Herminia García Ron, el hábil -y clarito- invidente y el mercado municipal

Herminia, usted no puede estar pensando ser una copia un poquito menos borrosa que Maglio Ordoñez o Stalin Fuentes. Stalin apuntaba como un prospecto político cuando asomó como candidato a la alcaldía y por ahí anda gastando el tiempo haciendo alguna vainita burocrática. Maglio estuvo resuelto con sus negocios y creo más bien, que la alcaldía del municipio Sotillo le resultó ser una ladilla insoportable, como supongo son todas las ladillas.

Frente al barranco de Stalin, el PSUV buscó un persona alejada de la política que aprendió a dar jonrones y una alcaldía es un equipo por supuesto, pero Maglio no fue Manager. Vea que Maglio, según me cuentan, es dueño o medio dueño de los Caribes y es pelotero pero no es manager de los Caribes. Él sabes, que para unas cosas no sirve, pero entiende de algunos negocios según supongo. El PSUV pensó en ganar votos con Maglio y no perder la alcaldía, pero no pensó en la gente y mire los resultados de las gestiones en la Alcaldía, que supongo a estas alturas, usted debe saber, que el desorden es lo más visible para mostrar al público.

¡El Mercado y su protección social! Ni mercado ni protección. Un centro de venta donde no venden, hurtan.

Usted emprendió o acompaño recientemente un operativo en el mercado municipal. Por los resultados que se ven, el problema fue realizar un operativo. Nada más que un operativo. Hoy, a más de un mes de ese operativo y después de haber visitado el Mercado Municipal de Puerto La Cruz en más de tres oportunidades en fechas distintas; el mercado de Puerto la Cruz, es exactamente el mismo mercado al que fui antes del operativo. El único "cambio", medianamente visible es la calle que está justo frente a la alcaldía, que antes era uno de los tantos anexos que tiene este mercado, pero que unos días estuvo limpio de buhoneros y ya hoy, comienzan a verse nuevamente en esa calle con su cara de pendejos bien administrada.

El primer día que fui, pude haber comprado pacas de harina de maíz, arroz, espaguetis, salsa, mantequilla y vitoallas casi que regaladas con dinero en efectivo. Casi regalada, porque los que me ofrecían las mercancías o productos me daban opciones y entre el efectivo y el pago por punto, la diferencia era (y es) considerable. En el mercado continúan hurtando a los consumidores o compradores que acuden a estas instalaciones. Ahí continúan (¿y continuaran?) jugando a como le dé la gana con el bolívar soberano. El bolívar tiene dos valores. La harina de maíz que no aparece en los abastos y supermercados está ahí encaletadas en las noches y en el día se vende a plena luz. La policía municipal y estadal con la guardia, dedicados darle seguridad a los bachaqueros. O sea, cuidando su ganado.

El problema según creo, no es un censo, que fue lo que más o menos se hizo. Un censo siempre es muy. Conviene, que a estas alturas, ya con esta guerra del mercado municipal prácticamente ganada por los otros, se pregunte y se responda: ¿Para qué se intervino el Mercado Municipal? ¿Se intervino de verdad? ¿Cuál fue el propósito de esa intervención? ¿Los resultados que surgiendo de esta "intervención" se corresponden con el propósito u objetivo de la intervención?

Ir al mercado municipal (y me disculpa) es como ir a la alcaldía. Es casi el mismo desorden y el mismo despropósito. ¿Usted se imagina, sólo imagínese, el movimiento comercial y en bolívares que hay diariamente en ese mercado? Si yo decidiera gastarme un día en ese mercado 400 millones de bolívares me lo gastaría facilito y una hora y salgo sin una facturita. ¡Ni una! Si pago con punto ni el papelito que genera el punto.

¿Cómo así? ¿Cómo que en un local de la alcaldía o propiedad del municipio en proceso de compra venta no hay una facturita al comprador? ¿Para qué mantiene la alcaldía un local así, si igualmente hurtan libremente a los consumidores y la alcaldía por el uso de estas instalaciones no recibe ningún ingreso y gasta más bien? Si la idea es que hurten a los compradores, bueno que cada uno de los vendedores del mercado haga su negocio fuera, pague sus impuestos, pague alquiler y servicios.

Tengo el palpito amiga Herminia, que el mercado municipal ya es lo que siempre ha sido. Nada nuevo y lo es, por los compradores y por lo vendedores. Los vendedores –estafadores- necesitan unos compradores así. También necesitan y le sirve de mucho una alcaldía así, que piensa que este es un problema de operativo, mientras que el famoso –y hábil- invidente, que anda con su prole de estafadores, sabe que es la perseverancia. Este señor invidente, lo conocí en 1989 con mañas y hoy, tiene un PhD en mañas y perseverancia y le ha volteado su operativo, que fue en lo que quedó –por ahora- la intervención.

Usted –y disculpe-, es una niña políticamente hablando. Ni se asome al barranco de Stalin y ni asuma, la indiferencia de ese buen pelotero que fue Maglio Ordoñez, pero con una pésima gestión municipal.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 454 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Dominguez

Claudio Dominguez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a267713.htmlCd0NV CAC = Y co = US