Margarita Pio Tequiche, la esguañangaron

"No me vengas a decjr
Que tiendas con nombre chic
Son el progreso de un pueblo
Duti free shop, te-free tax shop"
Alí Primera
 

Me vine a Margarita a pasar días. Estoy interesado en asociarme con el tacariguero y conuquero Juancho Marcano para producir ají y tomate margariteño. Me traje 80 kilos de queso y lo vendí en apenas medio día a 35 mil bolos el kilo y voló.

Después de vender el queso en la vía de Pampatar, decidí irme a la avenida 4 de mayo de Porlanar. Hasta no hace mucho, la 4 de mayo era el corazón del "progreso" en Margarita. Trapos y toda clase de mercancías se lucían en vistosas tiendas con nombre chic. Era casi imposible lograr un lugar para estacionar el carro y el gentío, eran como ríos desbocados que se cruzaban.

Hoy la 4 de mayo y la avenida Santiago Marño, que fue también una avenida repleta de tiendas y de "progreso", se ven como Ortiz. Edificios muertos porque el paludismo, propio de este "progreso" acabó con el desarrollo que artificialmente garantizaba la renta petrolera. Comprar con dólares baratos y vender, era el norte de este proyecto "turístico", que el poética Alí dibujo muy bien en su canción Pio TEQUICHE. Ya la canción de Alí tiene más de 30 años.

Se desmoronó esa ilusión y nos dejó un pueblo totalmente contaminado. La belleza humana de pueblo de Margarita se resintió y está enferma. La belleza natural está en algunos sitios muy mal herida, porque la esencia de ese "progreso" fue atender con grandes hoteles el ruido de ese "desarrollo". El crepúsculo de Juan Griego luce deshumanizado.

No creo que en Margarita haya una fábrica para producir conservas de pescado u otros tipos de alimentos, que tengan como base al pescado. Siendo una tierra con un potencial pesquero, no creo que en Margarita exista una pequeña fábrica para freír sardinas. En la 4 de mayo y la avenida Santiago Mariño se desplegó el "progreso" y hoy en esas avenidas, símbolos de ese desarrollo, hay vistosos centros comerciales muertos. El dólar barato se le extravío a Margarita y el "turismo" que nos prometió la salvación está en estado de coma.

Al llanto de Pedro González que Alí plasmó en su canción, se le une el llanto de Porlamar y Juan Griego. A estos llantos, se le junta el lloriqueo del Aeropuerto El Yaque. El incesante crujir de las llantas de los aviones ya no es muy frecuente. Margarita, dejó de ser una tienda barata y nos dejó la basura con dramáticas consecuencias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1086 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a284096.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO