Jaime Araque y su última novela

El otrora artista de telenovelas en Radio Caracas Televisión, le ha dado por filmar su último espectáculo artístico. Para causar una presunta sensación, no la está realizando en la capital de la republica. Allí pasaría desapercibido. Ha mandado al interior del país un equipo de noveles artistas, tratando de actuar como dirigentes políticos. En dicha novela Jaime Araque sería candidato a gobernador. La cuestión es tan fantasiosa que el artista tiene casi seis meses anunciando su llegada a los sitios de filmación de la novela y nada, cada semana es una excusa nueva, su vocero tiene un libreto repetitivo enmarcado en un guión burlón y fastidioso. Jaime viene este viernes y nada que ver. La semana siguiente, la misma historia al estilo del Cuento del Gallo Pelón. Posteriormente anuncia Viene el martes, y tampoco. Cuando lleva varias semanas dice con una naturalidad increíble, sale mañana, para luego perderse sin contestar llamadas telefónicas ni mensajes. El no tan joven coordinador o jefe de campaña parece esos muñecos que regalaban en el Mac Donald, al comprar una cajita feliz para los niños. Con un discurso típico de vendedores temporales amantes de las ofertas engañosas que dan garantías por ejemplo en la venta de una planta eléctrica, y a la semana se funde. Entonces cuando buscas al vendedor, dejó el pélelo, y si llegas a volverlo a ver le echa la culpa a la compañía fabricante y tranquilamente se lava las manos. Este señor y algunos de sus compañeros, también con aire de miembros del extinto grupo musical Menudo. Iniciaron la novela con espectaculares ofrecimientos planteaban la siembra de 500 hectáreas para el cultivo de maíz, antes de las elecciones a gobernadores en distintas zonas rurales, en un supuesto acuerdo con los fabricantes de la harina. En las zonas pesqueras ofrecieron construir una planta para exportar camarones, y eso eran rumbas y rumbas con ese cuento, diciendo que estaban en campaña. Y con el mismo discurso, de pronto traeremos a Jaime para que se bañe con ustedes en esas aguas encantadoras. Hasta autógrafos les pedían las muchachas. Nada de eso se hizo. Pasaron las semanas mas meses y Jaime Araque, ni siquiera había salido de Guayaquil, donde vivió por 15 años, y si viajaba era a Miami por compromisos profesionales. Al grupo de actores ante la presión de los habitantes por el incumplimiento de las obras, además de la ausencia del candidato a gobernador. Comenzaron a llamarlos mentirosos, especialmente al vocero principal, bueno los pobladores para que no se molestara le decían el maula de Jaime Araque, respondiéndole que sino sabia el significado lo buscara en el diccionario. El vocero cambio estrategia para conquistar seguidores, conseguía quien les prestara una casa para montar el comando en las poblaciones y de primeras ofrecía dos tobos de pintura, aparte se dedicó a buscar cualquier barrio con botes de agua blanca, para ofrecer regalarles una tubería con intención de resolver el problema con la participación de la comunidad. Hermanos, ni tubos ni pinturas, otra oferta engañosa, ante el reclamo de los afectados manifestaba que no era mentiroso, él simplemente pedía autorización a Jaime, al ser aprobado el ofrecimiento él lo comunicaba. Sembrando la falsa ilusión que al instalarse el candidato en la zona cumplirían su palabra. El vocero, supuesto representante de Jaime Araque, es muy habilidoso al hablar, con la facultad de hacerse el ofendido, diciendo que no tiene nada que ver, fue Jaime el que ofreció, y repite que pronto llegara para cumplir con todos. Algunas de los contactados por este grupito, están llegando a pensar que la misma candidatura es una ilusión de este vocero, porque nadie ha visto a Jaime, ni ha hablado con él, es un fantasma, cuya única aparición fue en un programa radial en donde la moderadora en entrevista telefónica casi no lo deja hablar. Con ese olfato periodístico, le dijo mira mijo, tu lo único que quieres es promoción gratuita, no eres de este estado, olvídate que por ser cara bonita todo el mundo va a salir a votar por ti sin importarle tus defectos y tú pasado. A todas estas el representante sigue con su estrategia, llamando ahora a dirigentes gremiales de parte de Jaime Araque, para hacerle ofrecimientos gigantescos, afortunadamente con las redes muchos los conocen, saben que ofrece para comprometer, no cumple y después se pierde. Está a punto de ganarse una acusación por presunta estafa. Bueno la novela sigue, queda el misterio de cuando llegara el candidato, como para que la teleaudiencia siga pegada a los siguientes capítulos. Solo tienen un pequeñito problema, el nombre, no saben si colocarle El fantasma o La oferta engañosa. De momento sus asesores ecuatorianos están haciendo encuestas para resolver ese dilema.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 332 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter