Uribe,paramilitarismo, narcos y otras hierbas

De “Santo” no tiene na’

Nuestra ruptura con el Estado racista-fascista colombiano no es un capricho del presidente Chávez o algo “personal”, es más bien un acto que debe entenderse como una respuesta al plan estratégico de las elites reaccionarias de Colombia y Perú contra las estrategias antimperialista de los gobiernos de Venezuela, Bolivia y Ecuador.

No cayó a nadie de sorpresa la ruptura entre Venezuela y Colombia después de 10 años de tensión política, la cual se agudizó con las instalaciones de siete bases militares apuntando hacia nuestro país, teniendo como trasfondo la desestabilización del proceso bolivariano. Ello quedó en evidencia con el asesinato de más de 100 líderes campesinos, indígenas y afrodescendientes en nuestra frontera con Colombia, así como con la puesta en práctica de la estrategia militar del Comando Sur de Estados Unidos para frenar el concepto de soberanía de este continente que se ha contagiado gracias al fuego bolivariano. Tal vez en estos dias se puedan llgear a algunso cauerdos para reparar el "capote"    

Terrorismo de Estado

La última década vivida en el área andina, donde habitan aproximadamente 120 millones de habitantes, se sintió conmovida a partir del año 2000, cuando dos modelos de soberanía entraron en juego por al dignidad de nuestros pueblos. El primero, enarbolando los conceptos bolivarianos de autonomía con la frase de Simón Bolívar de que “los Estados Unidos parecieran estar destinado por la providencia para plagar de hambre y miseria a nuestra América”. Esa frase, por cierto, fue tomada con fuerza para derrocar al ALCA, cuestionar el Plan Patriota Colombia-EE UU e implementar alternativas como el ALBA. El segundo modelo fue el asumido el presidente Álvaro Uribe Vélez, que consiste en entregar la soberanía colombiana a los planes transnacionales gringos con el apoyo del Comando Sur, los paramilitares y los narcotraficantes. Nuestra ruptura con el Estado racista-fascista colombiano no es un capricho del presidente Chávez o algo “personal”, es más bien un acto que debe entenderse como una respuesta al plan estratégico de las elites reaccionarias de Colombia y Perú contra las estrategias antimperialista de Chávez y sus colegas de Bolivia, Evo Morales así como de Ecuador, Rafael Correa. De eso se trata.

El 7-8-2010, Juan Manuel Santos asumió la presidencia de Colombia después de una victoria significativa en las pasadas elecciones, pero el dato interesante es que ganó en la mayoría de los departamentos que tienen frontera con nuestro país, lo cual nos lleva a darle una relectura a la situación: Teniendo Santos apoyo del Comando Sur, el ejército regular, de la reserva paramilitar desmovilizada por el presidente Uribe, así como de la alianza con un amplio sector de narcotráfico, nos conlleva a dar mas atención a una política de frontera que debe pasar más allá de lo coyuntural -como pasó hace dos años ante la situación de la invasión de Colombia a Ecuador, que llevó al asesinato del comandante de las FARC, Raúl Reyes-. Ese arsenal de votos pudiera ser manipulado por Santos para ir creando un chauvinismo falso y un patrioterismo bufo, sembrando odio entre dos pueblos hermanos.

El Estado venezolano debe prestar mucha atención a ese nicho electoral fronterizo, nada despreciable para la ultraderecha colombiana.

Fosa de los desaparecidos

Unas de las denuncias sin fundamento que indignó al Gobierno Bolivariano, fue la supuesta penetración guerrillera colombiana a territorio venezolano, con consentimiento oficial. Eso, por supuesto, se cae por su propio peso, ya que ese mismo día algunos diputados progresistas, con datos concretos, estaban presentado las fosas comunes de centenares de desaparecidos de ciudadanos colombianos en el gobierno de Uribe, sin dejar de tomar en cuenta la cantidad de desplazados por el conflicto armado, que se encuentran en las fronteras de Venezuela, Panamá y Ecuador –en éste último país, pudimos presenciar en algunas oportunidades esos movimientos de masa, tanto en la Guajira y Amazonía venezolana como la zona de Lago Agrio Ecuador, cuando cumplíamos funciones de derechos humanos en el Parlamento Andino-. El Gobierno bolivariano es de paz y su única lucha es por la integración de los pueblos bajo los mandatos humanitarios de la ONU. Nosotros no queremos guerra, de ahí que el presidente Chávez impulsa un plan de paz y nuestro país, en los gobiernos de la derecha dirigidos por los ex presidentes Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera, fue sede de discusiones de paz entre las autoridades colombianas y las Farc-ELN… ¿entonces, por qué no aceptar el plan de paz que propone el presidente Chávez, donde Venezuela juegue ese rol fundamental para millones de colombianos que sueñan la paz y la tranquilidad?

EL FOGÓN DE MOROCHITO EMMANUEL MACHADO

**** El pueblo afrobarloventeño le brinda todo el apoyo a la política exterior de presidente Hugo Chávez, en especial al plan de paz para el pueblo hermano de Colombia, nación que vive sometida a la imposición neoliberal de las políticas guerreristas e intervensionistas del imperio norteamericano… por eso decimos “¡queremos paz, no queremos guerra ni intervención!”

**** Agradecemos al pueblo del estado Miranda por su participación en la encuesta que realizamos vía Internet. Los resultados que obtuvimos de manera general, sobre quién encabeza las preferencias de los electores para las elecciones parlamentarias este 26 de septiembre, fueron las siguientes:

* El PSUV, 7 diputados (as) a la Asamblea Nacional por el estado Miranda.

* La MDUD, 4 diputados (as) a la Asamblea Nacional por el estado Miranda.

* INICIATIVA PROPIA, un diputado (a) a la Asamblea Nacional por el estado Miranda.

* PPT, cero diputados (as) a la Asamblea Nacional por el estado Miranda.

LA GUILLOTINA DE RENÉ

Dato para el Ministerio de Salud, Asistencia Social y aspirantes a diputados de la Asamblea Nacional en los próximos comicios del 26S: En la región de Barlovento, existe actualmente un cuadro epidemiológico con alto índice (70%) de personas convalecientes por efectos del dengue. Muchos de esos electores que van a visitar los bandos políticos en busca del voto en el plan “casa por casa”, es muy probable que por falta de una política de salud de altura, ¿algunos? no acudirán a las urnas electorales. Cuesta creer que los alcaldes bolivarianos no lleguen a comprender que la orientación en el manejo de una política exitosa radica en atender las prioridades: Si hubiesen limpiado los caños a través de un plan activo y estuvieran matando los huevecillos que se reproducen en las aguas estancadas, otro gallo cantaría. No haría falta de gastos en propagandas políticas o campañas de papel para estimular el voto. Yo les agradezco que no me vayan a decir que fabricarán una ley especial para erradicar el dengue en Barlovento… ¡no juegue, chico! Siempre la misma vaina: En campaña son unas estrellas y después “¡Viva Chávez no joda!”.

jesuschuchogarcia@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2153 veces.



Jesus Chucho Garcia


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas