Kate la Duquesa, Michelle Obama y el Racismo de Altura

No sé si la información fue recogida masivamente por los medios de comunicación, pero la noticia circuló por algunos medios y a través de esta nota de prensa que paso a comentar, puede observarse que el racismo, que hasta ayer fue un comportamiento “natural” de la gente de piel blanca de las naciones que dicen ser civilizadas, modernas, humanitarias y desarrolladas, se encuentra todavía vivito y coleando. Independientemente de la condición y estatus del negro y la negra; el racismo está ahí alojado en el “disco duro” de la gente de color blanca y aparece en cualquier momento para dejarse sentir con un exceso de glamour.

En Últimas Noticias por lo Menos, circuló ayer una nota muy simpática, con un título que además de curioso, no dejaba ningún mensaje particular, sino que al culminar la lectura de la pequeña nota, se estaba en condiciones de comprender el sentido racista de la información. El título de la nota dice así: “Kate luce traje baratón”. Sobre el título, hay una foto en cual se ven dos mujeres; una blanca y una negra.

Mi ignorancia sobre reinas, príncipes y duquesas es tal, que no me percaté que una de las fotos correspondía a la duquesa Cambridge y posaba en su “primer evento oficial como la esposa del príncipe William”. La nota seguidamente decía que “Catherine Middleton dio muestra de elegancia y simplicidad”

Dejé la lectura de esta pequeña información a la espera de tomar mi turno para una consulta médica, pero no me correspondía; así que frente al fastidio de la espera, opté por regresar a la lectura de una nota que no había despertado ningún interés y seguía leyendo una información totalmente de farándula sin elemento adicional. “Ayer (continuaba la nota); en la recepción al presidente de EEUU, Barack Obama, y su esposa Michelle, la duquesa de Cambridge lució un vestido de color beige que apenas costó 278 dólares y fue adquirido a través del sitio Web de la tienda Reiss”. Como podrá verse, hasta ahí, pura farándula y chisme de ese mundo.

El último de los tres pequeños párrafo de la nota, ya cambian el sentido y la intención. Sigo leyendo: “Por su parte, el vestido usado por Michelle Obama [la esposa del terrorista] costó casi 10 veces más. Creado por Barbara Tfank, el traje cuesta 2.400 dólares. Sin embargo, según los expertos, esa batalla la ganó Kate y su elegancia innata, contra una Michelle atrapada en colores chillones.” (Subrayado nuestro)

Claro, muy claro el mensaje; la elegancia es algo exquisito, se nace con ella pero no todos o todas tienen los genes de la elegancia. Si es negro o negra; la probabilidad es remota. No aparece en la nota, pero está ahí recogido; la periodista quiso efectivamente decir: Michelle, Aunque te vista de seda, mona te quedas. No está escrito, pero puede entenderse que la periodista en vez de decir: “contra una Michele atrapada en colores chillones”, realmente el mensaje debía leerse: Contra una Michelle que parecía una guacamaya.

Así es el racismo. No perdona ni en esas circunstancias. Kate puede ponerse un saco de meter papas, pero es Kate y se verá siempre elegante, porque la elegancia es innata.



evaristomarcano@cantv.net









Esta nota ha sido leída aproximadamente 2536 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a124036.htmlCd0NV CAC = Y co = US