Cuidado con un nuevo caracazo

LAS MANOS DEL IMPERIO YANKEE.

Todos estos sucesos por los que estamos transitando en la actualidad obedecen a una planificación “made in USA” y están concatenados en tiempo y espacio. Al inicio fue con la desestabilización en los recintos penitenciarios, los “pranes” recibían los Dólares que el imperio mandaba para ello, y además, les entregaban armas individuales, granadas y fusiles para ir gradualmente condicionando la mente del pueblo (Guerra de IV Generación). Estos planes no fué que fracasaron, sino que cumplieron su cometido. Luego vino la inseguridad, se crearon bandas de delincuentes, que amedrentan día a día al pueblo a través de asesinatos, secuestros, robos, asaltos, etc.; el dinero enviado por las “ONG” gringas, que operan libremente en este País, así como las armas para lograrlo pasan libremente por nuestras fronteras. Por otra parte, los medios de comunicación de la oligarquía se han encargado de inflar las cifras de muertos para que el pánico se apodere de nosotros. Simultáneamente van apareciendo grupos de paramilitares, quienes también entran libremente por nuestras fronteras procedentes de Colombia, matando al que no pague “vacuna”, asaltando escuelas donde se dan el tupé de adoctrinar a los alumnos en contra del Gobierno de Venezuela, así como asesinar al que proteste. Si hacemos un análisis concienzudo del caso Siria, nos daremos cuenta, inmediatamente, que se trata del mismo formato con pequeñas variantes, y así vemos, que los terroristas de Al Qaeda son sustituidos por paramilitares colombianos, que hubo una campaña de desprestigio hacia el Gobierno de Bashar Al Assad, equivalente al que existe en contra de nuestro Gobierno. Hay un paralelismo con la entrada de armas; en el caso Siria penetran por la frontera con una colonia Gringa, Turquía, y aquí por la frontera de otra colonia gringa, Colombia. Solo que hay un error de percepción, al anunciar que grupos de la oposición fascista compraron 24 aviones de combate de última generación a EEUUAA, para utilizarlos desde una base de ellos en Colombia, confirmándose que ya habían llegado los cuatro primeros; hasta cuándo vamos a ser niños inocentes, esos aviones son del imperio y los están estacionando en sus bases en Colombia, para poderlos utilizar para atacarnos militarmente y así no despertar sospechas. Mucho cuidado con esto, que los pueden maquillar con nuestros símbolos patrios para que pensemos que son nuestros y no enemigos.

LA GUERRA ECONÓMICA.

Esta guerra económica que estamos viviendo no se fundamenta en casualidades, de que una variante genera otra y así sucesivamente; no, esta guerra económica ha sido objeto de una planificación detallada, que comienza con el acaparamiento de los rubros alimentarios, de las medicinas, de los enseres domésticos, del papel higiénico, de las pastas dentífricas, jabones, servilletas, televisores, computadoras, tabletas, celulares, todo ello con una doble función; la primera para generar un descontento total en la población al no poder suplir sus necesidades; y, la segunda, igual de dañina y peligrosa, la de poder justificar el alza, indiscriminada, de todos estos rubros, de manera que el pueblo, llegado el momento, deje de apoyar a su Gobierno y se lance por el despeñadero de apoyar a los mandatarios del imperio. No vale que el Gobierno, en su afán de mejorar las condiciones de vida del venezolano, les esté construyendo viviendas dignas para los más humildes; les esté construyendo colegios y universidades para que todos tengan acceso al estudio; no vale que le haya construido los CDI y demás locales para el mejoramiento de la salud; pero si no pueden comer o adquirir sus medicinas o sus libros de estudio, entonces, el pueblo se convierte en caldo de cultivo para que los manejen hacia ese despeñadero.

UN NUEVO CARACAZO.

Si una persona, sea clase medio o pobre o muy pobre, si no puede obtener sus alimentos para cumplir una función, obligatoria, de alimentarse él y su grupo familiar, entonces a esa persona le quedan dos caminos; el primero, el de inmolarse como está haciendo mucha gente en Europa; y, la segunda la de echarle b…., pero si se decide por esta alternativa el nuevo caracazo es la única vía posible. Esto no es un cuento de ficción, es una cruda realidad, hasta el punto de que ningún sueldo o pensión es capaz, ni siquiera de cubrir las más elementales necesidades humanas; vayan a los supermercados, abastos y demás expendidos de alimentos y verifiquen si estoy o no en lo cierto. Ahora, de presentarse un nuevo caracazo, la desestabilización será total y no habrá justificativo alguno que lave las manos de los responsables; y, como consecuencia de todo ello le estaremos dando pié a que el imperio y a sus lacayos de la OTAN nos invadan. Estoy llamando, desesperadamente, a los que tiene la responsabilidad de evitar que esto continúe, que hagan su trabajo.

Independencia y Patria Grande Socialista.

Braulio Martínez Zerpa. Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y Abogado del pueblo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5436 veces.



Braulio Martínez Zerpa

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor