Energía magnética y salud natural

I.

De las energías abundantes y sanadoras a disposición de la humanidad, la magnética pareciera ser la mas difícil de comprender y aprovechar, dado que nuestra sociedad moderna ha dado mayor promoción a las energías escasas y contaminantes.

La energía magnética natural conforma el gran campo magnético circular asociado a la tierra, que va desde el núcleo de la misma hasta mas de 500 km de altura para proteger permanentemente nuestro planeta de la acción destructiva de los rayos cósmicos. En la superficie terrestre tiene una magnitud desde 25 a 65 µT (microteslas) o (0,25-0,65 G).

Este campo varía a causa de las radiaciones solares y cambios en la corteza terrestre. Presentando tempestades magnéticas que se aprecian fácilmente, ya que afectan los diferentes sistemas de comunicación.

Indudablemente, la Tierra es un gran imán natural que transmite radiación magnética a todos los minerales, organismos vivientes (humanos, animales y vegetales) y cosas existentes en el espacio que abarca su campo magnético.

Entonces nuestra vida, salud y bienestar, están influenciadas por el exceso o déficit de la energía magnética en nuestros órganos y sistemas.

Por lo tanto, es importante conocer las influencias de la energía magnética, así como las terapias y técnicas para su aprovechamiento, ya sea por aplicaciones artesanales o con equipos sofisticados.

Para esos fines se ha consolidado la Magnetoterapia, la cual consiste en la aplicación de imanes naturales o artificiales para equilibrar las fuerzas electromagnéticas del organismo. En palabras del Dr. Francisco Caudet, es "la aplicación, con fines terapéuticos, de los campos magnéticos pulsantes, (..) y constituye un tratamiento sencillo y rápidamente eficaz en numerosos problemas patológicos en los que intervienen, de forma prominente, los dolores y contracciones."

II.

En las personas, el campo magnético tiene su origen en las células, consolidando campos magnéticos para cada sistema hasta integrar un solo campo magnético del cuerpo humano.

Los campos magnéticos pueden desbalancearse por diferentes trastornos (intoxicaciones, indigestiones, inflamaciones, infecciones, lesiones, traumatismos y sobreexposición a fuentes electromagnéticas) pero pueden ser balanceados con Magnetoterapia.

La energía magnética estimula la circulación de la sangre y depura el cuerpo de virus, hongos, bacterias y toxinas.

Está comprobado el efecto sedante de la energía magnética sobre el sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico, el sistema circulatorio y la musculatura.

La Magnetoterapia sirve para tratar pacientes con osteoartrosis cervical, flebitis, varices, procesos inflamatorios de la pelvis, la endometriosis, mastitis en las parturientas, tratamiento de cálculos renales y bursitis

III.

Hay un gran desarrollo de la Magnetoterapia en el mundo con saberes acumulados, lugares con magnetismo natural, piedras de gran potencia, centros de atención, aparatos sofisticados, pulseras, cadenas y accesorios magnetizados.

Esta Terapia Complementaria tiene que estar en la agenda para el fortalecimiento del sistema de salud venezolano, en la nueva Normalidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 888 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Adarfio Marín

Alexis Adarfio Marín

Más artículos de este autor