La furia explota el polvorín árabe

Región de mayorías musulmana salpicada de injerencia política occidental divide a las naciones y a sus pueblos, aprovecha las monarquías como a los dictadores que las masas quieren abolir cansadas de tanta desigualdad social, de atentados suicidas, guerras santas, de invasiones norteamericanas y de operaciones encubiertas israelíes y estadounidenses por el petróleo, o por la situación estratégica de algunos de esos países como Egipto, Jordania, Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, que beneficia al proyecto israelí. Países islámicos-radicales saturados de depravaciones y bestialismo imperial nos indica que la alianza político-religioso-capitalista es la causante de las atrocidades sociales y del mantenimiento de la pobreza e ignorancia.

Abidine Ben Ali, presidente destituido de Túnez, el 14 de enero es buscado por Interpol en 187 países miembros, su esposa Leila Trabesi y otros familiares serán apresados por robo y transferencia de divisas, Suiza bloqueo unos 1000 millones de dólares vinculados con Ben Ali. La central sindical UGGT lidera las protestas para que los ministros del anterior gobierno que conforman el gabinete de transición abandonen sus funciones.

Argelia, una semana de protestas dejaron una docena de muertos y unos 800 heridos.

Mauritania, un empresario se inmolo en protesta contra el gobierno.

Sudan, opositores reclaman la salida de Omar el Bechir.

Yemen, la ciudad de Sanna es el centro de las manifestaciones para pedir la renuncia de Ali Abdala Saleh, quien desistió de dejar a su hijo en el poder.

Jordania, miles se manifestaron en Amman y en otras ciudades por los problemas sociales y para reclamar la salida del gobierno. El rey Abdala II se vio obligado a prometer reformas económicas para evitar el aumento de las protestas.

Omán, pequeñas protestas contra la corrupción y un desfile poco frecuente contra el alto costo de la vida se produjo en ese país monárquico del Golfo.

Egipto, una de las naciones más manipuladas por EEUU, con 80.5 millones de habitantes de ellos 30.5 millones viven con dos dólares diarios, una tasa de crecimiento situada en 5.3% con un desempleo ubicado en 9.7%, y una deuda pública de 81% presiona al pueblo que protesta para que renuncie, este solo hace cambios superficiales en el gobierno para dejar el poder a su hijo.

Hosni Mubarak, desde que llego al poder no ha levantado el estado de emergencia por los 6 atentados que ha sufrido desde que llego al poder en 1981 tras el asesinato de Anuar el Sadat por el islamismo radical, durante 30 años Mubarak, combatió este islamismo tipo AlQaeda, pero, no pudo evitar el islamismo tradicional inspirado por el poderoso movimiento de los “Hermanos Musulmanes” quienes hoy tratan de derrocarlo junto a todo el pueblo.

5 Días de protestas y 200 muertos, a pesar del toque de queda el pueblo está en las calles debilitando al anciano dictador que se queda sin apoyo internacional, espera la orden de EEUU, pues, sus hijos y familia ya se encuentran en algún sitio de Gran Bretaña, en su desesperación, el gobierno bloqueo Internet y la comunicación celular, pero, ya nada detiene al pueblo que quiere echarlo de la presidencia.

“Después de Ben Ali le toca a Mubarak” decían los manifestantes en las protestas reclamando la renuncia después de 30 años de gestión corrupta y mediocre. Mubarak, se encuentra en el palacio desde 1975 cuando era vicepresidente sabe de manifestaciones porque las ha sufrido, pero esta protesta es por hambre, el precio del petróleo y los alimentos han subido considerablemente y se niega a realizar reformas económicas, ahora, ni las reformas lo pueden salvar, los egipcios quieren que se vaya.

Por Egipto, se pronunció Obama y Bank Ki-moon, secretario de la ONU, nunca pidieron la renuncia del dictador de 82 años anclado en el poder y ex comandante de las fuerzas aéreas destruidas por los israelíes. Egipto, es un aliado de occidente en el Medio Oriente para sostener la geopolítica de Israel, estas tres décadas en el poder es, gracias al apoyo de Europa y EEUU.

Los sistemas políticos-religiosos una vez más nos demuestran ser los causantes de sufrimientos, y los políticos realmente tienen pocas opciones cuando el pueblo se levanta, de Túnez a Jordania, pasando por Egipto y otros países la “revolución de los jazmines” comienzan a alcanzar naciones árabes que gobiernan gracias al yugo del miedo dicen analistas.

Amr Hawzawy, director de la fundación Carnagie manifesto” luego de Túnez ya no importa saber cuál es el siguiente sino que gobierno se salvara, se trata de una verdadera tendencia regional donde los ciudadanos salen a la calle a reclamar sus derechos políticos, sociales y económicos”.

“Es una dinámica que se desencadenó en el mundo árabe, lo que se produjo en Túnez, rompió la costumbre del miedo y mostro que es posible con velocidad sorprendente tumbar un régimen y que no es tan difícil como se imaginaban” dijo Bourhan Ghalioum, profesor universitario autor de un manifiesto para la democracia.

Hamzawy, agrega algo que se puede dar en todo el mundo, “los movimientos de protesta revelaron hasta qué punto los regímenes que establecen records de longevidad en el poder, carecen de legitimidad popular, la legitimidad no puede ser construida con represión ni con la negación de los derechos políticos y sociales”. Nadie puede aceptar esto y los árabes no son la excepción.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3391 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales