Una barricada ética: ¡La renuncia del gobernador de Sucre como salida diferente a la amenaza..!

Ante la violencia del gobernador del Estado Sucre Edwin Rojas [1]: "¡Voy a pasarle por encima a ustedes, y a todo el mundo, si no se someten a mis designios...!". [2].

CONSIDERACIÓN PREVIA

Escribí el artículo anterior, titulado: "Es un gobernador prepotente y de mirada corta", https://www.aporrea.org/regionales/a303059.html [3], que en lo esencial es así, porque en los últimos días han sucedido cosas importantes. Hechos que introducen variantes suficientemente grandes como para justificar el replanteo de temas tácticos, que exigen más afinamiento dentro del nuevo marco creado por tales circunstancias.

Sin duda, lo más importante ha sido la ofensiva violenta y sus efectos, la amenaza represiva, como hecho público, notorio y comunicacional, ya bien visible, por cierto. Pareciera prioritario realizar un balance, necesariamente sintético sobre el ultimátum realizado por el gobernador del Estado Sucre a la Asociación de Cañicultores de Cumanacoa, Municipio Montes, Estado Sucre, principal objetivo de la misma.

Esquemáticamente, en un análisis político convencional, uno estaría tentado a señalar que, ese vandalismo que desató el propio gobernador contra una humilde directiva de campesinos productores, inédito en las luchas políticas, es el inicio de un análisis preliminar que se puede expresar así:

  • El foquismo extremista, sólo factible de ser ejercido por un gobernador radicalizado, desespero de precipitar una solución final, lo presentó en una secuencia sin control, un discurso amenazante.

  • La violencia [4], acompañado de tanto horror, como recurso totalmente anarquizado de un gobernador contra ciudadanos imposibilitados de escapar de esa locura, frustración, vandalismo demencial y odio, que lo hace responsable del hampa politica de la ultra derecha madurista.

  • La manipulación de los hechos, que ha convertido a la honorable Asociación de Cañicultores de Cumanacoa en presuntos focos de agitadores, produciendo con ello, tanto horror, que harán inútiles las explicaciones ulteriores y la posibilidad de reivindicación alguna.

AGRESIVIDAD, VIOLENCIA O/Y CONFLICTO

No soy nuevo en la politica, ni soy un ingenuo al creer que los ciudadanos han aprendido lo suficiente de ella como para evitarnos la necesidad de producir golpes efectistas –intermediaciones sobre la realidad, las llaman-, que con la excusa de desmontar la estrategia del enemigo, justifica cuanta locura se les ocurra al connotado gobernador del Estado Sucre sobre esa amenaza vandálica que desató:

"¡Voy a pasarle por encima a ustedes, y a todo el mundo, si no se someten a mis designios...!".

Frente a esta engañosa e insana manera de hacer politica, pregunto:

¿No es más inteligente, y más honesto de nuestra parte, decir que el gobernador se encargó de demostrar la realidad de su capacidad gerencial frente a la gobernación del Estado Sucre?

La duda frente a esta interrogante nos mete de lleno en la agresividad, violencia o/y conflicto, pues, a partir de allí, solo existirá lo que cada uno suponga y eso si es inaceptable en las relaciones de una sociedad democrática, cosa por lo cual los violentos han sido derrotados ya varias veces.

Para enfrentar tan peligrosa tendencia y seguros del respaldo popular, lo que hay que decir, en conocimiento de la esquizofrenia del gobernador, y sin creer ciegamente en sus valores, ni en sus miserias de la politica, ni en su mezquindad de intereses grupales o partidistas, hay posibilidad de que esa barricada ética modifique la realidad.

ACOTACIONES NECESARIAS

Y, aquí, es bueno comenzar con esa barricada ética, que no está llamando a la guerra, sino a la justificada solicitud de la inmediata renuncia del gobernador del Estado Sucre, como salida diferente a la guerra, que él sabe inobjetable.

Por lo que, me hago la siguiente pregunta:

¿Por qué va a ser diferente esta solicitud de renuncia como salida a la amenaza?

Es bueno concluir con tal violencia, con esa amenaza vandálica que desató el propio gobernador, su comprobación histórica será una buena enseñanza para todos nosotros. Además, sería una barricada ética contra la doble moral de un gobernador que siente vergüenza y desprecio por nuestros trabajadores del campo.

También, me pregunto:

¿De cuál ética y justicia social presume el gobernador?

La sola pretensión de igualar los dos conceptos, evidencian –para el que se esfuerce en ver en el interior de los globos-, la existencia de un gobernador de estado que asumió, después de la estrepitosa caída del Socialismo del siglo XXI, que globalización suena mejor que totalitarismo para explicar la intención de que todos estemos "on line", así sea bajo la fuerza de la violencia.

POSDATA

Este artículo no pretende ser un documento donde se fija posición sobre el tema de la renuncia como salida a la amenaza del gobernador del Estado Sucre, por lo tanto, los lectores le podrá dar el uso que quieran.

REFERENCIAS

[1] Edwin Rojas, es el actual jefe del ejecutivo estadal del Estado Sucre electo para el período 2017-2021. Hoy, después de cumplir su periodo aspira la reelección con el apoyo del partido madurista PSUV.

[2] Aporrea-Redes sociales | Lunes, 24/05/2021 02:59 PM |. Campesinos productores trancan la carretera Cumanacoa por falta de pago de la Zafra de Caña 2021, https://www.aporrea.org/trabajadores/n365062.html.

[3] Servando Marín Lista | Miércoles, 02/06/2021 08:32 AM |. Un gobernador prepotente y de mirada corta. https://www.aporrea.org/regionales/a303059.html.

[4] Keltner y col. (2006); Carrasco y González (2006); Keltner y Haidt (2001). La violencia como un problema de supervivencia física, tendría en el sistema funcional la "lucha / huida", como emoción "miedo / rabia", y su función específica la evitación de la amenaza (miedo), y la eliminación de la amenaza (rabia). Los problemas de la vida en grupo (organización), tendría en el sistema funcional "dominación / sumisión", como emoción la vergüenza, desprecio, admiración, orgullo y asco moral, y su función específica seria pacificar a un probable agresor y/o mostrar bajo estatus (vergüenza), reducir el estatus inmerecido de otro (desprecio), dar estatus a una entidad más grande que el yo (admiración), mostrar alto estatus (orgullo), evitar a los miembros del grupo que violan los valores socioculturales (asco moral).

¡Que se abran cien flores y florezcan cien escuelas de pensamiento¡



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1965 veces.



Servando Marín Lista

Arquitecto- Es autor del libro "Desde la Comunidad": la arquitectura de multitudes (junio, 2010) dirigido a la formulación de propuestas de planificación del desarrollo estratégico para captar el objetivo esencial y específico de clarificar el compromiso y la responsabilidad de la explosión del Poder Popular con la problemática total de la ciudad, mediante todas las escalas de sus propias acciones para marchar rumbo al nuevo sistema de Ciudades Comunales, los Distritos Motores de Desarrollo y los Territorios Federales. Y autor, también, del libro "La Ciudad Comunal, la lucha de clases por el espacio" (nov, 2013) donde plantea una interpretación de los fenómenos urbanos, que constituye una herramienta sobre lo que ?desde afuera? de la estructura urbana, el poder económico y el poder político, conforman la lucha de clases por el espacio y avanza en el señalamiento de la necesaria ruptura con los valores, instituciones, relaciones de poder y las raíces más profundas de la sociedad capitalista.

 tetralectica77@gmail.com      @chevan2

Visite el perfil de Servando Marín Lista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: