Mercosur

Un destino político

El presidente Cardoso declaró en 2001 que "Mercosur es más que un mercado; es, para Brasil, un destino". Kissinger replicó que "Especialmente en Brasil hay líderes atraídos por la perspectiva de una América Latina políticamente unificada que choca con EEUU y con el Tlcan". Toda cuestión económica es política. Soberanía igual unidad.

Unidad brasileña

¿Qué une al Mercosur? Brasil ejemplifica las ventajas de la unidad: es el país latinoamericano más extenso, con 8.547.403 kilómetros cuadrados, 184.400.000 habitantes y para 2005 un PIB de 734.800 millones de dólares, con crecimiento de 3,4%; fuerza de trabajo de 82,5 millones de personas, y balanza comercial favorable de exportaciones por 120.000 millones de dólares contra importaciones por 87.000 millones. En 2003, 22,84% de las exportaciones va para Estados Unidos; 6,24% para Argentina. Brasil es el segundo destino de las exportaciones mundiales para América; en 2001, 23,2 provienen de Estados Unidos y 11,2% de Argentina.

Industria y agricultura argentinas

Argentina es la segunda economía de América del Sur, con 2.779.221 kilómetros cuadrados y 39.537.943 habitantes en 2005.

Para ese año su PIB es de 167.030 millones de dólares, con crecimiento de 5,7%; fuerza laboral de 14,9 millones de trabajadores; exporta 36.000 millones de dólares e importa 26.000 millones. 25% de las importaciones vienen de Brasil; de Estados Unidos 18,7%. 26% de las exportaciones van hacia Brasil; hacia Estados Unidos 11,8%; hacia China, 10,6%.

.Recursos y cultivos paraguayos

Paraguay abarca 406.750 kilómetros cuadrados y para 2005 cuenta con 6.347.884 habitantes, su PIB monta a 6.630 millones de dólares con crecimiento de 3,2%, su fuerza laboral es de dos millones de trabajadores, exporta bienes por 1.700 millones de dólares e importa 2.300 millones. 39% de sus exportaciones se dirigen a Brasil; a Uruguay 14%; a Argentina 11%. 25,4% de sus importaciones vienen de Argentina; 24,5% de Brasil; 3,8% de Uruguay. Paraguay es un poderoso productor agrícola y posee gran parte del codiciado reservorio del Acuífero Guaraní.

Informática uruguaya

Uruguay cuenta con 176.220 kilómetros cuadrados y población que para 2005 alcanza 3.415.920 habitantes. Su PIB asciende ese año a 16.010 millones de dólares, con crecimiento de 5,5%; su fuerza laboral es de 1,5 millones; sus exportaciones llegan a 3.250 millones de dólares, y sus importaciones a 3.550 millones. 40% de sus exportaciones van al Mercosur; a la Unión Europea 20%; a Estados Unidos 8%. 44% de sus importaciones vienen del Mercosur; de la Unión Europea 18%; de Estados Unidos, 9%. Uruguay tiene una adelantada industria informática.


Energía venezolana

Venezuela añade al Mercosur el componente energético amenazado por la privatización de la YPF argentina y la apertura de Petrobras. Supone la agregación de 916.445 kilómetros cuadrados y de 26.740.000 habitantes con una fuerza laboral de 10 millones de trabajadores y un PIB de 118.250 millones de dólares, con exportaciones por 41.000 millones de dólares e importaciones por 21.000 millones de dólares, con reservas de más de 28.000 millones de dólares. Para el 2000 exporta 60% a Estados Unidos, 5,5% a Brasil, 3,5% a Colombia; importa 35,8% de Estados Unidos, 6,8% de Colombia; 4,5% de Brasil. Venezuela garantiza el gasoducto que transportará energía entre los países miembros, así como refinerías y proyectos conjuntos. La victoria de Evo Morales en Bolivia y su nacionalización de los hidrocarburos aseguran al Mercosur el potencial gasífero boliviano.

Integración asimétrica

Una década después de creado el Mercosur, la población de sus países sobrepasa los 275 millones de habitantes, y el PIB suma 762.800 millones de dólares, que con la incorporación de Venezuela asciende 78% del de la región. Sus exportaciones conjuntas exceden los 150 mil millones de dólares, y el ingreso promedio per cápita de sus habitantes es de 3.086 dólares anuales. Los mismos que imploraban la integración al Alca, ahora tildan de asimétrica la asociación con Brasil. En toda unión de libre comercio, las economías débiles son sobrepasadas por las fuertes. En 1980 la economía brasileña superaba 1,1 veces la argentina; en 2002 la rebasaba 4,9 veces. Entre 1990 y 1999 Brasil captó 60% de las inversiones extranjeras directas en la región, y en 2003 el 95,9% de ellas, atrayendo para sus manufacturas 23 veces más inversiones que Argentina. Nuestros capitalistas tendrán que hacerse competitivos.

Integración transnacional

El Secretario de Comercio de Canadá sostiene que "El Mercosur es el negocio para 17 multinacionales". Gilberto Dupas, coordinador del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Sao Paulo, determina que 60% del comercio entre los miembros de Mercosur, que entre 1990 y 1998 aumentó de 4 mil a 20 mil millones de dólares, se debe a compras entre cadenas propiedad de multinacionales. El informe DelloiteTouche/Simonsen afirma que de 300 empresas que negocian dentro del bloque, 40% son multinacionales, 36% empresas nacionales grandes y 24% pequeña y mediana industria; pero que las llamadas empresas "nacionales grandes" son en realidad parte de multinacionales o dependen de bancos internacionales.

Para 1998 las transnacionales controlan los siguientes porcentajes de la producción brasileña: servicios públicos, 14%; telecomunicaciones 78%, alimentos 41%, automotriz 93%, computación 59%, electrónica 34%, farmacéuticos 73%, higiene y limpieza 91%, mecánica 44%, plásticos y caucho 58%. Lula no detuvo estos procesos: permitió que 46% de las acciones de Petrobras fueran subastadas en la Bolsa de Nueva York, y se negocia un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea.

Bienvenida la Integración; ahora debe venir la Revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5065 veces.



Luis Britto García

Escritor, historiador, ensayista y dramaturgo. http://luisbrittogarcia.blogspot.com

 brittoluis@gmail.com

Visite el perfil de Luis Britto García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Britto García

Luis Britto García

Más artículos de este autor