Ramón Martínez; ¡Sucre y la paradoja política en el camino del 21N!

Lejos están los tiempos, del joven Ramón Martínez, por allá por los noventa, en las calles de Cumaná, contra adecos y copeyanos, negadores del resultado electoral, de la victoria más significativa de la llamada izquierda progresista de entonces, como resultado de la primera elección a gobernadores por votación popular.

Hoy lo recuerdo, como en la hora, en esa hora cuartorepublicana, cuando surgido de las catacumbas, allá, desde la fuente frente a la catedral de Cumaná, le dijo al pueblo cumanés que; ¡era un hombre cuadriboluo al que ni adecos ni copeyanos le robarían el triunfo electoral! Así sucedió, con Caldera en la presidencia, finalmente, a regañadientes, los perdedores debieron entregar la gobernación a su legítimo administrador:

¡El Ramón Martínez de cuatro bolas!

Desde entonces, gobernador del estado Sucre por más de catorce años, con respaldo y protección de la Revolución Bolivariana, tras su decidida toma, control y victoria de las instalaciones petroleras en Puerto La Cruz durante los aciagos 63 días del paro petrolero de 2002-2003, de nuevo el mismito Ramón Martínez cuadriboluo de memorable discurso frente a la catedral de Cumaná, ahora contra adecos, copeyanos y derivados, en defensa del Estado Nación.

Tras observar, el inicio de esta nueva y bien importante campaña electoral para el 21 de noviembre, con Ramón Martínez como candidato a la gobernación del estado Sucre por fuerzas políticas hoy de oposición al proyecto de la Venezuela Bolivariana, particularmente Voluntad Popular, lo recuerdo de aquellos tiempos, y no puedo dejar de pensar en una paradoja política ideológica:

¡Cuál Ramón estoy viendo!

(1) El cuadriboluo de los noventa y del paro petrolero, (2) el que, descontento con Chávez, decide apartarse de la Revolución Bolivariana, no sin antes advertir a la oposición de Voluntad Popular, Primero Justicia, AD, Copei…, que se dejaran de cuentos e intentos en derrocar a Chávez, y (3) un Ramón Martínez reformateado ideológicamente hacia la oposición de derecha y extrema derecha, negadora del Estado-Nación, clamante de intervención extranjera, como candidato de vanguardia de Voluntad Popular.

Lo cierto aquí es que; sea cual sea ese Ramón Martínez, que hoy nos presenta un partido opositor tan perverso como Voluntad Popular para candidato a la gobernación del estado Sucre, hay una evidente falta, muy profunda carencia de liderazgo político en el movimiento opositor al concepto, concepción y definición de la Venezuela Bolivariana, no creo que en Voluntad Popular estén viendo o siendo parte ideológica realmente comprometida con un Ramón Martínez ejerciendo la gobernación del estado Sucre desde la visión, percepción y acción política del cuadriboluo de los 90.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 930 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI