¿Por qué Paraguay?

En estos momentos, “post golpe”, la única pregunta que nos llevaría a sacar a flote la verdadera razón, subyacente del golpe de estado, que yo llamaría “expreso” por lo expedito y rápido, suscitado en Paraguay en el día de ayer 22 de junio del presente año, y que podemos llamar desde ya al procedimiento implementado el “formato Paraguay”. Es una manera de actuar totalmente distinta a la de los otros golpe de estado; su característica principal es la de utilizar el Parlamento para que lo ejecute, por eso algunos lo llaman golpe parlamentario; sin embargo, en el fondo no es un golpe fraguado en el Parlamento, es un golpe planificado con anterioridad, que obedece a una política imperial, que ni siquiera opera a nivel de Latinoamérica, sino a nivel mundial y que obedece al deseo del imperio de irse apoderando de la totalidad del Planeta Tierra.

Pero, por qué Paraguay y no otro País de Latinoamérica o el Caribe, yo los invito a que hagamos un somero análisis a ver si podemos responder la pregunta en cuestión y propongo el siguiente método:

DESDE EL PUNTO DE VISTA GEO-ESTRATÉGICO:

Comencemos diciendo que Paraguay se encuentra entre tres países, como lo son Brasil, Bolivia y Argentina, que están representados por Gobiernos de izquierda, amén de Uruguay, representado, igualmente, por un Gobierno socialista, que aunque no es limítrofe con Paraguay se encuentra situado en la banda Nororiental del Rio Paraná donde éste desemboca en el Rio de la Plata, y es de destacar que el contacto comercial de Paraguay con el exterior se realiza a través de éste Rio Paraná, lo que hace a Paraguay demasiado dependiente de estos Países contiguos , aunque el grueso de su comercio es con el Bloque de MERCOSUR, precisamente sus vecinos más cercanos. Ahora bien, aunque Paraguay no era, estrictamente hablando, un País socialista, ni tampoco de izquierda, sin embargo, su Presidente Fernando Lugo, al menos se comportaba como tal. Esto, sin duda, representaba un peligro para el imperio, ya que tarde o temprano Paraguay iba a ceder a la presión de sus vecinos izquierdistas y podría convertirse en uno de ellos. Esto significaría, que el granero de América, conformado por Argentina, Paraguay, Uruguay y la parte Sur de Brasil; así como el más grande acuífero del mundo se alejarían cada vez más de las garras del imperio; esto iba a representar un golpe mortal para el supuesto dueño del mundo.

De otra parte, Chile, Perú y Colombia, que representan Países aliados del imperio, están confrontando, cada vez más, crecientes conflictos sociales, que pudieran desembocar en revoluciones populares de tinte izquierdista, lo que haría que el imperio tenga que rediseñar sus planes globales invasivos; de tal manera, que en vez de ardides y artimañas escondidas en una supuesta lucha por la democracia y los derechos humanos, tendrían que quitarse la máscara ante todo el mundo y utilizar todo su poderío militar para invadir y sojuzgar a éste. Aquí la pregunta sería, ¿ está el imperio en capacidad de someter a 193 países en forma simultánea?, porque si piensa hacerlo uno a uno, entonces, a las primeras de cambio el resto del mundo, que ya conocen la situación y la manera de actuar del imperio no se va a quedar de brazos cruzados esperando su turno, no, el resto de los países del mundo se unirían en un gran bloque, y lo que quede del enfrentamiento de estos dos grandes contendientes no tendría, ni la fuerza, ni la capacidad para dominar a nadie (fin del mundo). Pero lo que sí quiero resaltar aquí, es que el imperio, indefectiblemente, va a necesitar del petróleo nuestro (de Venezuela) para poder llevar adelante sus planes de dominación y esto nos obliga a prepararnos mejor y a aliarnos con Rusia y China, en materia de defensa, para que sirva de disuasivo a los planes imperiales y nos permita sobrevivir.

DEESDE EL PUNTO DE VISTA POLÍTICO

Paraguay, a lo largo de toda su historia, ha sido un País dominado por férreas oligarquías; la última, que tiene su padre en el dictador Alfredo Stroessner y recientemente en el general Lino Oviedo. Precisamente, Stroessner tomó el poder en Paraguay en el año 1.954, después de un cruento golpe de estado, ejerció una fuerte dictadura plagada de crímenes y asesinatos, que lo colocan muy cerca del peor y más criminal dictador de Latinoamérica, el general chileno Augusto Pinochet. A este general Stroessner le siguen otros presidentes del partido creado por éste, el partido Colorado, algunos con pequeñas bocanadas de democracia, pero siempre inmersos en el fascismo, tales como Juan Carlos Wuasmosy ; Raul Cubas, quien tuvo que encarcelar al General Lino Oviedo por intento de golpe de estado, pero enseguida lo puso en libertad por temor al poder que este representaba y sigue representando; el Presidente Cubas fue objeto de unas maniobra similar a la que le hicieron al Presidente Fernando Lugo, por supuesto, salvando las distancias. Luis González Macchi, a la sazón Presidente del Senado fue designado Presidente de Paraguay; a este le sigue Nicanor Duarte, que fue el antecesor de Lugo. En el Gobierno de este último el partido Colorado seguía siendo el partido más poderoso y tanto ellos como el partido Liberal dominaban el Congreso, de manera que era muy fácil urdir una maniobra infame, como las de todos los partidos fascistas de las oligarquías piti-yankees de nuestro Continente, para abrirle un juicio político al Presidente Lugo, violarle todos sus derechos, incluyendo el derecho Constitucional al debido proceso y aplicarle una sentencia írrita que tenían redactada y lista desde antes del juicio.

Como dije anteriormente, este juicio político y la inmediata destitución del Presidente Lugo, forma parte del “formato Paraguay” planificado por el imperio para retornar el poder a un gobierno de extrema derecha, que representara la voz y la fuerza del imperio y así continuar manteniendo a Paraguay como lacayos del imperio. Esto impone, que Paraguay sea aislado políticamente del resto de Sur América; y, además, se le niegue el reconocimiento al régimen de facto ilegítimo que lo representa; igualmente, se deben expulsar los Embajadores de Paraguay en América Latina y el Caribe y así mismo, retirar nuestro personal diplomático en Paraguay.

DESDE EL PUNTO DE VISTA ECONÓMICO

Aquí podemos decir, sin temor a equivocarnos, que el imperio cometió un grave error, que va a llevar, sin duda alguna, a Paraguay al aislamiento total desde el punto de vista económico, ya que aproximadamente el 70% del comercio de Paraguay es con el MERCOSUR, pero los cálculos imperiales fallaron, ya que sus vecinos, antes señalados, con excepción de Bolivia y con inclusión de Uruguay, son miembros del MERCOSUR; y, este pacto comercial y aduanero contempla una cláusula, que también la contemplan UNASUR y la CELAC, del respeto y mantenimiento exclusivo del sistema democrático, y ya sabemos que en Paraguay lo que sucedió fue un golpe de estado con un gobernante de facto ilegítimo, irrito y sin fundamento democrático. Se olvidaron que el Presidente Lugo fue elegido presidente por el pueblo en libérrimos comicios, y por tanto, es al pueblo a quien le corresponde apartarlo del poder en próximos comicios y no a un cenáculo de fascistas oligarcas, que en menos de 24 horas llevaron a cabo su impúdica maniobra de destituir a un presidente que llegó al poder por la vía estrictamente democrática.

Antecedentes como este deben ser erradicados, ipso facto, de nuestra América Latina; y, para ello, Paraguay debe ser aislado económicamente a través de sus expulsión, inmediata, del MERCOSUR, así como restringirle el intercambio comercial a través del Rio Paraná; pero también debe ser aislado, de inmediato de UNASUR, la CELAC y la OEA, ya que hoy en día es inadmisible una dictadura en el seno de nuestra América, es como un cáncer que puede hacer metástasis en el resto de nuestro países; por tanto, se impone su extirpación total lo antes posible; en esto Venezuela debe ser la abanderada y solicitar una reunión urgente de UNASUR, La CELAC y la OEA y solicitar la expulsión de Paraguay de estos Organismos.

DESDE EL PUNTO DE VISTA MILITAR

A pesar de que el imperio tiene una base militar en El Chaco paraguayo, la Base Aérea Mariscal José Felix Estigarribia, una de las más grandes del imperio en Sur América, e igualmente equidistante de Bolivia y Argentina, Paraguay es de vital importancia para el imperio dado que posee las tierras más fértiles de la región y además, muy importante, posee el acuífero más grande del mundo, ambas cosas son vitales para un imperio en expansión que no posee en su territorio tales bendiciones. Además, Paraguay, por su situación céntrica entre Argentina y Brasil ofrece una posición privilegiada para dividir o separar ambos Países a través de un ataque central, y luego, a través de una pinza hacia el Norte y otra hacia el Sur llegar al interior de ambos Países.

Por todo lo anterior, Paraguay debe ser retirado de todo convenio de defensa que involucre otros estados de la región, esto implica, también, que no se le debe suministrar gasolina, lubricantes y piezas de repuesto o equipos militares para sus Fuerzas Armadas, porque estas pueden ser utilizadas en contra de sus países vecinos. Hay que recordar, que estas Fuerzas Armadas no son de Paraguay, son de la oligarquía paraguaya, que a su vez recibe órdenes del imperio, y por eso el golpe estaba garantizado.

Para concluir, espero haber podido ayudar a esclarecer cualquier duda sobre la pregunta de este escrito: ¿por qué Paraguay?. Y por qué la mano del imperio está hasta los calcañales metida en este desgraciado golpe de estado. Claro son sus verdaderos y únicos autores.

Independencia y Patria Socialista, viviremos y venceremos.

*Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo.


brauliomartinez@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1593 veces.



Braulio Martínez Zerpa*

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor