar la construcción del nuevo estado revolucionario que viabilice la construcción del poder popular como objetivo estratégico.

2. LUCHAR POR PROFUNDIZAR LA REVOLUCION AGRARIA AGROECOLOGICA, LA SOBERANÍA ALIMETARIA Y LA GUERRA AL LATIFUNDIO.

3. POR LA IMPLEMENTACION DE LOS ACUERDOS DEL TALLER DE SEGURIDAD CAMPESINA.

4. POR LA INDUSTRALIZACIÓN DEL PAÍS Y LA RECONVERSION PRODUCTIVA.

5. DEFENSA DE LAS INDUSTRIAS ESTRATÉGICAS Y SU TRANSFORMACIÓN REVOLUCIONARIA.

6. POR LA MATERIALIZACIÓN DE LAS DEMANDAS DE NECESIDADES BÁSICAS DE LA POBLACIÓN; TALES COMO EDUCACIÓN, SALUD, TRABAJO, VIVIENDA Y ALIMENTACIÓN.

7. POR LA DEMOCRATIZACIÓN PARTICIPATIVA DE LAS INSTITUCIONES Y DE LA SOCIEDAD VENEZOLANA.

8. DEFENSA DE NUESTRAS RESERVAS NATURALES, ECOSISTEMAS Y BIODIVERSIDAD. CONSTRUIR A TODO NIVEL LAS GUARDIAS TERRITORIALES.

9. LUCHAR FRONTALMENTE CONTRA LA CORRUPCION.

10. TRABAJAR POR LA REELECCION DE COMANDANTE CHAVEZ: “10 MILLONES DE VOTOS PARA COMBATIR LA BUROCRACIA Y EL REFORMISMO”.

¡Para Continuar La Marcha!
¡Organizar, Formar y Movilizar!
¡Guerra Total al Latifundio!
¡Tierra Ocupada, Tierra Trabajada!
¡Guerra Total a la Corrupción, la Burocracia y el Reformismo!
¡Zamora Vive y Vive!
¡La lucha Sigue y Sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4792 veces.



Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora (FNCEZ)


Visite el perfil de Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Lucha Campesina ¡A desalambrar!