Ministro Tareck El Aissami

Hasta cuándo postergar la Industrialización del Coque Petrolero


En las adyacencias del Complejo Jose, se levanta una formación topográfica de enormes montañas negras, es un espacio donde se depositan desde hace muchos años, producto de la capacidad de procesamiento de los mejoradores de crudo, cerca de 15 mil Ton de Coque Petrolero por día, y actualmente se estima estén almacenados un aproximado de 20 mil millones de ton.

Este coque antes de la llegada del Cdte. Chávez al poder, estaba destinado por las operadoras extranjeras, exclusivamente a la exportación. Se presume para utilizarlo como combustible sólido. Con la llegada del Cdte. Chávez al poder, y la toma de PDVSA del control de los mejoradores, la comercialización y venta del coque, sumado a la paralización por incendio de los sistemas de cintas transportadoras, se paralizó. Esto último, llevó a la situación actual, que consiste salvo no querer paralizar la producción de crudo, a almacenar o acumular de forma desproporcionada las ya descritas montañas negras, fácilmente observadas desde la autopista que pasa frente al complejo Jose.

Como quiera que sea, el coque se convierte en otra materia prima, que como país subdesarrollado no logramos procesar por nuestras limitaciones tecnológicas. El coque es un producto de reciente disponibilidad, consecuencia de los procesos de mejoramiento y refinación de crudos pesados, como el nuestro. No tenemos salida, nuestros crudos son muy pesados. Es decir, si queremos exportar nuestro crudo, tendremos que mejorarlo, y por tanto, como producto final siempre tendremos Coque petrolero.

En revolución la conducta de estado rentista, no ha cambiado. Hasta hoy día, el Coque es considerado como un bien para exportación. Esta visión consecuencia de nuestro colonialismo tecnológico, estamos obligado a cambiarla radicalmente. Las tecnologías en el mundo para el procesamiento del Coque Petrolero son todavía incipientes. Esto nos ofrece muchísimas oportunidades para desarrollar nuestras capacidades tecnológicas, de innovación y de crecimiento industrial.

Un cambio de actitud del tratamiento que hasta hoy se le ha dado al Coque, sumado a pequeñas inversiones del estado, colmaría a nuestras Universidades, Laboratorios y Centros de Investigación de excelentes oportunidades. En poco tiempo impactaría en el desarrollo industrial en sectores estratégicos, tales como la Industria Petroquímica, Refinación, Química, Siderúrgica y Aluminio. Donde se pueden desarrollar procesos de producción de Hidrógeno y el Nitrógeno, Gas de Síntesis para la Generación de Electricidad, Vapor, Químicos para Pinturas, Nafta, Diesel, Amoníaco, Úrea, Metanol, Carbón Activado, Electrodos de Grafito, metales pesados como Nickel y Vanadio para las Ferroaleaciones, etc.

Esto, en solo un resumen de los productos finales, que a partir del Coque petrolero se pueden desarrollar, son productos apetecibles en el mercado y garantizan su fácil comercialización. Así los procesos productivos gozarían de su financiamiento y sostenimiento, contribuyendo a levantar una sana economía en el país.

Rafael Montes
Ing. Metalúrgico


Esta nota ha sido leída aproximadamente 600 veces.



Rafael Montes


Visite el perfil de Rafael Montes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: