Margarita es roja rojita

Aparentemente, en las altas esferas del partido recién creado por el presidente Chávez, expertos politólogos y pronosticadores se han dedicado a pintar un panorama pesimista respecto al resultado de las próximas elecciones regionales el 23 de noviembre.

Si bien es lógico y natural que no se produzca una marejada roja similar a la ocurrida en los anteriores comicios, tampoco es previsible que el mapa venezolano quede teñido de azul o de cualquier otro color que enarbolen los enemigos de la revolución bolivariana.

En las cuentas que se mencionan a nivel nacional suele incluirse al estado Nueva Esparta entre las regiones donde, por imperio de algún maleficio, ganará la oposición. Ello implicaría la reelección de Morel Rodríguez Ávila, quien desde la partidocracia lusinchista entra y sale de la residencia de gobierno como si fuera un invasor recurrente.

Con todo respeto me permito señalarle al general Müller Rojas que en Margarita los partidarios de Chávez somos mayoría y que la única causa que le permitiría al conchupante actual quedarse con el coroto sería la imposición a dedo, o poco menos, de un candidato que no provenga de las bases del Psuv insular.

Por desgracia de esa cuerda tenemos un rollo, incluyendo personajes que no vale la pena recordar. De hecho, la supervivencia de Morel Rodríguez se debe, en buena medida, a la falta de guáramo para enjuiciarlo por innumerables tropelías que tiene en su saldo, incluyendo la cometida hace poco, que consistió en arrasar a la brava una veintena de árboles en la Plaza Bolívar de Los Robles.

Lo que ocurre es que tal vez por ser Nueva Esparta el estado más pequeño y uno de los menos habitados, además de flotar en el mar Caribe separado de tierra firme, difícilmente se le toma en cuenta a la hora de calcular el rendimiento de los recursos electorales.

Por otra parte, el homólogo de Manuel Rosales en la isla se ha esmerado en no meterse a filósofo y hasta se las ingenia para que muchos funcionarios nacionales lo vean con buenos ojos, como si fuera una especie de cáncer benigno.

Si nos dejan elegir un candidato endógeno y desde la base, Margarita lucirá roja rojita, como en sus mejores tiempos.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2387 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor