La crisis eléctrica

Ante la situación actual de las instalaciones eléctricas en nuestro país se han propuesto múltiples medidas para palear y enfrentar la crisis. En Venezuela contamos con monstruos generadores de energía como las Centrales Hidroeléctricas Antonio José de Sucre en Macagua; la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar en Guri; La Central Hidroeléctrica Francisco de Miranda en Caruachi, entre otras; además de las obras en construcción: La Central Hidroeléctrica Fabricio Ojeda en el estado Mérida; La Central Manuel Carlos Piar en Guayana; la Central Termoeléctrica Alberto Lovera en Puerto la Cruz; la Centrales Termoeléctricas Ezequiel Zamora en Guárico; San Diego de Cabrutica, al sur del estado Anzoátegui; Antonio José de Sucre en Cumaná; la de los Valles de Tuy, para potenciar el crecimiento de la región central del país; las Centrales Termozulia; la Central de Bachaqueros, también ubicada en Zulia; la central en la Isla de Margarita, entre muchas obras y proyectos en marcha.

Lamentablemente el crecimiento demográfico en nuestro país ha sido enorme y se ha quedado corta la capacidad instalada y los proyectos en marcha, pero debemos reconocer que se han presentado fallas en cuanto a una deficiente planificación y gerencia que no han permitido satisfacer la demanda de los actuales consumidores, situación que el presidente debe mandar a analizar en las distintas empresas que manejan el sector eléctrico nacional porque podemos observar desidia en muchos de esos funcionarios además de los saboteadores de oficio que nunca faltan y tratando de ocasionar un problema político terminan afectando a todo el pueblo venezolano, por ello es que hay que realizar una evaluación continua y ubicar a los mas aptos en cada una de las direcciones sin desechar mano de obra calificada que en determinado momento hayan estado en contra de alguna política del gobierno pero que están mas comprometidos en solventar los problemas y profundizar la revolución energética que aquellos que se rasgan las vestiduras y al escuchar el primer traqui traqui salen corriendo.

La situación en la Isla de Margarita está en mejor posición que el resto del país porque el equipo de la Seneca socialista se ha avocado a resolver los problemas a pesar de la opinión de los resentidos de oficio. En nueva Esparta no se padecen esas fallas constantes de otros estados y con solamente instalar una planta de 50 mega vatios se solventaría la situación a corto plazo, además de los múltiples proyectos que están en marcha según detalló la pasada semana uno de los gerentes de Seneca, Ángel Bermúdez.

La propuesta de la instalación de plantas en los centros comerciales y grandes negocios no la aconsejaría, salvo emergencias y cortes programados, por cuanto a nivel mundial una de las principales fuentes contaminadoras que impactan en la salud son los vehículos automotores y las plantas de generación de electricidad, por lo tanto sería peor el remedio que la enfermedad, además dichas plantas ocasionan contaminación sonora que afectaría las condiciones de trabajo del personal.

Lo ideal en este momento es que se aceleren las obras en marcha para lo cual se podría decretar la urgencia correspondiente con el fin de agilizar los trámites administrativos y ponerle ojo pelao a los distintos gerentes y supervisores, además de poner mano dura a los contratistas para que cumplan con la entrega de obras en los plazos previstos y de lo contrario ponerlos presos como hacia el finado Marcos Pérez Jiménez.


reinaldosilva119@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3642 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N Y ab = '0' /regionales/a89041.htmlCd0NV CAC = Y co = US