Puente para Margarita

La hermosa perla del Caribe, las islas más grandes de la nación, el estado de Nueva Esparta, se encuentra al pie de la letra aislada del resto de la república, no difiere a ninguna de las otras  retiradas islas caribeñas.  La inmensa mayoría del pueblo venezolano, no tendrían derechos o podrían obtener la libertad de tránsito hacia y desde el estado NE, al resto del país. No todos podrían costear mínimo 200$ solo en pasaje aéreo de ida y vuelta oh viceversa, tristemente  una pequeña y exclusiva parte del pueblo podría desembolsar lo, cohibiendo a la mayoría de soberano a disfrutar de sus hermosas playas, divinas empanadas y privilegiadas infraestructuras hotelera. Mientras los isleños tendrían que hacer sortilegio para salir a la capital por cualquier motivo, más aun, tener el mismo derecho que cualquier otro ciudadano al acceso de todo el territorio nacional.  

Los antiguos, oxidados y atestados de remiendos y parches en los dos redivivos tubos que suministran agua al estado, colapsan constantemente y en la espera de perderlas por completa. Cada familia insular obtiene un solo día al mes, de servicio de aguas servidas, siempre y cuando corren con suerte. Igualmente le sucede a los añejados, comidos y debilitados cables submarinos que suministra electricidad, fallan perenemente. Un contenedor desde China hasta el puerto de la Guiara, ilógicamente e incomprensible es más económico que costear un contenedor de la Guaira hasta el puerto de Guamache, isla de Margarita, solo cruzando el costosísimo charco que divide el estado del resto de la nación. Los costosos pasajes de los ferry para las gandolas, triplica los costos de las verduras legumbres y frutas a los isleños, habría que estar dispuesto a pagar 9.65 $ por un kilo de aguacate. 

El estado Nueva Esparta, compuesto por las bellas islas de Margarita, Coche y Cubagua, se encuentra  abandonados, pareciera que nadie le interesa el bienestar y derechos de los insulanos. Divididas por una docena de municipios con largas y ricas quebradas, que fácilmente pudiesen ser utilizadas, escogiendo la más apropiada cañada de la municipalidad, ampliarla hasta formar grandes lagunas artificiales, con los centenas de millones de litros recaudada por las lluvias y no desembocar devuelta al mar, de allí suministrar al tanque matriz en la parte más alta del municipio, y distribuirla por gravedad el necesario servicio constante de  agua. 24/7 a sus habitantes. 

El puente que conectaría  las islas de Margarita y Coche con tierra firme, no es un lujo, o gastos turísticos, sino es un derecho constitucional, para todos los venezolanos y en especial a los insulares.  Cualquier venezolano tiene las retribuciones de recorrer todos los estados, en carros, buses, motos, bicicletas e inclusive a pie, es un derecho de y para todos y no solo los pudientes. Un puente aliviaría todas las perspectivas y expansión, en lo económico, turístico y unificación al territorio nacional. 

En el nuevo puente, Si Dios Quiere, podrían pasar todas las tuberías de agua, gas, combustible, electricidad y otros, los alimentos costarían mucho menos y ampliaría el poder de adquisición por los bajos costos de transporte. Pocos perderían, pero indudablemente todos se beneficiarían, en la unión siempre está la fuerza. 

Algunos dirían que los malhechores vendrían a la isla por montón, pero cuando quieren transportarse existen muchas otras villas que le serían más fáciles que pasar las alcabalas en ambos lados del puente. 

El viaducto es necesario y perentorio para la seguridad, estabilidad, felicidad y en especial la libertad de todos los venezolanos, en especial al aislado y abandonado estado Nueva Esparta. Señor Presidente Nicolás Maduro, el puente es ineludible para el crecimiento de todos,  sueño del mártir (cáncer inducido) Hugo Chávez y es un derecho constitucional y sobre todo humano. 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1160 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor