Café larense y mercadeo internacional

El estado Lara ha sido una región de una significativa importancia en lo que respecta a la producción agrícola y en concreto en el rubro del café, no en vano se disputa el primer puesto como productor de café en Venezuela.

No se comprende cómo no se han estudiado las bondades (de variedades, de piso altitudinal, de suelos, de microclimas, de procesos, etc) de la región larense.

Recientemente se ha hecho noticia rutinaria la exportación de café verde que desde Lara se realiza para los mercados internacionales bajo la coordinación o respaldo de la empresa regional pública EMCOEX, perteneciente a la Gobernacion de Lara.

La región larense posee una tradición cafetera que data desde los años 1840, al menos así lo indican los documentos de compra y venta de haciendas de café en la jurisdicción de El Tocuyo, según los archivos que reposan en los Registros Civiles respectivos.

Desde principios del siglo pasado agentes alemanes representados por la poderosa Casa Blohm eran los encargados de recibir el café de los municipios José Trinidad Moran (Tocuyo), Andres Eloy Blanco (Sanare), Joaquin Crespo (Duaca) y Juan Guillermo Iribarren (Duaca y Buena Vista), entre otros.

La calidad cafetera larense estaba garantizada por una variedad casi extinta que aún se conoce como café criollo que reúne las mayores cualidades organolepticas percibibles en la taza al momento de su valoración o juzgamiento, pero existen, ademas, otros materiales vegetales.

Hasta hace veinticinco años las exportaciones de café desde Lara hacia mercados europeos y americanos fue una constante desde PACCA Sanare, ACOMISA, PACCA Guarico, COPALAR y otras, pero con un denominador común caracterizado por ser exclusivas de café verde o café sin procesar o sin incorporar valor agregado.

Una de las premisas del desarrollo, o del crecimiento de un sector y de la sostenibilidad es, precisamente, la transformación o incorporación de valor agregado para aumentar los ingresos y la constante re inversión de los recursos.

Ello debe hacerse con el café larense.

En los últimos años ésto ha sido comprendido por una parte de los países cafetaleros de América Latina; así por ejemplo, Colombia tiene su sello distintivo en su sello "Café de Colombia" y su marca en "Café Juan Valdez", incluso Panamá siendo un país de menor tamaño ya posee una marca País.

Lara puede y debe tener su "marca región" distintiva.

La visión política actual no es la misma de hace quince años, se considera que hoy en día existe una mayor apertura de trabajo compartido entre la empresa privada y el sector público nacional que desea aportar y contribuir hacia la construcción de un modelo económico mixto distinto al modelo único del rentista petróleo.

La Nación lo exige.

Creo que están dadas las oportunidades para que los empresarios larenses del café que poseen sus industrias en territorio portugueseño puedan hacer su contribución hacia ese objetivo de construcción mixta de empresas públicas y que bajo los mecanismos de intermediación diplomática puedan abrir los mercados para el café venezolano procesado bajo la bandera de un producto regional con sello distintivo de calidad e identidad.

Los recursos económicos existen y están en las manos de los empresarios larenses.

La diplomacia del petróleo debe ser utilizada para abrir las puestas del mercado consumidor de café en los países europeos o asiáticos que requieran nuestro petróleo, favoreciendo los ingresos económicos del sub sector cafetero con dos premisas fundamentales: valor agregado y calidad distintiva.

Si no lo hace Lara, pues que lo haga Portuguesa.
Las condiciones cafeteras de nuestra región son las mismas que las nuestras.

Tiene la palabra el señor Gobernador.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 829 veces.



Freddy Colmenarez Betancourt

Caficultor desde hace 25 años / Ex Investigador para el cultivo del café en el INIA

 fantonicbc@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Colmenárez Betancourt para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: