Instituto autónomo Hospital Universitario de Mérida

Circunstancias que en la vida se presentan me llevaron a buscar los servicios de un hospital, que a primeras luces semejaba cualquier centro hospitalario de mi Paìs. Gente entrando y saliendo de estratos sociales bajos o carentes de recursos, maletas, maletines, bolsitas con ropa; y en estas primeras impresiones me sentè a ver caras, personas y analizar un fenómeno que no había experimentado aùn a pesar de mis años. Fuì a una consulta de cardiología recomendado por un amigo que se había realizado un cateterismo en ese lugar..

No tendría nada de extraño ni el lugar ni la gente, ni cualquier otra circunstancia si no fuera por lo que en realidad quiero expresar, para conocimiento de muchas personas que pueden tomar partida en el desarrollo de nuestros centros de salud.

Impecable su estado de limpieza, el ir y venir como hormigas de cada paciente, familiar o persona que en ese lugar estaba, algo inusual en la mayoría de nuestros centros hospitalarios; La Razòn una sola LA gente que labora allì, a pesar de dificultades, de restricciones de falta de insumos y otras deficiencias propias de una Venezuela rica en dólares pero pobre en formación humana y en amor hacia su pueblo, políticos y funcionarios sin dedicación para desarrollar esa política social a favor de los mas desposeídos .que el Comandante Presidente se ha empeñado a instaurar para beneficio de su pueblo. Ya en el área de Cardiologìa, a donde me dirigía a atender un problema de salud, me encuentro con gente alegre, optimista risueña; todos con lesiones en el músculo mas valioso de nuestra vida; indagando razones encontrè, una sola respuesta Nos tratan muy bien y no pagamos nada

Es necesario que el Paìs conozca còmo trabaja esa esa unidad del Hospital universitario de Mèrida, dotado de los mejores y màs modernos equipos como otros establecimientos, pero que se distingue de los demás por la calidad humana de sus doctores hombres y mujeres jóvenes , estudiantes de cardiología la mayoría, por supuesto guiados por Mèdicos como el Dr Inglesis, el Dr Carrasco, el Dr tulio Nuñez y otros médicos de post grado, como Marìa Eugenia, Mariaelena, Gabriela, y otros tantos que son como padres de todos esos pacientes que venidos al centro de todos los rincones del Paìs encuentran màs que medicina Amor y atención de gente que ama a su gente y le atiende con entrega. Comentario que hago de manera personal porque fui atendido como un rey en la mejor clínica privada con este concepto nuevo de la medicina para el pueblo y por médicos humanos solidarios incansables y dedicados a querer al paciente y no atender a un paciente para las estadísticas..-

Es necesario crear muchos centros iguales en todo el País y dotarlos de los equipos màs modernos y preparar màs médicos especialistas para seguir salvando vidas que allì se salvan todos los días. Una Unidad de cardiologìa capaz de responder a la segunda causa de muerte, para cada ciudad importante del País guiada por esos médicos que terminan sus post grados en cardiología en el Hospital Universitario de Mèrida. Hay que ayudar a mantener y darle suministros, materiales, recursos instalaciones para que siga su labor para el bien de nuestro pueblo.

Sr Presidente, sè que hay egoísmo que impide que esta política se incremente en el Paìs, investigue indague y ayude por favor a este centro para que siga ayudando a su pueblo que solo en ud, espera por su liberación. Yo como usuario agradecido del hospital y sus médicos y medicas, revolucionario, venezolano y luchador de este proceso se lo pido de corazón.- .

NO SE DEBE SER DÉBIL SI SE QUIERE SER LIBRE.


tierraprom@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3466 veces.



Antonio Daza D


Visite el perfil de Antonio Daza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Daza

Antonio Daza

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /regionales/a81249.htmlCd0NV CAC = Y co = US